xalapa
18
Search
Miércoles, 19 de Junio de 2019
  • :
  • :

En México el 82 por ciento de la obra pública es contratada por asignación directa

FOTO: FABIÁN DELGADO.

FOTO: FABIÁN DELGADO.

 

A nivel federal, el 82 por ciento de la obra pública es contratada por asignación directa; mientras que en las administraciones estatales y municipales se da en un 70 por ciento de la contratación por asignación directa e invitación.
En entrevista, Francisco Javier Gallo Palmer, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la Asociación Nacional de la Industria de la Construcción (AMIC), aseveró que estas prácticas deben terminar.

“El gobierno federal lleva el 82 por ciento de la obra pública contratada por asignación directa. A nivel estatal y municipal se hace alrededor del 70 por ciento a través de estas dos modalidades de contratación (asignación directa e invitación )”.

Actualmente, refirió que en el país este sector se encuentra totalmente detenido, situación que lleva desde diciembre del 2018; no obstante, dijo que en este mes de mayo se empezarán a distribuir los recursos federales por lo que creen que a finales del mes y principios de junio ya habrá promoción para la contratación de empresas.
“El gobierno federal no ha concluido bajar los presupuestos a los estados y a los municipios que es lo que nos permite a los empresarios de la construcción poder tener trabajo”.

Veracruz, dijo, no es la excepción en la falta de obra pública, pero justificó que no es culpa del gobernador Cuitláhuac García Jimenez sino de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que no ha tenido la disponibilidad de distribuir y bajar los recursos programados para los estados.
Indicó que la falta de obra pública afecta a 37 ramas de la economía, pues dijo que si no hay construcción hay millones sin trabajo desde los empresarios, profesionistas, proveedores, hasta los albañiles.
“Esta detenida, tenemos problemas muy serios en algunos municipios donde la micro economía de esos lugares se ha visto totalmente detenida”.

Además están promoviendo la modificación de la Ley, que elimine el articulo 26 de la Ley de Obras Públicas y solo se deje el articulo 134, que establece que toda la obra debe darse por licitación.
“El principal objetivo es terminar con la corrupción que se ha venido en crecimiento en el sector de la industria de la construcción, desde 1999 cuando el presidente Zedillo modificó la Ley e incluyó dentro de esta una articulo 26, que establece que los municipios, los estados y la federación podrán contratar obra por designación directa o por invitación”.

Explicó que este detalle de la Ley ha permitido al sistema gubernamental “caer en la tentación” de la corrupción, pues da la oportunidad de dar obras a sus amigos y allegados.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *