xalapa
22
Search
Sabado, 29 de Abril de 2017
  • :
  • :

Escenarios: Yunes juega en cuatro bandas

LUIS_VELAZQUEZ

  • Corrupción y venganza
  • Clave, objetivo electoral

Uno

Varias razones de peso tiene el gobernador de Veracruz para andar cazando duartistas y repletar el penal de Pacho Viejo. Según el politólogo Ramón Benítez, entre otras, las siguientes:

A: La corrupción. El desvío de recursos y el enriquecimiento ilícito fue, dice, muy burdo. Descarado. Cínico. Todo se fregaron dejando, además, obra pública inconclusa de norte a sur y de este a oeste. El colmo: sus barbies y amantes fueron favorecidas al cien por ciento. Desde cargos públicos hasta sueldos insólitos y regalo de casas y departamentos y camionetas.

B: Otra parte de la Yunicidad se basa en la venganza, el rencor y el odio. Entre otros motivos, porque en el duartazgo arremetieron con todo en contra de Miguel Ángel Yunes Linares. Desde el libro “Los demonios del Edén”, de Lidya Cacho, para insistir en el tema de la pederastia hasta el enriquecimiento ilícito en su paso por la dirección del Issste y la subsecretaría de Seguridad Pública federal. Y ni se diga los texto/servidores en su contra. Incluso, periódicos fundados ex profeso para el golpeteo. Ahora, el góber azul está devolviendo “ojo por ojo y diente por diente y manos por manos”, pues ni modo sea Santa Teresita de Calcuta.

C: Otra razón de ser de la cacería de duartistas está en el asunto electoral. El hecho de encarcelar al mayor número de duartistas (pues más están en la lista negra, 65 dice el Contralor) levanta más expectativas que cualquier obra pública. Incluso, la población sólo estará contenta y feliz y realizada cuando Javier Duarte sea detenido. Y si el Peñismo “lo deja hacer y pasar”, entonces, la Yunicidad buscará un puente de plata para su captura. Mauricio Audirac Murillo, Francisco Valencia y Arturo Bermúdez, bien pudieran aportar evidencias, pistas, pruebas, para la caída de Duarte, pero desde la Fiscalía de Veracruz, más, mucho más allá de la Procuraduría General de la República y la Interpol que lo buscan, sin éxito, ajá, desde hace 169 días.

Además, el Yunes azul necesita más políticos presos (que otra cosa es presos políticos) en Pacho Viejo, primero, para amacizar el triunfo electoral de su hijo Fernando Yunes Márquez a la alcaldía jarocha.

Y más, porque ganando Veracruz y Boca del Río tendría amarrado el 15 por ciento de la población electoral.

Y ni se diga, el más alto presupuesto municipal.

Más aún, ganando la presidencia municipal jarocha en automático a seguir trabajando la plaza para que Miguel Ángel Yunes Márquez sea amacizado, como ya está, como el único candidato de la alianza PAN y PRD a la gubernatura el año entrante, de igual manera como en el lado de MORENA ya tienen la decisión tomada por el diputado federal, Cuitláhuac García, quien el año anterior obtuvo 820 mil votos en las urnas.

 

Dos

D: A principios del mes de marzo, la casa encuestadora México Opina publicó la última encuesta sobre el índice de popularidad de los gobernadores. Los de Guanajuato, Sonora, Durango, Yucatán, Querétaro y Aguascalientes, en los primeros lugares. Miguel Ángel Yunes, en el espacio número veinte, cuando, caray, Veracruz es la tercera reserva electoral del país, luego del Estado de México y la Ciudad de México.

Así, y luego de la caída de Yunes en la imagen nacional, según el politólogo Ramón Benítez, necesita golpes mediáticos y nada como las detenciones de los duartistas.

El góber panista de toda la vida de Sonora, Javier Corral, tiene tres duartistas en la cárcel. Yunes lleva cuatro, a saber, Flavino Ríos, Audirac, Bermúdez y Valencia. Y todo indica, ya fue expedida la orden de aprehensión en contra de Carlos Aguirre Morales, uno más de los seis secretarios de Finanzas y Planeación.

Entre más políticos presos tenga Yunes, más se reposicionará en la mirada nacional, el centro de los poderes federales.

Y más por lo siguiente:

La prioridad del Yunes azul es cien por ciento electoral. Quiere así alargar su vida política. Incluso, soñando con una secretaría de Estado en el próximo sexenio si su candidato (ya Miguel Ángel Osorio Chong, ya el panista que sea elegido) ganara en las urnas, y en donde Veracruz será, es, clave.

Pero más aún: entre más duartistas presos, más terror y temor infunde en el corazón priista.

Y de ñapa, los cohíbe a todos para la operación electoral, tal cual, incluso, y como anda la mayoría. Agazapados. Con bajo perfil. Huyendo varios. Temerosos de que los detengan ya saliendo de su casa (como a Flavino), ya en la carretera (como a Francisco Valencia), ya de compras (como a Mauricio Audirac), ya de declarando en el juzgado (como a Bermúdez).

 

Tres

El sistema político priista ha quedado tan dañado con tantos ex gobernadores con fama de corruptos (Javier Duarte en Veracruz, César Duarte en Chihuahua, Rodrigo Medina en Nuevo León, Roberto Borge en Quintana Roo, etcétera) que en tanto Yunes Linares siga metiendo a la cárcel a más duartistas (soñando, incluso, con enviar a Pacho Viejo a Fidel Herrera Beltrán) que la población electoral lo ve bien, y lo aprueba y lo aplaude, dice Ramón Benítez.

Y más, porque Enrique Peña Nieto ha sido, fue, demasiado tolerante con todos los ex mandatarios priistas, y en el caso, con Javier Duarte.

Y es que el Peñismo, ni tampoco los priistas en Veracruz dimensionaron el daño político, social, electoral, moral y ético que con tantas tropelías Duarte fue causando, poco a poco, en el ánimo poblacional.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *