xalapa
22
Search
Martes, 27 de Junio de 2017
  • :
  • :

Erradican manos infantiles en cultivo de tabaco

1652448

Mientras sus padres trabajan en cultivos de tabaco, 150 niños de las comunidades Huichol, Cora, Tepehuana y Mexicanera de la sierra nayarita, reciben educación, alimentos, salud y recreación en el Centro Amapa, de la Fundación Florece.

El Proyecto para la Erradicación de Manos Infantiles en el Cultivo de Tabaco, de la British American Tobacco México (BATM), cumple 17 años en los que han atendido a más de 15 mil niñas y niños de la región.

Gastón Zambrano, director Legal y de Asuntos Corporativos de la empresa británica, explicó que, en esta temporada de cultivo de la hoja de tabaco, se están atendiendo a 900 hijos de jornaleros, en los centros Amapa, El Corte y La Presa.

“Sus papás el día de hoy, por lo general, están trabajando en el ensarte del tabaco, en el campo; estos niños son recogidos por trabajadores sociales y becarios a las seis de la mañana y son regresados a las seis de la tarde, ya que terminen su jornada laboral sus padres”, explicó el ejecutivo.

En los centros se brindan cuidados desde nivel maternal, para niños de los ocho meses a los dos años; posteriormente la atención incluye formación preescolar y hasta el grado de secundaria, por lo que se tiene un convenio con la Secretaría de Educación Pública (SEP), para la certificación de estudios.

En conjunto con la SEP les damos educación, es decir, ellos estudian su educación primaria, su secundaria y preescolar, y dependiendo de lo que estudien, al final del ciclo se llevan una cédula de educación.

Cuando regresan a sus lugares de origen o sus padres cambien de cultivos, los niños llevan documentos validados por la SEP”, explicó Zambrano.

El Centro Florece de Amapa tiene aulas en donde se imparten los cursos de los tres niveles básicos, un salón de usos múltiples con computación, el comedor, baños y un consultorio médico.

Vamos a recogerlos a los potreros, a los bebés, ya cuando llegamos los más grandes se van a su salón, y nosotras nos quedamos a cuidar a los más chiquitos en la guardería, ya los maestros se encargan de los más grandes, pero hemos tenido niños desde ocho meses”, comentó Laura Lomelí, una de las encargadas del cuidado de los más pequeños.

Se queman legisladores de Michoacán con ‘propuesta’ antitabaco

En los patios, las niñas y los niños, muchos de ellos con la ropa típica de sus comunidades y descalzos, se divierten en juegos tubulares, columpios y con casas de plástico para armar, cuyas piezas son usadas como “carritos”.

Otros están en los salones de clase, repasando el tema del día, o escribiendo en sus cuadernos algún garabato para no salir, ante la intensidad del sol.

Ramón Sepúlveda, director de la organización Jalisco Desarrollo y Fomento (Jadefo), está a cargo de la coordinación con la empresa tabacalera y el diseño de atención en el cuidado de los hijos de jornaleros.

Explicó que en Florece Centro de Atención y Educación Infantil para hijos de Ensartadores y Cortadores de Tabaco, como oficialmente se llaman las estancias, la atención el completa.

Tenemos un doctor de planta que es el que está revisando cualquier problema que tengan, además está pesándoles, midiéndoles, además llevando una estadística comparando su desarrollo conforme a su edad.

El principal aportador es BATM y de las dependencias oficiales están la SEP, a través del Programa Niños Migrantes y la Secretaría de Salud apoyándonos con medicamento y la selección de los doctores”, explicó Sepúlveda.

Mientras tanto, en los campos de cultivo de tabaco, en estas fechas bajo un sol intenso, hombres y mujeres están en el proceso de cortar las hojas para ensartarlas en un mecate y ponerlas a secar hasta dejarlas en punto para su traslado a las fábricas de la British American Tobacco México, en Monterrey, Nuevo León.

En una superficie de 3 hectáreas se producen en este ciclo 12 toneladas de tabaco seco, por lo que para el proceso de ensarte están contratadas ocho personas que cobran 14 pesos “la sarta”, la tira con aproximadamente 400 hojas ensartadas para poner a secar.

Rodolfo Coronado, representante de 3 mil 200 productores de tabaco de Nayarit, explicó que la entidad produce el 87 por ciento de esta materia prima del país, y de ese total 70 por ciento se realiza en Santiago Ixcuintla.

Para este ciclo se generarán más de un millón 600 mil jornadas en campo, las que son cubiertas por los habitantes de las comunidades de la sierra nayarita, desde la preparación de la tierra hasta el ensarte.

Una parte es mecanizada, pero otra parte es con mano de obra y para eso, la mano de obra más calificada es de la gente que viene de la sierra, los coras, huicholes, tepehuanos, mexicaneros, ellos hacen un trabajo artesanal y eso nos ayuda bastante”, dijo Coronado.

Comentó que las políticas de restricción en el consumo de tabaco, en el país y el mundo han impactado de manera negativa a esta actividad, ya que de 30 mil hectáreas que producían tabaco hace diez años, ahora solo se hace en 7 mil 200.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *