xalapa
18
Search
Jueves, 18 de Octubre de 2018
  • :
  • :

El Museo Interactivo de Xalapa recuperará su esplendor en cuatro meses: Juan Pablo Álvarez

*Comenzaron los trabajos de remodelación en el MIX, administrados por el Coveycidet

*En cuanto se reinaugure, su costo de admisión será simbólico, diez o quince pesos.

*Mandaron a traer “interactivos” a Estados Unidos, es importante estimular el conocimiento científico

Una decena de trabajadores trabaja a marchas forzadas en la entrada principal del Museo Interactivo de Xalapa (MIX), trabajos de pintura, cancelería y repellado. El polvo del deterioro del inmueble orgullo de Xalapa empieza a ser retirado. En el fondo del museo, tres pintores trepan hasta las últimas bases tubulares, para retirar un poco el óxido y lijarle con fuerza, en pocos días le empezaran a darle esplendor con la pintura.

Juan Pablo Álvarez Delong, director del Consejo Veracruzano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (Coveycidet) asegura que en enero o febrero se podrá reinagurar el MIX, ahora a un precio popular de “entre diez y quince pesos”, con la finalidad de estimular el conocimiento cientifico, entre niños, jóvenes e investigadores.

Durante los últimos doce años, “tal vez más” –apunta Álvarez Delong-, el Museo Interactivo de Xalapa fue “descuidado” y “desvirtuada su finalidad”, se utilizaba para quince años, bodas, mitines políticos, asambleas sindicales, y su principal finalidad “estimular el gusto por la ciencia” en niños y jóvenes, fue completamente olvidado.

Hoy, el Coveycidet, órganismo público descentralizado del Gobierno de Veracruz, administra –desde hace mes y medio- los destinos del Museo Interactivo de Xalapa y para ello ha gestionado recursos en el órden estatal y federal para que uno de los museos más importantes de la entidad recupere su esplendor.

“Ya mandamos a comprar interactivos a Estados Unidos, son interactivos no para jugar como si fuera una consola de videojuegos, sino para estimular la ciencia, que quienes visiten el museo conozcan más del cuerpo humano, de la robótica, de la ciencia, de los avances tecnológicos”, expone.

A contrareloj, Álvarez Delong apunta que aunque el inmueble se encuentra en buen estado, será necesario remodelar varias salas, pone de ejemplo la pantalla IMAX, cuyo proyector y lona ya son obsoletas: “Tendremos que adquirir una nueva o concesionar con alguna empresa”.

El director del Coveicydet apunta que la idea es que el MIX además de estimular la ciencia, servir para actividades lúdicas y ser un centro de conocimiento, también pueda desarrollar, becar y fomentar la tecnología en nuevos investigadores.

“Pasa que muchas veces los institutos tecnológicos o universidades trabajan en proyectos similares y están muy dispersos, aquí podríamos concentrar sus proyectos de investigación”.

Juan Pablo Álvarez piensa que, el próximo año, podrían desarrollar talleres de robótica o codificación, entre otras actividades que permitan desarrollar conocimiento cientifico.

La polémica quedó atrás…

El Consejo Veracruzano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico ya dejó atrás la polémica con los tres autos clásicos embargados y el impago a trabajadores del Museo Interactivo de Xalapa, Juan Pablo Álvarez explica que fue la Organización de Museos de Xalapa (OMUXA) quien incumplió el pago de impuestos, dejo de subsidíar la nómina de más de 30 trabajadores, entre otras obligaciones.

“El Coveycidet como nueva administración, apenas tomó las riendas hace un mes, mes y medio, ahora pagamos puntualmente la nómina y se extendió un contrato temporal a los trabajadores, el cual está garantizado hasta diciembre, no pudimos extenderlo a más, porque hay que recordar que entra una nueva administración”, explica Álvarez Delong.

Esta certidumbre laboral, permitirá que ahora los trabajadores del MIX se concentren en la remodelación y adecuamiento de un museo mejorado y con mayor alcance al público.

Juan Pablo Álvarez sostiene que en el caso de los tres vehículos embargados por el Sistema de Administración Tributaría (SAT), el jurídico del COVEYCIDET, junto con el Consejo de Administración decidieron entrar a la subasta de dichos vehículos para “pujar” por la recuperación de los mismos.

“Sin embargo, un particular siempre ofrecía un peso más que nosotros, cuando nos dimos cuenta, ya el valor de los vehículos superaba el medio millón de pesos, tuvimos que desistir, preferimos invertir en interactivos y en ciencia, que en la recuperación de tres vehículos que no servirían más que de ornato y para una fotografía o selfie”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *