xalapa
18
Search
Viernes, 21 de Febrero de 2020
  • :
  • :

Desaparecen voceadores de periódicos en Xalapa

EAB9ACC1-7354-4E07-A993-CD64E5A538FEEn 2019, cerró el último puesto de revistas que existía en el parque Benito Juárez.

Mónica Adriana Landa Galicia, siempre guapa, muy arreglada y maquillada, llama la atención de transeúntes y conductores que pasan a un lado de su pequeño negocio de periódicos y revistas.
La señora, de 38 años, tiene dos hijas, a quienes ha logrado mantener como vocera en la capital del estado.
Su puesto se encuentra sobre la calle Gutiérrez Zamora, casi esquina con Primo Verdad, en el centro de la ciudad, desde hace 14 años.
Mucha gente la conoce. En menos de diez minutos, cinco o seis personas pasaron lanzándole un saludo, incluso, algunas se detuvieron para saludarla de beso.
Su perfume puede olerse a metros de distancia. Su peinado es casi perfecto, a pesar del viento que ondea las páginas de los ejemplares de periódicos.
La mujer, educada y de buenos modales, sonríe a sus clientes en cada compra.
Siempre luce presentable para que su oficio no sea demeritado.
“Yo siempre he dicho que no es demeritorio mi trabajo, siempre lo puedes hacer de la mejor manera, la actitud es la que cuenta”.
Su madre le inculcó que una prenda remendada, pero limpia, hace la diferencia.
“No soy de la idea de que porque vendes periódico tienes que estar sucio. Hay mucha gente que me pregunta (¿por qué estoy tan arreglada?), pero más que otra cosa es porque me siento bien”, comenta.

POCAS GANANCIAS

Landa Galicia cree que su oficio está “a un suspiro de desaparecer”.
Sus ventas han caído de manera significativa, pues si antes le compraban 30 ejemplares en un día, sus clientes ahora solo se llevan diez.
“Nos estamos quedando sin trabajo, tanto ustedes como periodistas, nosotros como vendedores de, pero sí cada vez desaparecen mas periódicos”.
Muchos de sus clientes acostumbran leer el periódico impreso y se rehúsan a hacerlo en una versión digital.
Sin embargo, las empresas periodísticas continúan desapareciendo.
Recientemente, cerró el periódico AZ, un medio de comunicación que operó durante decenas de años.
“Han cerrado muchos, el grillo jarocho, los semanales, Marcha, Crónica de Xalapa, Oye Veracruz”.
A su juicio, solo quedan en operación siete periódicos locales.
Sin embargo, las empresas distribuyen sólo uno, dos o tres ejemplares en cada puesto de revistas.
“De Imagen me tren dos ejemplares, del Dictamen me llega uno, entonces con eso tenemos que subsistir”.

BAJAN TIRAJE

Mónica recuerda que los dueños de los periódicos han emprendido estrategias, ante la baja de ventas de sus ejemplares.
El Diario de Xalapa y La Jornada Veracruz son los más vendidos.
Sin embargo, en un día suelen venderse solo 15 periódicos.
La vocera ha tenido que devolver hasta diez ejemplares porque no se vendieron.
“Afortunadamente ya hay devoluciones, antes nos quedábamos con todo eso, no vendías y era tu pérdida, venías a trabajar casi para ellos”.
La Revista Proceso también era una de las más vendidas, sobre todo durante los domingos.
“Dejó de venderse porque ya está su versión digital, porque te suscribes y por una mínima cantidad, ya te está llegando la noticia diaria”.
Anteriormente, se distribuían 50 ejemplares de Proceso en el puesto de Mónica. Incluso, se vendían todas y se pedían más.
“Ahorita vendemos diez, vendemos 15, date cuenta del porcentaje tan amplío de las revistas que se quedan”.

TVNOTAS, LA REINA DE LOS CHISMES

Mónica Adriana externa su preocupación ante el desplazamiento de las revistas y periódicos por el internet.
Considera que TVNotas es la “reina” de las revistas de chismes; sin embargo, en la actualidad, ni dicha revista se vende.
“Han sido muy dramáticas las estadísticas en cuanto a ventas, no había martes en que no llegaba la gente por su revista de chismes. Ahora la gente ya no tiene esa prioridad”.
Cada ejemplar cuesta 35 pesos, lo que resulta muy elevado para sus lectores.
“La gente dice o como o completo para mi comida o compro el chisme, solamente cuando es día de quincena la gente compra”.
Lo que ha salvado al negocio de Landa Galicia ha sido la venta de colecciones, como de vehículos, motocicletas, relojes, libros y otras.
No obstante, las más económicas, llegan a costar más de 200 pesos y, las más caras, están por arriba de los 350 pesos.
“Es lo que nos está dejando un poquito más de ganancia”, afirma.

CIERRAN PUESTOS DE PERIÓDICOS

En 2019, cerró el último puesto de revistas que existía en el parque Benito Juárez de Xalapa.
Dicho espacio sería utilizado para la apertura de una caseta de dulces y comida chatarra.
Hace varios años, sobre la acera más cercana a la calle Juan de la Luz Enríquez había un quiosco de periódicos y revistas, y al menos dos o tres negocios del mismo giro.
Araceli, quien omitió su nombre completo y estaba a cargo de uno de dichos puestos, cuenta que la gente prefería leer noticias en internet que en periódicos impresos, situación que desplomó sus ganancias económicas.
“La gente tiene las noticias en su teléfono, para qué comprar periódicos, si lo que sale en el periódico salió ayer en redes sociales”.
Su local registró una disminución en sus ventas de casi el 70 por ciento, durante los últimos dos años. Para el tercero, tuvieron que bajar sus ventanas y dedicarte a otro giro comercial.
Los comerciantes tienen que vender otros productos para subsistir, como dulces, chips y recargas de teléfonos celulares, cigarros y calcomanías.
A su juicio, el gobierno municipal no los apoyó para evitar su extinción.
“El ayuntamiento luego nos anda molestando, quiere que no exhiba los periódicos”, comenta.
A 12 meses de su declive y definitivo cierre, se surtían 25 ejemplares de periódicos estatales y nacionales. Dejaron de circular los periódicos Oye veracruz, Punto y Aparte, El Portal, Política, Marcha y Newsver.
Los precios de los impresos, que aún sobreviven, han incrementado hasta 50 por ciento, situación que dificulta su adquisición.
Algunas revistas costaban 20 pesos y ahora se venden en 50. Entre ellas, National Geographic, cuyo precio era de 30 pesos y ahora cuesta el doble.
Algunos periódicos costaban siete pesos y ahora están en diez pesos.
“La gente prefiere comprarse un taco en lugar de una revista o un periódico”, enfatiza Araceli.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *