xalapa
18
Search
Lunes, 25 de Mayo de 2020
  • :
  • :

En Xico, por Covid-19 cada quien “se rasca como puede”; Xiqueñada en suspenso

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Comerciantes y micro empresarios reclaman estrategias al gobierno municipal de Gloria Galván Orduña para repuntar la economía de la región, ante la posible cancelación de las fiestas a la patrona del pueblo, Santa María Magdalena, a celebrarse en julio próximo, fiestas que dejan la mayor derrama financiera ante las miles de visitas de turistas locales, nacionales y extranjeros.

El municipio de Xico, ubicado a una veintena de kilómetros de la Capital del Estado, sufre una de las mayores crisis financieras ante la omisión del gobierno municipal en una estrategia para mantener y luego repuntar la economía de la región ante la emergencia sanitaria por SARS-COV2, “cada quien se rasca como puede”, aseguran comerciantes. 

La crisis se agravó desde hace más de un mes que la contingencia por coronavirus tuvo un repunte en la entidad, por lo que se extremaron las medidas de sana distancia y aislamiento en los xiqueños. 

La xiqueñada, el 21 de julio de cada año, es motivo de algarabía a Santa María Magdalena, patrona del pueblo, fiesta que mayor derrama económica deja en el municipio, fue suspendida por las autoridades municipales, según los comerciantes y micro empresarios de Xico, aunque no hay una postura oficial. 

La tradición de los xiqueños es celebrar a la Santa con la elaboración de un arco de flor de izote de más de 15 metros de altura, el cual levantan en el atrio de la iglesia de María Magdalena, la fiesta es amenizada por decenas de danzantes con máscaras de toros y coloridos disfraces. 

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Previo al día grande de la Santa, los xiqueños elaboran un tapete de aserrín donde pasean a la Santa a lo largo de la calle principal de la cabecera municipal. Para el 22 de julio, realizan la suelta de una veintena de toros, donde se incrementa el consumo del torito de cacahuate, morita y verde. 

Durante las noches, los creyentes bailan con toritos pirotécnicos, acompañados con cencerros y danzantes. 

Sin embargo, este año por primera vez en la historia se suspendería la celebración a la Santa, debido a la contingencia por Covid-19. 

“Mejor que no haya fiesta, no queremos enfermar” 

“No queremos que venga gente aquí, estamos limpios, no hay casos confirmados, preferimos la salud y encomendarnos a la Santa”, expresa doña Micaela Hernández, una mujer de la tercera edad que tiene su panadería en las céntricas calles de Xico. 

“Tampoco va haber -xiqueñada- porque sino toda la gente va a venir de fuera y no queremos que vengan para no contaminar”, insiste. 

En entrevista, explicó que la contingencia por SARS-Cov-2 (Covid-19) en el municipio afectó a todos los comerciantes y micro empresarios de Xico. 

“Fiesta ya no va haber, pero si su misa -a la Santa- nosotros nos vamos a meter a la iglesia, yo tengo mi Virgen y aquí le adorno y festejo”. 

Lamentó que este año no habrá la alfombra de aserrín ni paseo de la Santa, “preferimos que no se haga eso y que venga gente de fuera, porque no sabemos”. 

Explicó que durante la contingencia la venta de pan por pedidos vía telefónica ha funcionado para sobre vivir al día, “ya siquiera para comer, con eso nos vamos ayudando. El pan de huevo es el que jala un poquito más, el pan de a peso casi no, ahí la vamos pasando”. 

Micaela mencionó que en Xico existe un hospital comunitario, que no cubriría las necesidades para atender a los pacientes de Covid-19 que se pudieran dar en la región, por lo que serían traslados al Hospital Civil de Coatepec o Xalapa. 

Nula ocupación hotelera en Xico 

Sin duda, uno de los sectores más afectados por la contingencia de Covid-19 es el sector hotelero en la entidad; en Xico, se ha reducido la capacidad laboral hasta en un 75 por ciento y los empresarios solo mantienen a uno o dos de sus trabajadores. 

Esto es en consecuencia a las múltiples cancelaciones en las reservaciones con motivo de la Xiqueñada y celebración a María Magdalena en el mes de julio, la cual coinciden los trabajadores son las fechas en las que mantienen las habitaciones ocupadas al 100 por ciento. 

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

La contingencia ocasionó el cierre de al menos dos de diez hoteles en Xico, además del recorte de personal de hasta un 75 por ciento y reducción a salarios. 

Carolina Ponce, trabajadora del hotel El Cortijo de Los Morales, lamentó que desde hace tres meses que inició la contingencia no han registrado ni un huésped. 

“Desde finales de febrero no hay entradas, la enfermedad vino afectar todo esto, hubo cancelaciones y se vino todo abajo (…) estamos en cero total, no hay reservaciones”, lamentó. 

Ella es la única trabajadora del hotel, debido al recorte de personal para poder mantener -en medida de lo posible- la operatividad del inmueble. 

“Habíamos tres, pero ahora solo me quedé yo. A una de mis compañeras le dieron primero dos días de descanso, luego quince días y esperamos que vuelva a regresar”. 

Coincidió que las fiestas a Santa María Magdalena fueron suspendidas, “la verdad si viene mucha gente de fuera y es lo que se teme, que vengan y traigan el virus y nos vengan a contagiar. Por lo que se sabe ahorita, todo está cancelado”. 

Indicó que está a expensas que su patrón pueda resistir el pago de los gastos del hotel: luz, agua, televisión por cable, teléfono, además de los insumos para mantener limpias las habitaciones y demás áreas del inmueble. 

“Hasta que el jefe nos diga hasta aquí, a ver hasta dónde aguanta la batalla más que nada, los gastos están (…) se tiene que dar mantenimiento a las habitaciones, tiene que estar limpio por si llegan a querer una habitación, hay gastos, todo esta parado y nos vino afectar”. 

Aunque continúa percibiendo su salario, lo cierto es que un gran apoyo son las propinas que dejan los huéspedes. 

Una de sus preocupaciones, dice, es que cierre el hotel y no tenga ningún ingreso económico, “no puedo decir que me voy a otro lado, porque a nadie se le está ofreciendo trabajo”. 

Tampoco está en sus planes emprender algún negocio, “yo veo que está muy difícil, porque si no hay trabajo, como nos van a comprar”. 

Gobierno municipal insensible ante la contingencia 

La alcaldesa de Xico, Gloria Galván Orduña rompió las reglas para evitar aglomeración de personas y celebró el Día de la Madre en localidad de San Marcos de León. 

El evento un tanto retardado, fue festejado el 17 de mayo a más de un centenar de mujeres que incumplieron las medidas sanitarias por la contingencia de Covid-19, principalmente la sana distancia. 

Carolina Galván Galván, hija y presidenta del Sistema DIF Xico, también asistió a la reunión. 

Vivimos al día, no hay apoyos 

María Ángeles Elva, una mujer de aproximadamente 50 años, trabaja vendiendo frutas y verduras acompañada de su padre en un mercado provisional. 

Ambos están atendiendo el pequeño negocio, el cual comparten con otro “local” de una cocina económica. Son las 3:20 de la tarde y el lugar luce sin clientes y con abundantes frutas y verduras frescas. 

“Aquí nos visita poca gente, porque estamos retirados del mercado, somos los únicos y una cocina, nuestra economía ha mermado en más del 50 por ciento”.

Explicó que llevan casi dos años en ese sitio, debido a que fueron reubicados por la remodelación del mercado del pueblo, “va a quedar muy bonito”, dice con entusiasmo. 

Reconoció que ella y su familia  están subsistido en el mercado improvisado, debido a que el gobierno municipal está “pagando” la renta del lugar. 

Se le inquirió si además ha recibido algún apoyo de parte del gobierno municipal por la contingencia de Coronavirus, “se oye que hay apoyos, pero no sabemos cómo pedirlos ni nos han dicho si nos van a dar, pero aquí estamos con la bendición de Dios”.

Lamentó que sin las fiestas de Santa María Magdalena continuaran con bajas ventas, “si no se festeja nos va afectar, pero que sea lo que dios quiera y ojalá nos lleguen esos apoyos”. 

Cada quien se rasca como puede 

Jorge González Olivares, atiende con entusiasmo y optimismo el negocio familiar “Mole y Salsas la Tía Celsa”, pese a la contingencia por Coronavirus que arrecia en la entidad veracruzana. 

“Nos ha bajado las ventas, a todos nos ha afectado, estamos animados y no desesperados, tenemos que salir del hoyo”. 

Dijo que ante la contingencia buscaron estrategias para seguir manteniendo el negocio vivo, como la venta en línea a través de redes sociales, en plataformas como Amazon, envíos a domicilio dentro de Xico y con entrega en Xalapa, siempre y cuando en la capital del estado se junten al menos cinco pedidos “para que valga la pena el viaje”, ya que como empresa están absorbiendo los gastos del transporte. 

Explicó que al ver la contingencia en otros países, anticiparon estas estrategias para mantener el negocio familiar y no cerrar. 

Lamentó que las ventas en físico bajaron hasta en un 70 por ciento, “pero afortunadamente con las ventas en línea y los envíos hemos tenido si a caso un 30 por ciento menos”. 

Explicó que la venta de la morita y el verde se ha mantenido, pero los insumos como el alcohol se elevó de precio. 

“Estábamos comprando en 600 pesos una garrafa de 20 litros, ahorita la estamos comprando en 1000, casi el doble”. 

En ese sentido, dijo que ha mantenido los precios de los licores con la finalidad de preservar las ventas y no afectar la economía, de por sí ya un poco deteriorada de los consumidores. 

“Vamos saliendo con lo mínimo para reinvertir y sacar -la producción- de nuevo (…) no queda de otra”. 

El negocio es dedicado principalmente a la venta de mole, que aunque no es un producto de primera necesidad como el arroz, frijol y huevo, no deja de ser comida y continúan produciendo sin subir los precios. 

“Estamos tratando de aguantar y no desesperarse, poco a poco va a ir saliendo”. 

Aunque no hay un pronunciamiento oficial del gobierno xiqueño, coincidió que las fiestas a María Magdalena están canceladas o por lo menos hay una alta probabilidad. 

“Y yo creo que es bueno que se cancele en temas de salud, económicamente pues obviamente a nadie nos conviene, pero ni modo, prefiero que esté completa mi familia, aunque tengamos que comer tortillas con frijolitos y queso, o sino nos comemos el mole, a que alguien esté enfermo y al rato estemos incompletos”. 

Preocupado por repuntar la economía de la región y ante las nulas fiestas a María Magdalena, le apuesta a celebrar el anterior santo patrono de Xico, San Miguel. 

A él se le celebra en el mes de septiembre, “sería una fiesta para compensar la de julio”. 

Iglesia celebrará a María Magdalena de forma privada 

Juan Tlaxcalteco, uno de los mayordomos de la iglesia católica en Xico, destacó que en la cuestión de fe si van a realizar la conmemoración a María Magdalena. 

“La fiesta está detenida, pero en cuestión religiosa las celebraciones serán a puerta cerrada (…) tenemos un plan, estamos tratando que sea lo más reservado posible en cuestión de la feligresía, lo único que será expuesto será el altar afuera de la parroquia”. 

Precisó que en cuestión de las demás actividades como el arco, el tapete de aserrín y demás actividades están a expensas de lo que diga la autoridad municipal. 

Actualmente Xico tiene un caso sospechoso de Coronavirus, por lo que está circunstancia pudiera frenar los festejos a María Magdalena. 

“Estamos en suspenso, pero las actividades religiosas, litúrgicas, está todo normal. Durante toda la festividad hay una parte que le llaman la novena, del 13 al 21 de julio son los nueve gremios del pueblo que antiguamente se hacían y ahora lo van hacer de forma más reservada”. 

Lamentó que este año no podrán venir peregrinos de la Ciudad de México, de Argentina, Chile y España que cancelaron su asistencia debido a la emergencia de Covid-19. 

“También es bueno para nosotros, porque así cerramos puertas a un posible contagio”. 

Mencionó que están a la espera de diversas propuestas que son de costumbre del pueblo y que están considerando con “sus grandes limitaciones” y advirtió que estas actividades se realizarán sin previa difusión para evitar aglomeraciones. 

“En cuestiones masivas se está analizando de una forma en que la mayor de las probabilidades es que se suspenda”. 

Dichas actividades son la suelta y corrida de toros, conciertos en el teatro del pueblo, bailes, el tapete de aserrín, podrían quedar fuera porque son actividades por separado de la parroquia. 

Aseveró que este viernes se reunieron con autoridades de ayuntamiento de Xico, para realizar propuestas en torno a la celebración, sin embargo, será hasta la segunda semana de junio que se pueda definir las fiestas. 

Por su parte, Georgina Hernández Quiroz, directora de Turismo de Xico, en entrevista señaló que será hasta la próxima semana que se reúnan las autoridades municipales con los prestadores de servicio para definir el futuro de la tradicionales fiestas de Xico. 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *