xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Abril de 2019
  • :
  • :

El Madrid de la casa rodante

1

El Madrid de la casa rodante

 

 

Si el fútbol es un sentimiento… No podemos obviar a Iago Aspas, al que la felicidad le rebalsó en llanto al decidir un agónico partido frente al Villarreal. Era el hombre providencial que, después de una larga inactividad llegaba al rescate de un equipo que se había olvidado de jugar, de marcar goles, de ganar. El milagro que le exigían se complicó con dos goles del Villarreal. Pero este Messi de la clase media contagió su ilusión a una afición deprimida y, cuando asomó su singular clase, el equipo conectó todos los cables del juego colectivo. Sus dos goles fueron como un exorcismo para el clima endemoniado que provoca la amenaza del descenso. Y el llanto tras el triunfo reconcilió al fútbol con el orgullo de pertenencia de un hombre que siente lo que hace porque juega en el equipo con el que siempre soñó. Precisamente lo que el fútbol está olvidando. Para que lloremos todos.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *