21.5 C
Xalapa

Denuncian bar clandestino atrás de palacio de justicia

-

POR ROSA VÁZQUEZ

 

Vecinos de la colonia Juan de la Luz Enríquez denunciaron que en la calle Norte se encuentra un bar «improvisado» que vende bebidas alcohólicas de forma clandestina, provocando que muchas personas se embriaguen en los quicios de la puerta de toda la calle.

Juan Francisco Mendizabal lamentó que la calle que está atrás del palacio de justicia del estado, se ha convertido en un bar gigante y baño público para las personas que van a comprar.

Narró que cada tarde llega una camioneta que baja hacia la vivienda muchos garrafones de aguardiente, que venden a muy bajo costo y que por ello provoca un exceso en el consumo, especialmente de hombres.

“Ellos tienen una venta de alcohol por copeo, los señores se emborrachan, aquí enfrente hacen sus necesidades, tenemos que hablarle a la policía cada ratito. Yo fui a denunciar y como represalia me rayonearon la casa».

Por su parte, Isabel Chimal, otra de las vecinas afectadas, acusó que llamar a la policía para que retire a los hombres alcoholizados ya no da resultados para frenar el problema, por lo que están optando por recabar firmas y solicitar de manera formal la clausura del lugar.

“Los borrachitos o señores alcoholizados se quedan tirados en la calle, se vomitan, a mi me tocó que se vinieran a vomitar en mi puerta y uno tiene que lavar”. El lugar señalado por los vecinos está sólo a unos metros de una escuela primaria.

En ese sentido, criticó que el lugar esté dando un mal aspecto a la ciudad pero que además niños y niñas a veces tengan que toparse con la desagradable imagen de personas orinando, tiradas o semi desnudas.

“Los ve uno ahí haciendo sus necesidades, sea la hora que sea, dicen palabras no apropiadas y tiene uno que estás viendo cosas, que no le espantan a una, pero es incómodo”.

El lugar además muestra una fachada sucia y descuidada, llena de basura y rejas con restos de verduras. Y aunque ya se han presentado quejas en la jurisdicción sanitaria, el vecino de apellido Mendizabal acusó que el ayuntamiento no hace nada porque los propietarios son amigos del actual director de comercio.

“Yo lo tengo denunciado contra la fiscalía especializada de funcionarios públicos al subdirector de comercio, hace unos años se le encargo a ese señor Alberto Romero Gutiérrez y los protege porque son amigos”.