xalapa
22
Search
Jueves, 20 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

El encantador de serpientes

•Desde el PRI y la Secretaría de Gobierno la chamba de Érick Lagos ha sido planchar a la oposición 

•En 2012 sedujo a 20 alcaldes para afiliarse al PRI y los entregó en bandeja de plata (como Herodes a Juan Bautista) a Enrique Peña Nieto 

•Ahora, alucinó a diez ediles de Dante Delgado 

•Once testimonios más de su grado de cooptación, quizá, acaso, aplicando el principio marxista/leninista: “En política lo que se compra con billete… sale barato” 

 

LUIS_VELAZQUEZLa familia política de Veracruz despertó el mes de enero 2015 de igual manera que en el mes de julio del año 2012, cuando el entonces presidente del CDE del PRI, Érick Lagos Hernández, anunció la renuncia de 20 alcaldes cuyas cabezas entregó, como Herodes a Juan Bautista para acostarse con Salomé, en bandeja de plata.

Pero más aún, bajo el principio marxista/leninista aprendido en la Universidad de Harvard, campus Nopaltepec: “En política lo que compra con billete… sale barato”.

Se reproduce así en la tierra jarocha la sabiduría política del presidente Álvaro Obregón, uno de los héroes de Enrique Peña Nieto: “Ningún general resiste un cañonazo de 50 mil pesos”.

También, claro, el ideario de Porfirio Díaz Mori: la prensa, como los políticos, deben “maicearse”…lo que, bueno, nunca aceptaron ni Benito Juárez ni tampoco Francisco I. Madero.

En efecto, Peña Nieto en campaña presidencial, el priismo duartista lanzó el operativo para convencer al mayor número de ediles de oposición de afiliarse al tricolor…así lo consiguieron con un total de 20, entre ellos, los de Landero y Coss, Carrillo Puerto, Atzacan, Ixhuatlán, Ixmatlahuacan, Texhuacan, Las Vigas, Tilapan e Isla, la tierra de Lagos Hernández.

Ahora, y desde la Secretaría General de Gobierno, el segundo del gobernador asestó campanazo político al Movimiento Ciudadano de Dante Delgado, de tal forma que la lideresa en Veracruz, la profe Rosario Quevedo Piña, apenas y tuvo tiempo para respirar diciendo que ni ella misma lo sabía.

Para entonces, diez alcaldes de Dante Delgado Rannauro se habían reunido con Javier Duarte y anunciado su incorporación al tricolor, listos para enfrentar a la elección de diputados federales.

Entre ellos los ediles de Acula, Coetzala, Chocamán, Manlio Fabio Altamirano, Saltabarranca, Uxpanapa, Villa Aldama, Isla, Hueyapan de Ocampo y Huiolapan, cuyo presidente municipal, Luis Francisco Soto Palacios, fue elegido como vocero para acuñar la siguiente frase bíblica:

“Movimiento Ciudadano ofreció mucho y cumplió poco”.

Pero el submarino priista incluyó otros operativos, pues desde mediados de año, y con bajo perfil, síndicos y regidores empezaron a ser reclutados, uno de ellos, Inés Guzmán Mora, suplente de la regidora única del alcalde de Ixmatlahuacan, quien oficializó su renuncia el 6 de agosto.

 

SISTEMÁTICA RASURADA A LA OPOSICIÓN 

Tal cual ha sido la constante en el sexenio próspero para torpedear a la oposición y endulzarles el oído y las neuronas con el cántico de las sirenas.

He aquí, pues, un resumen de once acciones que en el transcurso de los últimos años han sido lanzadas con éxito para lograr la conversión opositora al tricolor, a base, de manera presumible, del billete.

Una. Érick Lagos, subsecretario de Gobierno, organizó una caminata de Antorcha Campesina, apenas iniciado el actual sexenio, de tal forma que cuando iban entrando a Xalapa, a la altura de SEFIPLAN, Javier Duarte  apareció en el cielo trepado en un helicóptero; la nave descendió en el pasto y de ahí bajó el góber con una sonrisa a flor de piel y los brazos extendidos para abrazarse con los campesinos antorchistas.

Dos. Los porros que el titular de la SEGOB jarocha integró para que enmascarados y sin máscara torpedearan a sus enemigos y detractores, entre ellos, Adolfo Mota y Jorge Carvallo; pero también al ex rector de la Universidad Veracruzana, Raúl Arias Lovillo, en el último informe de labores, tomada y sitiada la USBI.

Tres. La sorpresiva votación de siete de los diez diputados locales del PAN para aprobar la mini gubernatura de dos años, la Fiscalía General de nueve años y la reelección de legisladores, presidentes municipales, síndicos y regidores por cuatro años consecutivos.

Cuatro. La retención de las participaciones federales a un montón de alcaldes tanto priistas como opositores para así doblegarlos por todos los costados.

Cinco. La cooptación a los guardias comunitarios de la sierra de Zongolica, cuya cabeza visible fue citada a la oficina de Érick Lagos y de ahí se levantó convertido en el más “Laguista” de todos.

Seis. La entrega absoluta del presidente del CDE del PAN, Enrique Cambranis, a la causa duartista, de tal forma que los mismos azules le endilgaron el apodo de “La criada de palacio”.

Siete. La conversión de un montón de panistas al priismo, entre ellos, Gerardo BuganZa Salmerón, Tomás López Landeros, Enrique Ampudia, Baruch Barrera y Osiel Castro, sólo para citar, digamos, a los más simbólicos.

Ocho. La transformación priista del arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, quien además, y saliendo del clóset, acompañó a Érick Lagos en una caminata, estuvo atento a su comparecencia en el Congreso local como un “acarreado” más, le aplaudió y destapó como “un excelente diputado federal”.

Nueve. La política de comunicación social con María Georgina Domínguez de suscribir acuerdos comerciales con los magnates de los medios… pero a cambio del vasallaje total y absoluto, de igual manera que lo reprodujo Alberto Silva Ramos quien exigía lealtad; a cambio agilizaría los pagos pendientes, que en la mayoría de los casos incumplió.

Diez. La rasurada al presidente del CDE del PRD, Sergio Rodríguez, y del sucesor, Rogelio Franco Castán, a quien la fama pública endilga la propiedad de un hotel y restaurante en Xalapa, más un rancho en el norte de Veracruz.

Once. Según la fama pública, el raro y extraño financiamiento desde la Secretaría General de Gobierno, Érick Lagos, a la campaña electoral del perredista Uriel Flores Aguayo como candidato a diputado federal para descarrilar al priista Reynaldo Escobar Pérez.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *