xalapa
22
Search
Domingo, 24 de Junio de 2018
  • :
  • :

En Veracruz se sigue maltratando a los animales

En Veracruz se sigue maltratando animales en aras de mal entendidas y retrógradas tradiciones. Esto ante la complacencia, y como sucede en Teocelo, hasta con el impulso de las autoridades.

En algunos pueblos de Veracruz, durante sus fiestas patronales, se celebran corridas de toros, vaquilladas y otros aberrantes “espectáculos”, como el embalse de toros en Talcotalpan; esto honra al salvajismo más atroz y no abona nada a favor de la evolución de la raza humana, sobre todo cuando las autoridades que nos gobiernan no hacen nada para evitar el sufrimiento animal.

En 2012, sin embargo, una luz de inteligencia iluminó al entonces presidente municipal de Teocelo, Cristian H. Teczon, quien junto con su comuna y en contra de los deseos de unos cuantos irracionales, prohibió las vaquilladas que ahí se hacían durante la fiesta del pueblo, convirtiendo a ese lugar en el primer municipio antitaurino de México. Todo un logro.

Lamentablemente, con el cambio de poderes municipales, el año pasado se dio un gran paso atrás, pues la hoy alcaldesa, Ana Lilia López Vanda, permitió que se hicieran las vaquilladas otra vez; y no conforme con esto y tras haber sido fuertemente criticada por dejar que se violara la ley, organizó en días pasados una consulta popular, amañada y poco clara, en donde la sociedad teocelense, según, votó a favor de derogar el artículo en la Ley de Protección Animal que las prohibía.

Asimismo, el alcalde Xico, sitio en donde también se llevan a cabo bestiales espectáculos con toros y novillos, declaró a un medio informativo que en su municipio no se maltratan a los animales durante las fiestas a Santa Magdalena.

Quien al día de hoy diga que un toro, vaca, vaquilla o becerro, no sufre cuando es expuesto a una turba enardecida que los golpea, les jala sus apéndices externos, los pulla y los obliga a defenderse (cuestión que es malinterpretada como bravura o maldad) es un completo ignorante; aunque peor es justificar todo ese maltrato con argumentos que refieren a obtusas tradiciones, incluso religiosas, o a costumbres salvajes y estúpidas.

No puede haber justificación en hacer sufrir a un ser vivo por diversión. Eso es indignante, no sólo para el animal que es maltratado, sino también para la raza humana que se dice evolucionada y superior, aunque no todos los que pertenecen a ella lo demuestren.

No al maltrato animal en Veracruz, basta ya de salvajismo.

   

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *