xalapa
22
Search
Lunes, 11 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

Diario de un reportero: Claroscuros de un gobierno

LUIS_VELAZQUEZ

•Duarte, la gran piñata
•Los impolutos azules

Luis Velázquez

DOMINGO
Claroscuros de un gobierno

En ocho meses y medio, los claroscuros del gobierno azul de Veracruz son, entre otros, los siguientes:
En el último año del duartismo, la mitad de la población y la otra mitad estaba tan irritada por la corrupción política que el reclamo social número uno era, primero, la cárcel para ellos, y segundo, devolver el dinero robado.
Al momento, hay ocho duartistas presos, entre ellos, en el penal de Pacho Viejo y ahora en prisión domiciliaria, el ex gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado.
Más dos más, Carlos Aguirre Morales y Leonel Bustos, prófugos de la justicia.
Más un par de diputados federales, Alberto Silva y Tarek Abdalá, en la antesala del desafuero.
Más Karime Macías, su padre y nueve familiares más, en la mira de la Fiscalía. “Voy por ellos” dijo el góber.
Incluso, los críticos, disidentes y opositores hablan de la Fiscalía del resentimiento, el odio y la venganza.
Y más porque pareciera el único objetivo, en tanto los Solecitos y los Colectivos siguen clamando justicia por sus desaparecidos, secuestrados, asesinados y sepultados en fosas clandestinas.
Hoy, la prioridad es la procuración de justicia para las víctimas de la noche más sombría, horrorosa y fatídica de Veracruz en su historia.

LUNES
Duarte, la gran piñata

En contraparte, ninguna obra pública ha sido iniciada. Si acaso, y digamos, una que otra, pendiente desde el sexenio anterior, terminada. Caso, por ejemplo, el Túnel Sumergido de Coatzacoalcos y que, por cierto, ha sido paralizado en repetidas ocasiones, entre otros, por adeudo a los propietarios afectados en sus tierras.
Cierto, ene número de veces, el secretario de Infraestructura y Obra Pública ha anunciado un programa de obra.
Pero sólo en el papel.
Hecho reincidente: el bienio azul sigue culpando a Javier Duarte de un Veracruz paralizado debido al saqueo.
Así, el gordito preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México es una gran piñata. Sirve para lavar todas las culpas ajenas. Desde la violencia fuera de control y robos de Frutsis a los Oxxo hasta la ausencia total de infraestructura.
Nadie, sin embargo, ha reconocido que gracias al ex góber tuitero, tanto la alianza PAN y PRD entró al palacio y ganó curules en la LVIX Legislatura como MORENA, el partido de AMLO, con Cuitláhuac García de candidato a gobernador, obtuvo 820 mil sufragios.
Los únicos felices con Duarte son los moneros de la prensa escrita de la Ciudad de México que bien pudieran editar varios libros con sus caricaturas.
Claro, también el Peñismo, porque ha servido para abanderar la lucha contra la corrupción política.

MARTES
Los impolutos azules

Duarte preso, Karime Macías y su familia en la mira, ocho duartistas en Pacho Viejo, se afianza la posibilidad de que el gabinete legal y ampliado con el jefe máximo de la revolución azul al frente estén proyectando, digamos, la imagen de una honestidad “a prueba de bomba”.
Y es que si combaten con tanta ferocidad a los corruptos, sus antecesores, y la trascienden hasta el Fidelato, entonces, significa “veinte y las malas” que en el bienio azul el cien por ciento de los funcionarios son la encarnación de la integridad en el manejo del dinero público.
Y si, por ejemplo, el ex panista Alejandro Cosío Hernández se lanzó a la yugular del secretario de Salud fue… porque deseaba seguir en la lista de proveedores.
Y si aseguran que un sobrino del góber azul es concesionario ya, ya, ya de los anuncios espectaculares es por envidia.
Y si cuentan que el consorcio Chedraui es el nuevo abastecedor de la gasolina también es por insidia.
Y si los intrigantes trascienden que hay una lista de proveedores a la que el gabinete ha de reducirse son habladurías.
Y que si He Man Sergio Hernández Hernández gasta el erario en “borracheras, drogas, mujeres y orgías”, el mundo, ya se sabe, está lleno de calumnias.
El relato bíblico es lacónico y contundente:
Sólo “quien está libre de pecado… puede lanzar la primera piedra”.
Lo dijo, claro, Jesús. Pero lo ha repetido Enrique Peña Nieto.

MIÉRCOLES
Simples apapachos

Se han dado “tomaduras de pelo”, pero, bueno, la vida pública es así ¡y qué le vamos a hacer! exclamaría un personaje de Carlos Fuentes Macías.
Por ejemplo, la medalla Adolfo Ruiz Cortines a las ONG integradas por madres de desaparecidos.
Por ejemplo, la Comisión de la Verdad sobre Víctimas.
Por ejemplo, la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública.
Y no obstante, las madres del Solecito han sido reiterativas:
El Fiscal azul ha resultado peor que el Fiscal rojo, aun cuando el par iguales de protagónicos y mesiánicos, paridos por los dioses, frívolos, con todo y que el Fiscal azul ha convertido el twitter y facebook en la expresión narcisista más intensa y fogosa del Golfo de México… que nunca el anterior.

JUEVES
Un pueblo enardecido

Sin los hechos, cualquier político (y cualquier ser humano) está perdido. La palabra, por desgracia, ha perdido significado. Está ligada a la promesa incumplida, a la esperanza fallida, al chorizo, a la mentira. ¡Ay, entonces, de quienes crean en el discurso oficial!
A tres meses y medio del primer año del bienio, Veracruz es, todavía, un río de sangre y un valle de la muerte.
“La muerte, diría Edmundo Valadés, tiene permiso”. Con y sin Javier Duarte, en todo caso.
Los carteles y cartelitos siguen ganando la batalla todos los días.
Desde luego, nadie duda de la lucha y la estrategia azul. Pero al mismo tiempo, el resultado es terrible.
Basta y sobra con la protesta colectiva el miércoles 16 de agosto en la colonia Progreso Macuiltépetl de Xalapa:
“Haremos justicia por propia mano”, advertían en una cartulina sostenida, en la mayor parte de los casos, por mujeres.
“Señor gobernador, hay mucha delincuencia” decían en otra, describiendo su realidad inmediata, y que significa el mismo latido social de norte a sur y de este a oeste del territorio jarocho.
“Tanta delincuencia, tantos robos a casa-habitación, tantos robos a transeúntes. Ya no toleramos más” resumió el grito de la población.

VIERNES
Ideario yunista

Igual que en el duartazgo, suspensión de clases y por tres días con el aviso (fallido) de Franklin.
Igual que en el sexenio anterior, rifas de automóviles a los profesores del SETSE que antes era también a reporteros, digamos, en su día.
Igual que en el duartazgo, la llamada “Operación licuadora” y que por eso mismo fue derrocado, así nomás, el diputado del PRD, Sergio Rodríguez, como presidente de la Comisión de Hacienda de la LXIV Legislatura y, claro, y además, por bocón.
Igual que en el duartazgo y el fidelazgo, el góber azul caminando desnudo en medio de la lluvia coordinando, digamos, las medidas precautorias por la llegada de Franklin.
Con una diferencia: nunca Fidel Herrera Beltrán soñó entonces con empujar a sus hijos a un cargo de elección popular… que bien pudo, en el Felipismo, porque era un presidente de la república opositor, y en el Peñismo, porque tenía su fuerza popular.
Ahora, sin embargo, el único apostolado político y social es heredar a los hijos el poder público.
Uno, ya es presidente municipal electo de Veracruz, senador de la república.
Y el otro, está listo para la candidatura a gobernador el año entrante con las elites panistas, todas, planchadas.
Y con justa razón.
En el relato bíblico, los emperadores heredaban el poder a los hijos, incluso, a niños de nueve y diez años.
Y Plutarco Elías Calles, el fundador del partido abuelito del PRI, nombró a un hijo gobernador de Sonora y al otro diputado federal y luego Ministro de Estado.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *