xalapa
22
Search
Domingo, 15 de Julio de 2018
  • :
  • :

El futbol fue un salvavidas para Dirce Delgado, del Toluca

futbol

El futbol se convirtió en un salvavidas para Dirce Delgado, quien gracias a este deporte volvió a sentir la adrenalina pura y la emoción de participar otra vez en una competencia, luego de retirarse forzosamente del atletismo por una lesión.

La actual capitana del Toluca se desempeñó como velocista de alto rendimiento durante nueve años, en los que incluso llegó a competir junto a la medallista olímpica mexicana Ana Gabriela Guevara, así como con la cubana Liliana Allen, quien obtuvo una presea de bronce en el Mundial de Atletismo de 1991. Sin embargo, una lesión en el año 2010 la obligó a alejarse de las pistas de tartán, por lo que durante algún tiempo tuvo que dejar de lado cualquier tipo de actividad física, aspecto que considera fundamental en su vida.

“Mi deporte por excelencia era el atletismo, estuve dentro de los mejores récords a escala nacional en las pruebas de 100 y 200 metros; también competí en 4×100 y 4×400, pero a causa de una lesión el doctor me recomendó cambiar de actividad de manera definitiva; eso fue un golpe muy fuerte, porque para mí el atletismo era todo.

Cuando supe que no podría seguir me deprimí muchísimo, pero después el futbol me ayudó a levantarme, comentó la jugadora de 31 años en entrevista con La Jornada.

Detalló que su intenso amor por el deporte la motivó a no darse por vencida y buscar alguna otra actividad que le ayudara a mantenerse en forma, pero sobre todo a estar cerca de lo que más me gusta hacer en la vida, que es el ejercicio físico.

La defensa central del conjunto escarlata relató que para seguir ligada al deporte se le ocurrió “probar en futbol rápido; al principio no entendía bien cómo era el juego, pero la coordinación que adquirí en el atletismo me ayudó mucho y después pude pasarme al futbol convencional.

Para mí sí fue un cambio muy drástico; pasar de un deporte individual a uno de conjunto al principio fue algo desconcertante. El trabajo era menor pues está dividido entre varias compañeras, pero poco a poco empecé a tener reconocimientos en el futbol y me di cuenta de que también tenía la capacidad para practicarlo, y ahora estoy dispuesta a seguir hasta donde se me permita.

Sin importar el acercamiento tardío que Dirce tuvo con el futbol, pues comenzó a practicarlo a los 24 años, ahora es considerada una de las mejores jugadoras de la Liga Mx Femenil, y uno de sus más grandes propósitos es dejar huella en el balompié femenil profesional en beneficio de las próximas generaciones.

“Sé que en México las mujeres aún no podemos vivir del futbol. Aparte de jugar tengo un trabajo, el cual no voy a dejar porque es parte de mi profesión; soy licenciada en turismo y junto con una amiga tengo una cafetería, gracias a eso puedo seguir entrenando, pues no en todos los empleos te dan permiso de faltar para ir a los partidos.

“Estoy totalmente consciente de que esto es apenas el comienzo (del futbol femenil mexicano), pero estoy segura de que los patrocinadores se irán acercando poco a poco a nosotras para poder generar ingresos.

Creo que esto seguirá creciendo y es donde nosotras podremos ganar terreno para vivir de este deporte; quizá a mí no toque disfrutar de las mieles del futbol, pero quiero dejar un precedente, hacer bien las cosas para que en un futuro cercano las chicas puedan hacer sus sueños realidad y vivir de lo que les apasiona; estaré agradecida y orgullosa de dejar a las nuevas generaciones este gran paso en el balompié femenil, expresó.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *