xalapa
22
Search
Domingo, 28 de Mayo de 2017
  • :
  • :

En la ruina, los semefos en el sur

Ciudades del sur, las más violentas, y sin servicio forense adecuado, complica identificaciones y no son acordes al nuevo sistema

Aunque en el sur hay varias de las ciudades más importantes de Veracruz, de las zonas más violentas, y con mayor número de desaparecidos y fosas clandestinas, no se cuenta con infraestructura forense adecuada.

Especialistas del tema y madres de los colectivos coinciden en que los servicios forenses del sur de Veracruz, en el peor de los casos, son “una experiencia de terror”.

Belén González, vocera del colectivo Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, dijo que el de la ciudad, es uno de los peores servicios forense que ha conocido en su experiencia buscando desaparecidos.

No se cuenta con luz eléctrica, no hay clima, ni refrigerador para los cuerpos. Es un lugar estrecho y caluroso en donde el mimos personal de la Fiscalía General del estado, trabaja a marchas forzadas y en malas condiciones por la falta de apoyo.

En el caso de Coatzacoalcos,como en la mayoría de los municipios, la infraestructura en donde operan los anfiteatros, son propiedad de los ayuntamientos, y la Fiscalía General los tiene bajo un esquema que no está regulado, por ello ninguna de las partes le pone interés.

En el resto de los municipios, como Acayucan, Oluta, Las Choapas, Agua Dulce, Nanchital y Minatitlán los semefos son anfiteatros en donde no se cumplen los mínimos requisitos para dar un buen servicio.

“El de Coatza es uno de los peores semefos que he visto, no tiene ni luz, menos clima, sólo hay unas tres planchas, y cuando se está trabajando, a veces llegan más cuerpos y se deben ir al suelo”, dice una empleado de la fiscalía a reserva del anonimato.

En algunos ayuntamientos, incluso, “se trabaja con funerarias,ellos van por el cuerpo, y lo trabajan en sus instalaciones. Sólo así podemos hacerlo, y ya ellos le venden el cajón y el servicio al familiar, si es que lo encuentran”, dijo el mismo entrevistado.

Belen González dice que esta situación, necesariamente impacta negativamente en la capacidad que tiene los colectivos y las autoridades para trabajar en la identificación de restos humanos, sobre todo en los que tienen que ser rastreados en la fosa común.

DUARTE SE ROBÓ EL DINERO

En la Cuenta pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación señala que el gobierno de Javier Duarte de Ochoa se robó 9 millones 400 mil pesos de recursos que habían sido enviados por la Federación para construir un semejo en NAnchital, el cual sería intermunicipal.

Incluso, el anterior Fiscal general, Luis Ángel BRavo COntreras, ya había logrado que la alcaldesa de ese municipio, Brenda Manzanilla, donara el terreno, y que el semefo fuera estratégico en ubicación para beneficiar a municipios desde Coatzacoalcos, Acayucan, Las Choapas, Agua Dulce y Minatitlán.

Sin embargo, hasta ese dinero se llevó Duarte de Ochoa, pues no aparece, y ello ya está registrado como daño patrimonial, junto con los 40 millones de pesos que se habían bajado para un rastro regional.

DEPLORABLES

José Luis Pérez Castro, director del Instituto Forense de Investigaciones Latinoamericanas (IFIL)de Coatzacoalcos, dijo que la infraestructura forense en el sur, “es deplorable, parecen del siglo pasado”.

“Tienen en Coatzacoalcos instalaciones de con techo de asbesto, sin energía ni clima ni planchas. Imagina el personal que tiene que hacer las necros con estos calores. Antes la ley les permitía tener el cuerpo 72 horas y a la fosa común, ahora el margen es de más de 20 días, casi un mes, por lo del nuevo sistema.

En este tenor, dijo que mientras se impulsa en casi todos los niveles el trabajo del nuevo sistema penal, y se habla de trabajo científico, la realidad es que los forenses del sur le quedan mucho a deber a los ciudadanos, y no se puede pensar en modernidad, cuando sus instalaciones son lamentables; el único que se salva es el de Cosoleacaque.

Con 3 millones de pesos, indicó, se pude contar con un Semefo bien equipado con 3 planchas, refrigeradores para nueve cuerpos, y el tratamiento adecuado de las aguas que escurren al lavar los cadáveres, que no pueden ir al drenaje. “En realidad, la inversión no es mucha,nosotros ya hicimos un proyecto, y con poco se puede acceder a un servicio forense digno para Coatzacoalcos”, indicó.

Actualmente, el servicio de Periciales en el estado se encuentra saturado y en crisis ante la falta de espacios para almacenar los cadáveres que están siendo desnterrados de numerosas fosas clandestinas. El de Boca del Río, que es de la Universidad Veracruzana, por ejemplo, está a tope con los restos exhumados de Arbolillo, Alvarado, y Colinas de Santa Fe, en el puerto jarocho. Del primero, se rescataron unos 47 cuerpos, y de Colinas, van aproximadamente 250.

La Fiscalía tambien ha dicho que no cuenta con recursos necesarios para hacer las identificaciones con pruebas de ADN. Para mayo, dijo el fiscal Jorge Winckler, estarían llegando los recursos pendientes por la federación, para iniciar con los trabajos de identificación de cientos de restos humanos.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *