xalapa
22
Search
Lunes, 11 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

En lo que va del sexenio el poder adquisitivo perdió 13.3%: CAM

compras

En lo que va de esta administración los ingresos de los trabajadores mexicanos han experimentado una pérdida de poder adquisitivo acumulado de 13.3 por ciento debido al avance de la inflación, según estimaciones del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De acuerdo con el centro sólo en un año (de mayo de 2016 a mayo pasado) la pérdida de poder de compra fue de 7 por ciento, aunque los analistas del centro estiman que se eleve todavía más al cierre del año, debido a que los niveles inflacionarios históricamente tienden a incrementarse cuando se acerca la temporada navideña.

Al responder a una solicitud para la elaboración de un cálculo acerca de el poder de compra del salario mínimo, especialistas del CAM respondieron que el actual salario mínimo, de 80 pesos por jornada laboral, alcanza apenas para comprar la tercera parte de una canasta alimentaria recomendable, la cual tiene un costo de 228.40 pesos diarios.

Lo anterior significa que un trabajador que gane el salario mínimo debe trabajar todo el día todos los días para satisfacer sus necesidades alimenticias y las de su familia.

Dicha canasta contempla sólo la satisfacción de la necesidad de alimentos para el caso de una familia de cuatro integrantes, pero no incluye gastos de vivienda (renta), energéticos, transporte, educación, salud y calzado.

La estimación señala que los alimentos fueron el grupo de productos que más se ha incrementado el mes pasado, como fue el caso del jitomate (que actualmente ronda 30 pesos el kilo y hasta 47 en centros comerciales) y el aguacate (90 peso el kilo).

Los especialistas del centro reiteraron que el salario mínimo vigente contraviene lo establecido en la Ley Federal del Trabajo, que en su capitulo sexto, artículo 90, establece que el salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, y para proveer la educación obligatoria de los hijos.

En enero de este año el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) acordó por unanimidad otorgar un aumento al mínimo de 73 a 80.04 pesos, luego de años de presión de organizaciones sociales, obreras y empresariales para apoyar la recuperación del mínimo.

Sin embargo, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ha demandado que el mínimo por lo menos alcance para cubrir la línea de bienestar mínimo (que incluye las canastas alimentaria y no alimentaria) establecida por el propio gobierno federal a través del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la cual al mes de junio alcanza un monto de 2 mil 834.29 pesos, mientras el salario mínimo es de 2 mil 400 pesos.

Solamente Cuba y Venezuela tienen un salario mínimo general menor que el de México y ese no es el lugar que le corresponde a la economía mexicana ni a los mexicanos en su conjunto, dijo esta semana el presidente del sindicato patronal Gustavo de Hoyos Walther.

Confió en que antes de que inicie el último trimestre del año se logre un acuerdo para incrementar el mínimo, pues señaló que tirios y troyanos hoy en día reconocen que el país tiene que alinear al menos el salario mínimo general a la línea de bienestar.

Este jueves El Barzón nacional denunció que el aumento de la inflación amenaza el acceso de millones de mexicanos a la canasta básica y adelantó que para la segunda mitad del año, se pronostica un mayor incremento en el precio de los alimentos.

De acuerdo con estimaciones de la organización, el poder adquisitivo de la población mexicana ha caído hasta 17 por ciento desde 2009 a la fecha, por lo que exigió al gobierno atender el alza de los precios de los alimentos básicos.

Según la organización en el último año el precio del kilo de bistec de res subió 18.22 por ciento, al pasar de 135 a 159 pesos por kilo; la tortilla subió 12 por ciento, de 12.5 a 14 pesos; la leche subió 9 puntos porcentuales, de 16.5 a 18 pesos; el jitomate 7 por ciento, de 28 a 30 pesos; el pollo entero 7.6 por ciento, de 52 a 56 pesos, y el huevo 26.1 por ciento, de 26 a 32.8 pesos por kilo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *