xalapa
18
Search
Viernes, 19 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Duerme en Pacho Viejo Luis Ángel Bravo

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Luis Ángel Bravo Contreras, se persignó para llevar la bendición de Dios minutos antes de pisar el reclusorio regional de Pacho Viejo, sin dejar a un lado los nervios ante el terror de vivir un infierno dentro de la cárcel; por primera vez en la historia, un exfiscal general fue detenido por su probable participación en el delito de desaparición forzada de personas.

Bravo Contreras, exfiscal General de Veracruz en la administración del expriísta Javier Duarte de Ochoa, fue aprehendido la tarde de este domingo después de celebrar el Día del Padre y el triunfo de la Selección Mexicana, en un exclusivo restaurante de la Ciudad de México.

Vistiendo pantalón de mezclilla, camisa azul a cuadros que deja entrever una camiseta blanca, con chamarra color gris colgando del antebrazo que después se pone ante el crudo frío de la madrugada, dejando a un lado el peinado impecable, la elegancia y la exquisitez de ser el primer Fiscal General de Veracruz, descendió de la camioneta que lo llevó hasta las enormes puertas metálicas del reclusorio regional de Pacho Viejo, Coatepec.

“Me llevaré en lo más profundo de mi corazón la satisfacción de haber servido, en la medida de mi capacidad, a todos aquellos que acudieron a la Fiscalía demandando justicia; de ahí que no tengo nada que ocultar ni algo que me avergüence”, expresó Bravo Contreras horas después de presentar su renuncia ante el Congreso del Estado.

Eran aproximadamente las 02:30horas del lunes cuando la camioneta se detuvo, los policías ministeriales abrieron las puertas de la camioneta Chevrolet Tahoe color gris para que bajara “el diamante negro cordobés”, como egocéntricamente se hacía llamar ante amigos y aliados.

En la aduana, Luis Ángel caminaba sin sentido de un lado a otro, por momentos cruza los brazos ante el miedo e incertidumbre que lo carcome, se tallaba el rostro con las manos, platicaba con sus abogados, volteaba a ver al exterior a través de una sucia ventana, donde más de una veintena de reporteros y fotógrafos se arremolinaron desde la malla color verde que delimita la calle con la cochera del reclusorio, para dar cuenta de este hecho histórico.

Los agentes ministeriales gritaban preguntando unos a los otros por lo documentos que daban cuenta de la ejecución de la orden de aprehensión.

¿Los oficios, los oficios, quién los tiene?

-Acá están comandante, yo los traigo, respondían a lo lejos. Corriendo, el policía ministerial entrega la documentación.

Luego del burocrático papeleo, Luis Ángel enfiló flanqueado por los custodios del penal a la estancia donde pernoctará previo a la audiencia inicial celebrada por la Jueza de Control Alma Aleida Sosa Jiménez.

El gobierno de Veracruz del panista-perredista Miguel Ángel Yunes Linares ofreció una recompensa de cinco millones de pesos por su ubicación y captura y solicitó la colaboración de la Procuraduría General de la República (PGR) para su detención y gestionar la alerta migratoria de la Interpol para buscarlo en los 192 países.

El 13 de mayo, Yunes Linares en conferencia de prensa celebrada en Palacio de Gobierno, señaló a Bravo Contreras por su probable intervención en la comisión del delito de desaparición forzada de personas, en la modalidad de entorpecer la investigación y apoyar a que los responsables de su comisión eludieran la acción de la justicia, en el hallazgo de 19 cuerpos en la barranca La Aurora, ubicada en las inmediaciones de la Academia de Policía de la Secretaría de Seguridad Pública, la cual fue utilizada por el grupo de exterminio Los Fieles para arrojar los cuerpos de sus víctimas.

Actualmente se encuentran internados por desaparición forzada en el reclusorio de Pacho Viejo la ex directora de investigaciones ministeriales Rosario Zamora González, el ex director de Servicios Periciales Gilberto Aguirre Garza y la ex delegada de la Policía Ministerial Carlota Zamudio Parroquín.

También se encuentran presos por los mismos hechos dieciséis policías veracruzanos, el exdirector de Fuerza Civil Roberto González Meza, el extitular de reclusorios de la entidad José Óscar Sánchez Tirado y Arturo Bermúdez Zurita, exsecretario de Seguridad Pública y el exgobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa.

Prófugos de la justicia, se encuentra José Nabor Nava Olguín, exsubsecretario de Seguridad Pública y una decena de policías que participaron en desaparición forzada de personas.

Desde el 30 de enero de 2015, Luis Ángel Bravo tomó protesta como el primer Fiscal General del Estado de Veracruz y se hizo efectiva su renuncia al cargo el 1 de diciembre de 2016, cuando Miguel Ángel Yunes Linares fue nombrado gobernador.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *