xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Abril de 2019
  • :
  • :

El mando y rumbo de la Guardia Nacional

Guardia Nacional
El arduo proceso que concluyó con la aprobación de las reformas constitucionales, que replantearon y redimensionaron el carácter y funciones de la Guardia Nacional, puso en evidencia la convicción compartida entre autoridades, partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, academia, y organismos nacionales e internacionales de protección y defensa de los derechos humanos de que es urgente implementar medidas eficaces y pertinentes que reviertan la situación de violencia e inseguridad que se enfrenta en diversas regiones del país, en un marco de fomento a la legalidad y respeto de los derechos fundamentales. En este sentido, si bien la Guardia Nacional no podría implicar la solución total de los problemas antes mencionados, la reforma constitucional abrió la expectativa de que la presencia de personal militar en tareas vinculadas a la seguridad pública se redujera y acotara, mientras las policías de carácter civil se fortalecían y desarrollaban.

El consenso alcanzado fue por más y mejor seguridad, así como por consolidar el papel de las instituciones civiles, como garantes de la seguridad pública. Si bien se consignó expresamente en la Constitución que la Guardia Nacional sería un cuerpo policiaco de carácter civil, la potestad que se le concedió al Presidente de la República para designar a sus mandos no excluyó el que pudiera nombrar a personal militar en activo, siendo con base en ello que en días pasados se anunció que sería un miembro de las fuerzas armadas quien estaría al frente de dicho cuerpo. Esta decisión puede justificarse jurídicamente, pero no es algo que abone a que la Guardia Nacional cumpla con los objetivos que persigue, ni a que efectivamente tenga la naturaleza que le corresponde.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *