xalapa
22
Search
Miércoles, 21 de Febrero de 2018
  • :
  • :

Entró al gimnasio, ya no salió…

la foto

El 17 de noviembre del 2011 José Armando Rentería Juan, de 20 años de edad, salió de su casa para dirigirse al gimnasio en donde entrenaba para una competencia, él firmó su pase de entrada pero no el de salida.

Todo pintaba ser normal, José Armando le había pedido a su mamá la playera más viejita para ir a entrenar, se puso sus jeans Levis y unos tenis Nike de color negro con verde, tomó 300 pesos y salió de su casa para dirigirse al gimnasio.

A las 5 de la tarde firmo su entrada al gimnasio – en el tercer nivel de la Arena Xalapa- estuvo entrenando cuando una persona de complexión robusta, moreno con pelo corto y gorra pregunto por keder –como lo apodaban los amigos–.

Su entrenador Mike, le comentó a su mamá que lo vio platicar con aquel hombre, se salieron pero después no supo más.

Fue así como Aurora Juan Estrella, madre de la víctima, tuvo que esperar 72 horas para acudir a la agencia del Ministerio Pública – en la calle Cempoala-  para denunciar la desaparición forzada de su hijo.

A 3 años de su desaparición, Aurora sigue esperando que las autoridades correspondientes le marquen para informarle sobre su hijo. En entrevista, comentó que José Armando descubrió que su papa engañaba a su mamá pero a pesar de eso se llevaban bien y sin problemas.

Con lágrimas en los ojos, la madre de Armando dijo que tiene mucho miedo de que le digan una mala noticia pues la gente “ha especulado que estaba en la cárcel y no fue cierto.

“Especulan muchas cosas pero hasta que yo no vea algo no voy a poder decir algo. No puedo vivir con la zozobra de tantos meses de si vive o está muerto,” expresó la madre del joven.

Pese a esto, aseguró que en estos años podría incorporarse a los grupos de personas que buscan a sus familiares desaparecidos con la esperanza de saber qué pasó con su hijo.

Mientras tanto, dio su número – 2281184133  o 8148128 -para que cualquier persona que sepa algo se comunique con ella.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *