xalapa
18
Search
Viernes, 16 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

El último gran saqueo

93de992495e44ab57d-140220_cambiagabinete_re4-fEl Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) presentó denuncias por más de 6 mil 500 millones de pesos contra ex servidores públicos que cerraron cortina con los ex gobernadores Javier Duarte de Ochoa, y el interino, Flavino Ríos Alvarado. 
 
Se trata del mismo grupo de funcionarios que año con año durante el duartismo se la pasaron metiendo mano al cajón, sin remordimientos. 
 
En el dinero que fue saqueado, hay recursos para programas de apoyo al campo, para seguridad, apoyos a madres solteras, a discapacitados, al deporte y para obra pública. 
 
El ente que concentra más daño, es la Secretaría de Finanzas, por mal manejo de los recursos, por que se tomó dinero de unas cuentas para pasarlo a otras sin reintegrar los intereses, y porque se solicitaron préstamos a la banca los cuales no se emplearon en obra productiva. 
 
En este resumen de denuncias, son las administraciones de Alberto Silva,  Antonio Gómez Pelegrín, poco más de 5 mil millones de pesos, algunas de ellas en corresponsabilidad con dependencias del gobierno estatal.
 
En total, son 6 mil 706 millones de pesos los que el ORFIS detectó como daño patrimonial en la última cuenta pública del gobierno de Javier Duarte de Ochoa. 
Además, se suman seis denuncias contra igual número de ayuntamientos, por 108 millones de pesos.
 
El municipio con mayor daño, es Cosamaloapan, que era gobernado por la priísta Adriana Mass, y San Andrés Tuxtla, 16 millones, que estuvo bajo el mando del tricolor Manuel Rosendo Pelayo.
 
Los duartistas que salen a relucir en los informes del ORFIS, ya cuentan con denuncias penales en su contra, y posiblemente, que es el camino que siguieron los que actualmente están presos.
 

SEV

 
Dentro de los mayores daños causados a las arcas en la cuenta pública 2016, se ubica el efectuado a la Secretaría de Educación de Veracruz, por 668 millones de pesos.
En esa dependencia, en 2016, cerraron el ciclo Flavino Ríos Alvarado y Xóchitl Adela Osorio Martínez. 
Uno ya estuvo en la cárcel presuntamente por facilitar el escape de Javier Duarte de Ochoa, y la otra, ha tratado de conseguir amparos para no ser detenida. 
 

SECTUR

 
Son 5 millones 500 mil pesos los que están catalogados en la Secretaría de Turismo como daño patrimonial en el 2016, año en que cerró el changarro Harry Grappa. 
Grappa era uno de los hombres más cercanos a Javier Duarte de Ochoa, tanto, que le asistía en su vestimenta y calzado. 
A finales del sexenio, Grappa era quien dotaba de camionetas rentadas al gobierno de Veracruz, y tenía otra serie de negocios. 
Sin embargo, durante todo el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, no ha sido molestado.
 

SEGARPA

 
Durante todo el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, sólo tuvo dos secretarios de Agricultura, uno fue Tomás Carrillo, quien renunció para irse de candidato a diputado federal,y el otro, que cerró, es Ramón Ferrari.
Amigo y allegado al funtbolista Hugo Sánchez, los dos estudiaron Odontología en la UNAM, y mientras uno ganaba campeonatos en el extranjero, al otro le nació su verdadera vocación, el campo.
Ahora Ramón Ferrari, famoso por hacer reír a los gobernadores con su catálogo de chistes picantes, quedó con un daño patrimonial por 11 millones 974 mil pesos. 
 

SSA

 
Si algo puede presumir en su carrera Fernando Benítez, es de haber levantado el Centro de Especialialidades Médicas  de Xalapa y el ser el funcionario duartista con menos daño en la CP 2016, a penas 741 millones de pesos.
Pero poco o nada hizo por meter orden en temas como los hospitales abandonados por Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.
No fue suficiente ni si quiera para terminar la Torre Pediátrica, que hoy ya opera completamente.
 

CGCS

 
En la CP normal, no la consolidada, los protagonistas del saqueo son Alberto Silva Ramos, Juan Octavio Pavón e Irma Chesty Viveros, ésta última ya intentó tramitar amparos, pero se los han rechazado.
En la Cuenta Pública Consolidada, se comenta, las tropelías sin mucho mayores,  superan el saqueo por más de 200 millones de pesos. 
En esta dependencia el gran operador resultó Alberto Silva, actual diputado del PRI, y ahora aliado de Morena.
 

IVD

 
Durante el mandato de Carlos Sosa Ahumada en el IVD, se dieron becas de deportistas incluso a integrantes de la asociación Antorcha Campesina. 
El deporte para los paralimpicos y todos los sectores que demandan apoyo, fueron ignorados.
El hijo del legendario Carlos Sosa Lagunes, no salió tan bueno para la administración como el padre, y ahora el ORFIS presentó denuncia contra su gestión por un millón de pesos.
 

FIVERFAP

 
Son 415 millones de pesos los que no llegaron al campo, a los productores que con mucho empeño preparan sus proyectos para ser beneficiados.
Se quedaron en el tintero de un personaje, el encargado del Fideicomiso Veracruzano de Fomento Agropecuario (FIVERFAP) Alberto Gómez Otero.
Otero es uno de los personajes más cercanos a el ex titular de la SEGARPA en el gobierno del estado, Ramón Ferrari.
Por años, Gómez Otero fue secretario particular de Ramón Ferrari, y ambos se hacían compañía contándose chistes colorados en las ajetreadas reuniones de gabinete. 
Gómez Otero llegó al cargo de la mano de su jefe de toda la vida, quien lo pasó de ser secretario particular, a manejar la milloniza para el campo.
 

INVERBIO

 
Fue una invención de Javier Duarte de Ochoa en el afán de fortalecer la insdustría de las energías limpias en el estado, lo creó al iniciar su gobierno, como el pago de una cuota de poder a los panista que encabezó Gerardo Buganza  Salmerón para hacerle la guerra al candidato del PAN al gobierno del estado en 2010, Miguel Ángel Yunes Linares.
Desde que operó, el director fue el mismo, el bugancista Osiel Castro de la Rosa, a quien persigue su pasado panista y amante de las fiestas con muchachas y mucha playa. 
DE la Rosa quedó en vilo con 53 millones de pesos que se tenían que destinar al rescate del ingenio San Pedro, en Lerdo de Tejada, los que nunca aplicó, y por ello ese pueblo sigue en la desgracia, sin empleos, ni zafra. 
 

SIOP

 
Con 14 millones de pesos, la Secretaría de Obras Públicas también entra al rol de denuncias presentadas por el ORFIS, el último que estuvo en esa dependencia, fue el elbista Tomás Ruiz, quien dejó numerosas obras a medias. 
La mayoría, de hecho, no fueron terminadas por la pasada administración de Javier Duarte de Ochoa que pasó los años colocando primeras piedras, en todo el sexenio Duarte no entregó ninguna carretera de las que puso la primera piedra, y Tomás Ruiz saló de la dependencia con fama de mala paga.
 

SEDESOL

 
Durante el paso de Alfredo Ferrari Saavedra en la SEDESOL, no sólo incrementó la pobreza, emplearon recursos públicos para el pago de empresas fantasma, tal y como les enseñó Javier Duarte de Ochoa.
El Orfis reporta que durante el último año de Duarte, desde la SEFIPLAN y la SEDESOL se manipularon 37 millones de pesos.
Esos recursos eran para el combate a la pobreza, y Ferrari Saavedra los tomó indebidamente, con la complicidad del titular de la SEFIPLAN, Antonio Gómez Pelegrim.
Los dos ex funcionarios priístas ya han sonado por sus solicitudes de amparo que les han sido negadas. 
 

SEFIPLAN

 
Son unos 5 mil 302 millones de pesos los que se perdieron en la Secretaría de Finanzas  y Planeación, en corresponsabilidad con otras dependencias, durante el paso de Antonio Gómez Peregrin.
El ex secretario de Finanzas de Duarte, ingresó al gobierno con la fama de que metería orden, no obstante, fue el que más protestas por falta de pago acumuló y el que más repudio ganó entre los distintos sectores. También ha solicitado amparos para no ser detenido y prácticamente está retirado de la vida pública tras los escándalos financieros que afectaron a todas las dependencias y programas sociales.
 

REPS 

 
 Raúl Alarcón Espino fue designado director del Régimen Estatal de Protección Social en Salud durante el 2015, su llegada representaba una esperanza para los sectores que demandan buen manejo de los dineros para la salud, sin embargo, resultó todo un fraude. 
En medio del escándalo, fue como dejó sus oficinas al cerrar la administración duartista, ahora el Orfis reclama 242 millones de pesos que no aparecen. 

 

SEGOB

 
Otra que se comerá compartida Flavino Ríos con Gerardo Mejía de la Merced, son 242 millones de pesos por los cuales ambos funcionarios tendrían que estar perdiendo el sueño, pues el ORFIS indica que este dinero no aparece. 
Flavino Ríos era titular de la SEGOB cuando renunció para irse de gobernador interino de Javier Duarte de Ochoa, quien se daría a la fuga a Guatemala. 
Mejía estuvo en el cargo poco más de 40 días, en los cuales no pudo meterle orden a las cuentas de su amigo y aliado del alma.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *