xalapa
18
Search
Miércoles, 24 de Abril de 2019
  • :
  • :

Diario de un reportero: Mujeres en el infierno

LUIS_VELAZQUEZ

•70 feminicidios

•Dignidad menoscabada

Luis Velázquez

06 de abril de 2019

DOMINGO

Mujeres en el infierno

Las mujeres padecen la peor parte en Veracruz. Y más, en el primer gobierno de izquierda. Con todo y la cantaleta de la república amorosa. Y el discurso populista.

4 meses han transcurrido desde el primero de diciembre de 2018 y el número de feminicidios resulta insólito. Casi casi sin precedente en la historia local. 70 en el último recuento.

Mujeres secuestradas, desaparecidas, ultrajadas, asesinadas, decapitadas, arrojadas a un camino vecinal, embolsadas sus partes cercenadas.

De nada han servido las dos Alertas de Género. Populismo ramplón y barato. Golpes de pecho de la elite gobernante en turno.

Veracruz, en el primer lugar nacional de feminicidios… pa’vergüenza del gobernador salsero y fifí.

Y de ñapa, Veracruz, en el primer lugar nacional de menores embarazadas y el primer lugar nacional en abortos clandestinos.

Y el primer lugar nacional en producción y exportación de trabajadoras sexuales.

El peor saldo para la población femenina, considerando, además, que de 6 de cada 10 habitantes son mujeres.

Tantos años de lucha de género de poco han servido.

Pueden, entonces, las elites políticas seguir “desgarrándose las vestiduras” en nombre de las mujeres.

LUNES

Males de la caja de Pandora contra mujeres

Primer mal de la caja de Pandora: el machismo.

Los científicos sociales dicen por ahí que el asesinato de mujeres, por ejemplo, se debe, entre otras cositas, a la violencia intrafamiliar.

El hombre, dueño de la fuerza física, matando a la mujer.

Y lo peor, en la impunidad más atroz de que se tenga memoria con todo y “los golpes de pecho” del Fiscal que está por demás recordar la incapacidad de la secretaría de Seguridad Pública para garantizar el Estado de Derecho.

Segundo mal de la caja de Pandora: el feminismo desbordado, fuera de control.

Seguridad Pública y la Fiscalía, incumpliendo la tarea.

Tercer mal de la caja de Pandora: la prostitución.

La venta del cuerpo de la mujer para llevar el itacate y la torta a casa.

Cuarto: la trata de blancas.

Quinto: los bajos salarios.

Sexto: la exclusión social de las trabajadoras domésticas.

Séptimo: el trato desigual a las mujeres en política y en la vida pública, pues “la política todavía es un espacio muy masculino” según la senadora Patricia Mercado. (El País, Jan Martínez Ahrens).

Octavo: el acoso sexual, incluso, y en los más altos niveles.

MARTES

Despenalizar el aborto

Además, y en la agenda pública, resulta insólito que parte sustancial de la población femenina y la masculina que simpatizaba con ellas siga luchando por despenalizar el aborto, cuando, caray, en el lenguaje universal está claro que la mujer es la dueña de su cuerpo y tiene el legítimo derecho a establecer su destino.

Y más insólito, porque se trata de un asunto cien por ciento politizado.

En una esquina del ring, el feminismo empujando la posibilidad de despenalizar el aborto.

En otra esquina, la iglesia moviendo a sus feligreses en contra.

En otra esquina, las elites políticas en turno a favor y en contra.

Y en otra esquina, el interés superior de la sociedad.

Un gobernador en funciones, Ángel Aguirre Rivero, de Guerrero, envió una iniciativa de ley al Congreso local para despenalizar el aborto.

Entonces, la iglesia se lanzó a la calle con los feligreses y le advirtieron que de proceder lo excomulgarían para achicharrase en el infierno.

Y el gobernador reviró.

En Veracruz, la gran pelea sigue dándose en el siglo XXI.

MIÉRCOLES

El mundo en contra…

En el otro lado, la diversidad sexual.

Una diputada local de MORENA entregó en la LXV Legislatura una iniciativa de ley para legalizar las bodas entre hombres y hombres y mujeres y mujeres.

De los 28 diputados de MORENA sólo 5 (cinco se insiste) la respaldaron, y el resto, en contra, esperando quizá una orden superior.

Otro mal de la caja de Pandora en contra de la mujer.

La mujer que, ni hablar, de pronto descubre en su vida que la felicidad solo es posible con otra mujer, pero enfrenta un mundo social y político en contra que le impone su derecho a decidir.

Cuestión de religiosidad y cultura, claro, pero al mismo tiempo, por encima de todo, el estado biológico de cada persona, de cada ser humano.

Los hombres (las elites políticas y religiosas) imponiendo su ley por encima de la diversidad sexual para acallar a las buenas conciencias, a la gente bonita, VIP de la sociedad cuando, caray, en el relato bíblico hay lesbianas yhomosexuales y trabajadoras sexuales que, incluso, entraron a la Biblia como héroes, caso María Magdalena y caso Ruth, la prostituta que salvó de morir a los enviados del Señor a quienes el cacique del pueblo ordenó asesinar.

JUEVES

Veracruz, en el ranking sexual

Los feminicidios, tan graves, digamos, como la prostitución femenina.

La investigadora Patricia Ponce documentó a propósito de su libro “Guerreras de la noche” que Veracruz ocupa el primer lugar nacional en producción y exportación de trabajadoras sexuales.

Las cortesanas de Veracruz, trabajando en el resto del país, orilladas por el desempleo, el subempleo, los salarios de hambre, la jodidez, las limitaciones educativas, las bajas oportunidades laborales y los hijos multiplicándose, además, y como en muchos casos, los padres ancianos a quienes ha de apoyarse y redimirse.

Y de ñapa, las trabajadoras sexuales explotadas en los centros de prostitución donde laboran, expuestas en su seguridad, cierto, a los lenones y padrotes, pero también, a los carteles y cartelitos y malandros y sicarios.

Y más, cuando está claro: ninguna mujer se dedica a la prostitución por gusto, sino porque las puertas laborales, dignas, pagadas con justicia social, están cerradas.

De los 70 feminicidios en los últimos 4 meses en Veracruz hay una cantidad significativa de trabajadoras sexuales.

VIERNES

Menoscabada la dignidad humana

Un mal fario, pésimo karma, late para las mujeres en Veracruz.

Muchos años han pasado desde que Adolfo Ruiz Cortines otorgara el voto a la mujer, pero vetadas en su legítimo derecho para ser candidatas a un cargo de elección popular.

Y mientras el discurso oficial del siglo XXI sigue cacareando los derechos de la población femenina, aquí, en Veracruz, las están matando.

Sus derechos vivenciales y existenciales, culturales, laborales, económicos, reproductivos, sexuales, etcétera, son pisoteados… por más que en el discurso oficial se registren avances, digamos, parciales.

La dignidad humana, menoscaba como nunca antes si se considera el primer gobierno de izquierda, la gran izquierda socialista del mundo, en el país y en Veracruz.

El colmo de la barbarie: en vez de que sus derechos humanos sean respetados y enaltecidos en cada nuevo amanecer, además de estar expuestas a un secuestro, una desaparición, una violación y un asesinato, incluso, una decapitación, sus historias atrapadas y sin salida en la impunidad.

Igual de peor el mundo a su alrededor con hijos huérfanos, esposos viudos y padres ancianos a la deriva social, pues en muchísimos casos las mujeres significan el sostén económico familiar.

El más grave pendiente social como un fardo en la espalda y la conciencia del gobierno de Veracruz.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *