xalapa
22
Search
Miércoles, 18 de Julio de 2018
  • :
  • :

Edith: niña con sueños de reina que vive la pasión futbolera

7199C53B-C036-42C9-80D5-AEAAF212FEACEl resultado 2-1 de México sobre Corea, el gol de Carlos Vela en un penalti y la precisa definición de Javier “el Chicharito” Hernández, motivaron a la menor a cumplir su objetivo a corto plazo, en su escuela.

 

Edith lleva los colores patrios en su mejilla derecha. Porta con orgullo la camiseta de la Selección Mexicana. Una corona plateada luce en su cabeza.
En el primer cuadro de la ciudad, entre la multitud, camina de la mano de sus padres y sus tres hermanos: uno de nueve, otro de seis y otra de cinco años, mientras era trasmitido el partido de México contra Corea en Plaza Sebastián Lerdo de Tejada por el Mundial de Fútbol Rusia 2018.
Su pasión por el equipo mexicano la hizo saltar de alegría y gritar “¡gol!” en dos ocasiones por las anotaciones de la selección.
“Echamos porras, gritábamos, nos emocionábamos mucho cuando fallaban (desaprovechaban oportunidades de gol). Es divertido, estoy con mi familia y muchas personas más”, relata.
La carpa no cubría del Sol a todos los aficionados. Algunos se resguardaban en bajos de Palacio de Gobierno. Otros, en las aguaderas de la calle Doctor Rafael Lucio.
El resultado 2-1, el gol de Carlos Vela en un penalti y la precisa definición de Javier “el Chicharito” Hernández, motivaron a la menor a cumplir su objetivo a corto plazo, en su escuela.
Karla Edtih Hernández González lleva en sus manos un bote. Pide una moneda a la gente que se topa de frente.
Requiere juntar la mayor cantidad de dinero posible para ser reina de la secundaria Técnica Industrial 97, localizada en la calle Higo, sin número, de la colonia Arboledas del Sumidero, en Xalapa.
La mayoría de los aficionados que ondeaban banderas de México y vivían la emoción de cada oportunidad de gol, la apoyaban con uno, dos, cinco o hasta diez pesos.
Su segundo nombre se lee en una banda que lleva en el pecho. La menor cursa el primer año de secundaria. Sus padres le han enseñado que las metas son para alcanzase, con esfuerzo y dedicación.
ADRENALINA
Su entrega y entusiasmo se igualó a la actuación de los jugadores de la Selección Mexicana, quienes dejaron el corazón en la cancha y lograron permanecer en la primera posición del Grupo “F”, con seis puntos por las dos victorias consecutivas.
Su hermano también es futbolista. A Edith le ha tocado vivir de cerca sus partidos y apoyarlo en la porra. Él también lleva un bote, se suma con alegría para ayudarla.
Ella siente que la adrenalina y los nervios invaden su cuerpo cada vez que observa un partido de fútbol.
Toda su familia lleva puesta la playera de México. Apoyan a su selección. Brincan, festejan y se divierten estando juntos, al igual que la demás gente.
La gente entonaba la canción “cielito lindo”, después del gol del “Chicharito”, quien exhibió su talla internacional, recortando y dejando en el piso a un defensa, y abatiendo con facilidad al portero coreano.
La niña disfruta el momento. Se suma a la celebración nacional. Aprovecha la ocasión para juntar unos pesos.
La recaudación de fondos había iniciado el lunes de la semana pasada. Solo le quedan cuatro días para cumplir su objetivo. El próximo miércoles, el recurso debe ser contabilizado.
La estudiante también ha tenido la oportunidad de participar en dichos concursos cuando cursaba la primaria.
Sabe que puede ganar, como también lo ha hecho la Selección Mexicana en sus primeros dos partidos del mundial, derrotando con talento a Alemania -el campeón del mundo- y a Corea.
Algunas personas exhibían sus máscaras de luchador en la plaza pública. Otras, sus sombreros, pasamontañas y pelucas con los colores verde, blanco y rojo.
 
CANTOS DE VICTORIA
Al terminar el partido mas gente arribaba a la plaza pública. Un carril de la calle Juan de la Luz Enríquez permanecía bloqueado por los aficionados.
Sujetos en camionetas ondeaban banderas del Partido Acción Nacional (PAN), circulaban por el lugar y sonaban el claxon. Vehículos particulares se sumaban al festejo.
“¡Mexicanos, ahuevo!”, exclamaba la gente mientras golpeaba el cofre de los vehículos que pitaban frente a Palacio de Gobierno.
Algunas personas estaban alcoholizadas. Llevaban en su mano una lata de cerveza, misma que ofrecían a algunos conductores que pasaban por el lugar.
Otros sujetos cantaban: “Corea ya probó el chile nacional” y “en dónde están, en dónde están, esos coreanos que nos iban a ganar”.
Agentes de Tránsito y elementos de la Policía Estatal resguardaban la zona, para evitar atropellamientos o percances.
“En el que no brinque es puto”, “el que no brinque es poli”, les gritaba la gente a los oficiales.
Los servidores públicos optaron por cerrar la vialidad en el primer cuadro durante 30 minutos para que la gente celebrara el triunfo de la Selección Mexicana.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *