xalapa
18
Search
Miércoles, 19 de Junio de 2019
  • :
  • :

El último duartista abandona la prisión

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

“Si se pudo”, dijo el exfiscal General de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras al salir del reclusorio regional de Pacho Viejo y continuar su proceso bajo arraigo domiciliario, imputado por el delito de desaparición forzada de personas en su modalidad de ocultamiento.

En 18 minutos, la Jueza de Control de Pacho Viejo Monica Segovia Jácome celebró la audiencia de ejecución de sentencia de amparo.

El exfiscal se presentó ante la Jueza vistiendo un elegante traje sastre cortado milimetricamente a su figura, saludó de beso a su esposa e hijos.

Su esposa, feliz de verlo, le dio una cadena con tres dijes y lo persignó en un par de ocasiones. Luis Ángel se encomendó y beso la medalla de San Benito y los otros santos. Delicadamente los acomodó debajo de su fina camisa blanca.

“Luis Ángel Bravo Contreras, soy injustamente el imputado”, se presentó el exfiscal ante la Jueza.

Mónica Segovia sin perder tiempo, dio lectura a la resolución del amparo 648/2018 concedido por el Juez Décimo Quinto de Distrito de Xalapa, el cual ordenó dejar insubsistente la prisión preventiva oficiosa impuesta el pasado 18 de junio de 2018.

Expresó que el Juez federal consideró que el delito de desaparición forzada de personas no se encuentra catalogado como grave y que la medida cautelar de prisión preventiva era excesiva.

La Jueza actualizo la medida cautelar e impuso resguardo de Luis Ángel en su domicilio por un año, “con la finalidad de asegurar la presencia del imputado y por seguridad de las víctimas”, dijo.

Segovia Jácome advirtió que el resguardo estará a cargo de la Fiscalía General del Estado.

Ambas imposiciones fueron refutadas por la defensa, al asegurar que no tiene atribuciones, ya que correspondería a Seguridad Pública.

Ante esto, Luis Ángel solicitó que los policías ministeriales que resguardaban a él y su familia cuando renunció al cargo de fiscal general, fueran los mismos que lo cuidarán en su vivienda. De manera contundente, la Jueza respondió que es decisión de la fiscalía.

Concluida la audiencia, brevemente Luis Ángel declaró a los reporteros que ingresaron a la sala de audiencias.

“Estoy muy indignado, la forma en que resolvió la Juez fue sesgada (…) hay intenciones ocultas“, dijo.

Agregó que será el Juez de Distrito quien velara porque se le impongan medidas de apremio.

En menos de 20 minutos, Luis Ángel salió por la cochera de edificio que alberga la salas de juicios orales, levantó los brazos y expresó, “sí se pudo”.

Subió a la camioneta del centro penitenciario que lo llevó de regreso al penal de Pacho Viejo y minutos después salió celosamente custodiado por un convoy de policías estatales y ministeriales con rumbo a su exclusiva residencia de Xalapa.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *