xalapa
22
Search
Sabado, 21 de Julio de 2018
  • :
  • :

Episodios de volatilidad a corto plazo por elecciones

tlcan-banderas-640x360

Después de pruebas de estrés pide a bancos vigilar índice de morosidad

El TLCAN, factor de inquietud que puede presionar aumento de precios

El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF), encabezado por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, reiteró su advertencia de que se presentarán episodios de volatilidad a corto plazo asociados a la incertidumbre sobre el futuro de la relación bilateral entre México y Estados Unidos, que sigue siendo uno de los principales factores potenciales de inestabilidad para los mercados financieros nacionales.

Las pruebas de estrés apuntan a que el sistema financiero nacional cuenta con el capital suficiente (15.21 por ciento, por arriba del estándar mínimo requerido) para hacer frente a choques adversos y permitir que incluso en casos extremos siga prestando los servicios de intermediación necesarios para el funcionamiento de la economía nacional, aseguró.

En su informe anual dado a conocer ayer, el CESF agregó, que un aspecto adicional que puede originar episodios de volatilidad en los mercados financieros se asocia al proceso electoral de julio.

En general, los procesos electorales, tanto en economías avanzadas como emergentes, se distinguen por la presencia de diversos candidatos con diferentes plataformas. En este sentido, el proceso electoral que tendrá lugar en julio no es la excepción, por lo que también existe el riesgo de que aumente la volatilidad de los mercados financieros, debido a los comicios

Destacó que la preservación de finanzas pública sanas con un entorno de inflación baja y estable es fundamental para el funcionamiento eficiente y ordenado del sistema financiero nacional.

Después de las pruebas de estrés a las que son sometidos los bancos que operan en el país, el CESF recomendó que algunas instituciones, especialmente aquellas de menor tamaño, vigilen el aumento en la morosidad de sus carteras de crédito al consumo y que otras diversifiquen sus fuentes de financiamiento para reducir sus vulnerabilidades ante la posible materialización de eventos extremos.

Sin embargo, el CESF matizó: Las medidas prudenciales a las que está sujeta la banca en sus posiciones en moneda extranjera y las reglas de capitalización y liquidez han permitido que la volatilidad de los mercados cambiarios no represente un riesgo directo para la solvencia o la liquidez de las instituciones bancarias nacionales.

Sobre el incremento de los precios al consumidor se espera que la inflación general mantenga una tendencia descendente y se aproxime a lo largo del año hacia el objetivo de 3 por ciento, alcanzándolo en el primer trimestre de 2019, ubicándose cerca del objetivo durante el resto de ese año.

Entre los riesgos que podrían presionar la inflación al alza señaló: La incertidumbre relativa al proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ( TLCAN), así como volatilidad asociada al proceso electoral, ante lo cual el tipo de cambio podría depreciarse.

Advirtió sobre un ajuste en la postura monetaria en Estados Unidos (un aumento en las tasas de interés), la cual podría tener una reacción adversa sobre los mercados financieros internacionales, así como incrementos adicionales en los precios de algunos bienes agropecuarios.

Además, la presencia de un incremento considerable en los precios de ciertos energéticos como resultado de un aumento en sus referencias internacionales, así como condiciones en el mercado laboral, donde la evolución de los costos de la mano de obra podría presionar a la inflación.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *