xalapa
18
Search
Miércoles, 24 de Abril de 2019
  • :
  • :

Desaparece conductora de UBER en región de Xalapa

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Su madre, de 73 años, llora por la incertidumbre, porque no sabe nada de su hija, no sabe si está bien o si algo malo le sucedió.

La hija de Margarita Valladares Román salió del Estado de México con destino a Veracruz para vacacionar; sin embargo, en el tramo de Xalapa a Cardel, después de hacer parada en un retén de policía, ya no se supo de ella.

Se trata de Geraldine Ramírez Valladares, de 31 años, quien viajaba con su novio José Luis Álvarez, en un vehículo Jetta, color rojo, modelo 2015, con placas de circulación NCF-2480 del Estado de México.

La joven conducía un vehículo de la empresa UBER, para ganarse la vida. Frecuentaba vacacionar en otros estados de la República Mexicana.

Su madre viajó a la capital del estado para interponer una denuncia por desaparición, toda vez que desde el pasado 12 de noviembre no sabe nada de Geraldine.

“Me habló como a las ocho y media de la mañana y me dice: mamita, llegué a Cardel, estoy en Cardel”.

La señora de 73 años llora por la incertidumbre, porque no sabe nada de su hija, no sabe si está bien o si le sucedió algo malo.

Ambas son originarias del municipio de Tecámac, Estado de México, una ciudad prehispánica fundada por los mexicas en el año 1202.

Doña Margarita, con lágrimas en el rostro, mostró la ficha de desaparición, con folio ODI/ECA/A/543/2018, a integrantes de colectivos de búsqueda que protestaban afuera de la FGE.

El documento muestra que Geraldine desapareció en la colonia Los Héroes de Tecámac, municipio de Tecámac; sin embargo, la señora asegura que perdió el rastro de su hija en los alrededores de Xalapa.

“Ella trabaja en el UBER, es taxista y diario agarraba el carro y se iba a trabajar y llegaba noche a descansar. Pero ese día me dijo que iba a descansar el domingo 11 de noviembre y dijo que vendría a Veracruz por unos días y el lunes 12 me dijo que había un retén en Xalapa”, relata la madre afligida.

El día que Geraldine partió de casa en Tecámac vestía zapato de charol color salmón, pantalón de mezclilla azul y blusa rosada.

Ella mide un metro con 65 centímetros, tiene complexión delgada, cabello castaño oscuro, pecas en el pómulo y un lunar en la mejilla derecha.

Su viaje al puerto jarocho resultó ser el camino a su desaparición.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *