xalapa
18
Search
Miércoles, 03 de Junio de 2020
  • :
  • :

El abismo de año y medio de gradas sin público

 

2

 

 

El fútbol también puede tomarse como escala para medir el grado de regreso a la normalidad arrebatada por el coronavirus. Por ejemplo, el Bernabéu. Los obreros volvieron a trabajar en la reforma del estadio del Madrid el lunes pasado, el domingo podrán reaparecer los niños en sus alrededores y ya existe un plan detallado de LaLiga para que vuelva a jugarse allí al fútbol. Y un Bernabéu lleno, los estadios repletos, será lo que marcará el fin de la excepcionalidad. “Iremos viendo la desescalada del confinamiento, pero mi impresión es que el último de la fila va a ser el Camp Nou. O el Bernabéu en el caso de Madrid”, explica Joan Ramon Villalbí, miembro de la junta de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas).

Y no será pronto. Expertos en epidemiología de todo el mundo no lo prevén ni para lo que queda de esta temporada ni para toda la próxima. Hasta que haya vacuna. El vacío de las gradas tendrá efectos notables no solo en aspectos emocionales, sino en la propia escala de la industria, con grandes bajadas, de alrededor del 20%, en los ingresos de algunos clubes e intensos desplomes de multitud de negocios que prosperan alrededor de la actividad de los estadios.

“El tema de los partidos de fútbol es complicado”, coincide Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología. “Hemos sabido que los partidos que hubo en el norte de Italia tuvieron su papel”, recuerda. Sigue en el centro de los lamentos el Atalanta-Valencia de Champions del 19 de febrero en Milán. “40.000 ciudadanos de Bérgamo [la ciudad del Atalanta] acudieron a San Siro. En autobús, en coche, en tren. Fue una bomba biológica, desafortunadamente”, lamentó Fabiano di Marco, jefe de Neumología del hospital de Bérgamo.

*EL PAÍS

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *