xalapa
18
Search
Domingo, 18 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Disney promueve la diversidad sexual en series animadas con un niño princesa

Star versus las fuerzas del mal

 

¿Recuerdan las Aventuras de Gigi? Esa niña pelirroja con un anillo mágico que vivía en el espacio y sus padres la mandaron a la tierra para cumplir una misión. Pues Star versus las fuerzas del mal, es lo más parecido que tienen las nuevas generaciones en series para niños.

Star debe dejar el reino mágico de Mewni, para salvar la tierra, junto con sus mejores amigos, Pony head y Marco Díaz con quienes enfrentan nuevas aventuras en cada episodio. Lo extraordinario de esta serie de Disney que se transmite por el canal Disney XD, es que ha tratado de incluir, de la manera más natural posible, temas que para la mayoría serían escandalosos, de tal modo que niños entre 8 y 14 años puedan estar en contacto  con la diversidad sexual en su cotidianidad sin que sea malo o morboso.

El capítulo “Reformatorio Santa Olga para princesas caprichosas”, es el decimonoveno episodio de la primera temporada. En él se festeja el cumpleaños de Pony head, pero no lo puede celebrar por estar en el reformatorio, por lo que la única manera de festejarlo es con la ayuda de Star y Marco, quien tiene que hacerse pasar por la princesa Turdina para  poder mezclarse con las demás princesas caprichosas y así estar cerca de su amiga.

El desorden se desata cuando la directora del reclusorio descubre que la princesa Turdina es un niño y lo evidencia frente a las demás princesas, mostrando su pelo en el pecho. “¡Eso no demuestra nada! ¡Las princesas pueden tener vello!”, responde una princesa entre la multitud. “¡Creemos en ti, Turdina!”, aclama otra princesa peluda.

El momento clave viene cuando a pesar de que Turdina confirma que es un niño y el resto de las princesas  se niega a considerar el género como un rasgo para definir quién puede o no ser una princesa. “¿Y qué pasa si es un chico?”, pregunta una princesa. “¡Nada de lo que ha dicho está mal!”, afirma.  “Él puede ser una princesa si quiere serlo”, dice otra. “¡Turdina es una actitud!”“¡Libertad para decidir!” se escucha entre el público. El mensaje de este capítulo es que los niños pueden realizar la actividad que les guste, sin importar el sexo al que pertenezcan. Una buena manera de acabar con los estereotipos, ¿no creen?

 

 

Tomado de Sopitas.com.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *