xalapa
22
Search
Martes, 25 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Escenarios

: El Fiscal inamovible


LUIS_VELAZQUEZ

 

•¿Quién lo protege?
•“Irresponsable e inmoral”

Luis Velázquez
14 de junio de 2018
UNO. El Fiscal inamovible

La fuerza política del Fiscal de los Desaparecidos está fuera de duda. Y por más resbalones y desgarriates cometidos, es igual que AMLO. Inamovible.
En el duartazgo, por ejemplo, fue encumbrado como asesor jurídico y asistente personal de la presidenta de la Comisión de Atención y Protección a Periodistas, la investigadora de la Universidad  Veracruzana y tía política de Érick Lagos, Namiko Matsumoto.
Incluso, ambos se llenaron de gloria, primero, con el silencio sobre los asesinatos y desapariciones de reporteros en el sexenio anterior.
También, cuando aclamaron con incienso al secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, luego de amenazar con la cárcel a un fotógrafo por tomar gráficas de las guardias comunitarias de los Llanos de Sotavento.
Después, y como premio a los servicios prestados a la nación y a Veracruz, la Namiko fue entronizada en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y a su lado, su pareja servidor público, Coronel junior.
Entonces, y de pronto, zas, el Fiscal de la yunicidad, Jorge Wínckler Ortiz, lo nombró Fiscal de los Desaparecidos en un Veracruz donde según el Solecito hay unos diez mil desaparecidos y según la diputada local, Marijose Gamboa Torales, llegan a quince mil, y según la Fiscalía tienen abiertas unas 3 mil 240 carpetas de investigación.
Y aun cuando en el ejercicio del poder, Coronel junior ha cometido varias pifias, el gobernador Yunes todo le perdona.
Y si digamos lo perdonan porque hay más de veinte duartistas entre jefes policiacos y policías detenidos acusados de desaparición forzada, en ningún momento justifica los agravios cometidos en contra de la memoria de los desaparecidos y en contra de sus familiares.
Pero, bueno, todo indica, es la característica del bienio azul.

DOS. El incienso como estrategia

El premio a este joven inamovible fue cuando ante el reclamo de los familiares de los desaparecidos lanzó su frase bíblica de “¿Cuál prisa si los desaparecidos desaparecidos están?”.
Meses más tarde, una diputada miembro de su club de fans predicaba que nunca, jamás, lo dijo.
Después cuando fueron detenidos los 19 policías y jefes acusados de desaparición forzada, internados en el penal de Pacho Viejo, y mirando que todas las palmas se las llevaba el Fiscal Wínckler, Coronel junior se promovió en un periódico impreso de la Ciudad de México lanzándose el suficiente incienso para ser feliz aquel día y otros más.
Ahora, Coronel junior ha cometido otro agravio como fue integrar un equipo de fútbol con el personal de la oficina a su cargo con el nombre de “Fiscalía Desaparecidos” y que originara, por ejemplo, que el Solecito de la señora Lucía de los Ángeles Díaz Genao lo calificara de “irresponsable e inmoral”.
Entonces, causado el daño moral a las madres de los desaparecidos, la Fiscalía de Wínckler expidió un boletín “curándose en salud” diciendo que fue, háganos favor, con buenas intenciones para promover la convivencia deportiva entre ellos.
Y, al mismo tiempo, alardeando de que son la única Fiscalía en el país, ni siquiera, vaya, la Procuraduría General de la República, con jefes policiacos y policías detenidos acusados de desaparición forzada.
Tal cual, y si el profe Marcos Even Torres tiene fama de haberse adueñado de las neuronas de Wínckler, su discípulo, entonces, Coronel junior también parece haberse apropiado de la masa encefálica de Wínckler Ortiz.
Y más por lo siguiente:
Coronel junior publicó la foto del equipo de la “Fiscalía Desaparecidos” alardeando de “refuerzo de lujo” y refiriéndose:
A: Al goleador Jorge Wínckler.
B: Al hijo de Jorge Wínckler. 
Y C: Al profe Marcos Even Torres, pronosticado como futuro Fiscal Anticorrupción, aun cuando él mismo sueña con la Fiscalía General por 9 años.
Tirado al piso del Fiscal, Coronel junior es inamovible.
Además, claro, de los padrinos o madrinas que tenga, suficientes para que el gobernador todo le perdone y acepte, entre otros hechos, los agravios a las ONG.

TRES. Irresponsables e inmorales…

Durante muchos, el Fiscal oaxaqueño ventiló su identidad inmadura en el tendedero público a través del Internet y en donde dejara constancia de la más alta raigambre de egolatría, superior, incluso, a las de los duartistas Érick Lagos, Jorge Carvallo junior, Adolfo Mota y Alberto Silva Ramos, juntos.
Incluso, sin la mínima prudencia política y social se agarraba al tú por tú con las madres de los desaparecidos y en nombre de la ley se pitorreaba de ellas.
Según las versiones de una de sus diputadas fans, el gobernador Yunes le habría llamado una o dos veces la atención, pero Wínckler seguía.
Por fortuna, y según parece, le ha bajado el tono a sus tuitters paellascanos.
Pero al mismo tiempo, el Fiscal de los Desaparecidos parece haber retomado el estandarte cibernético y entre otras ocurrencias insensibles, trepado la fotografía en sus redes sociales con su equipo de “Fiscalía Desaparecidos”.
El Solecito le ha contestado de la siguiente manera:
”No le hace que los casos estén abandonados siempre y cuando ustedes se diviertan.
Claro, como ustedes no tienen ningún desaparecido en sus familias.
Irresponsables.
Inmorales”.
Y, en contraparte, Wínckler, manejado por Coronel, lanzó su boletín “curándose en salud” diciendo “sirva la presente para hacer llega a la opinión pública información fidedigna”.
Caray, “información fidedigna” luego del desaguisado coronelesco.
Y más porque así se manifiestan así piensan, así gobiernan y así ejercen el poder.
Además, claro, de regresar a la cancha futbolera.
En las redes sociales, a las que tanto ambos fiscales son adictos les llamaron “ojetes, insensibles y poca madre”, además, claro, de las mentaditas.
Aquel día el festín futbolero estuvo en grande porque hasta le quemaron los pepeyotes a un jefe máximo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *