xalapa
22
Search
Lunes, 11 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

Editorial UV llevó poesía y sones huastecos a la FIL Guadalajara

editorial UV1

 

Con los alegres sonidos del son huasteco y sus letras vivaces, el Trío Tlayoltiyane cerró con broche de oro la participación de la Editorial de la Universidad Veracruzana (UV) en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Antes se presentó el libro Wahkapahkwikahli/Cantos ancestrales, de Antonio Hernández Meza, fundador del Trío Tlayoltiyane, integrante del Tlen Huicani, músico y poeta de la Huasteca veracruzana.

Román Güemes Jiménez, antropólogo, lingüista y músico, prologó el libro y en la presentación platicó que conoció a Antonio Hernández en 1976 por azares del destino. El investigador trabajaba en la Unidad Interdisciplinaria de Investigaciones Estéticas y Creación Artística de la UV cuando conoció al músico huasteco, al saludarse en náhuatl inició una sólida amistad que aún perdura.

Relató que a lo largo de tantas pláticas nació la estructura del libro desde que Hernández Meza le decía sus poesías en náhuatl, a las que les ponía letra y música. En una ocasión le mostró la convocatoria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, participó con el proyecto de 10 sones huastecos y así nació el libro junto con un disco compacto que incluye las grabaciones de las composiciones hechas por el creador del Trío Tlayoltiyane.

Por su parte, Antonio Hernández agradeció el apoyo de la rectora Sara Ladrón de Guevara, Esther Hernández Palacios, quien fuera directora general de Difusión Cultural, y Édgar García Valencia, director de la Editorial UV, quien mostró gran interés por publicar Wahkapahkwikahli/Cantos ancestrales.

 

editorial uv

 

Hizo un recuento de sus inicios en el son huasteco desde que era niño. Al lado de su padre aprendió a tocar el violín y la huapanguera y con el tiempo formó tríos diversos en la región de Ixhuatlán de Madero.

En la década de los setenta visitó con un trío huasteco a un compadre en Xalapa y ahí lo escucharon algunas autoridades y maestros universitarios que lo invitaron a integrarse al Tlen Huicani. Así iniciaría su periplo musical en la UV y más tarde formaría con sus hijos, Antonio y Alberto, el Trío Tlayoltiyane, hace 40 años.

Finalmente, Édgar García platicó cómo conoció al Trío Tlayoltiyane que, junto con Orbis Tertius, fueron los grupos representativos de la UV. Resaltó que pocas veces se hace un libro como Wahkapahkwikahli/Cantos ancestrales, proyecto que se debe al “exégeta traductor” Román Güemes y al trabajo significativo en el son huasteco de Antonio Hernández que no sólo se queda en su región, sino que se extiende por el estado y el país.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *