xalapa
22
Search
Domingo, 18 de Febrero de 2018
  • :
  • :

Escenarios

  • LUIS_VELAZQUEZDe senadores a gobernadores

  • Sólo uno era diputado federal

  • Señales para Pepe y Héctor Yunes

 

I

Hasta anoche, el CEN del PRI (y también PRD) está privilegiando la carrera de legislador federal para elegir a los candidatos a gobernadores y, bueno, se trata de un mensaje polisémico al resto de la nación, entre ellos, para Veracruz, que el año entrante nombrará a su candidato mini por un par de años.

Ivonne Álvarez era senadora de Nuevo León y fue ungida entre diez aspirantes más, la mayoría hombres, para gobernadora.

Ricardo Barroso era senador de Baja California Sur, y aun cuando en el año 2011 fue candidato a gobernador y perdió ante el panista Marcos Covarrubias, una vez más ha sido lanzado a la pasarela electoral.

Asunción Orihuela Bárcenas era senador por el estado conflictivo y turbulento de Michoacán y fue ungido candidato a gobernador, aun cuando el favorito del presidente Enrique Peña Nieto es el senador del PRD, Silvano Aureoles, en premio a los servicios prestados en los tiempos del Pacto México.

Alejandro Moreno Cárdenas era diputado federal pluri por el estado de Campeche y ahora fue nominado candidato a gobernador.

El único de los que han sido premiados y que se desempeñaba como secretario de Educación en San Luis Potosí es Juan Manuel Carreras, ahora candidato a la gubernatura.

Así, de los cinco abanderados del PRI y PRD, cuatro eran senadores, uno diputado federal y otro secretario ejecutivo, ministro de Educación.

Tal cual corren los tiempos en el partidazo.

Como en la mitad del siglo pasado, una vez más, sobre todo, la Cámara de Senadores, laboratorio para salir de ahí candidato a gobernador.

 

II

Por ejemplo, de la cámara senatorial partieron para la jefatura del Poder Ejecutivo de Veracruz Fernando López Arias, procurador de Justicia de Adolfo López Mateos, su amigo, y Rafael Murillo Vidal.

También, Fidel Herrera pasó de la senaduría a la silla embrujada del palacio de Xalapa, mientras su discípulo Javier Duarte emergió de la Cámara de Diputados, esperanza que ahora cobijan sus amigos Jorge Carvallo, Érick Lagos, Adolfo Mota y Alberto Silva.

En contraparte, Gerardo BuganZa ha de acariciar la misma posibilidad que el exsecretario de Educación de San Luis Potosí, de un cargo estatal a la mini gubernatura.

En todo caso, cada entidad federativa tiene sus características: pero, bueno, a veces suelen darse signos indicativos y significativos.

 

III

Otras circunstancias son las siguientes:

El quinteto de candidatos del PRI fue elegido en base a la tendencia histórica de la encuesta, es decir, que en todas y cada una de las encuestas, cruzadas y entrecruzadas durante varios meses, se perfilaron como los favoritos en el imaginario colectivo.

Además, y aun cuando en unos casos se anotaron hasta 12 aspirantes, al final del día, el CEN del PRI tuvo una encerrona en el búnker tricolor de la ciudad de México y cabildeó un candidato de unidad, pues tales son las órdenes de Enrique Peña Nieto, el tlatoani y gurú ahora en Los Pinos con la presidencia imperial y faraónica.

Así, mientras en Veracruz hay por ahora siete aspirantes a la gubernatura, más los que pudieran agregarse, pues la vida está llena de sorpresas, sean los que sean, la tendencia centralizadora del PRI será elegir a un candidato de unidad en una encerrona, sin teléfonos celulares de por medio para evitar filtraciones.

 

IV

Por eso, si de seis candidatos, cuatro eran senadores, entonces, tanto Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa han de alimentar la esperanza de que su partido se detenga en ellos y entre ellos se perfile la nominación.

Y más porque en tanto el par de senadores se mantiene en el liderazgo de la encuesta histórica, los otros cinco, los llamados “Niños infieles”, se ubican en el sótano de la preferencia electoral.

Claro, ungidos ya como diputados federales tendrán espacio, tiempo y recursos económicos para caminar Veracruz con un proselitismo fuera de serie a fin de ganar tiempo político al tiempo político.

Pero de igual manera los senadores priistas multiplicarán su activismo con más intensidad que nunca, pues ni modo que de pronto, zas, se crucen de brazos.

Además, el CEN del PRI está dejando correr a todos y cada quien “que se mate solo” con la efectividad de su estrategia y su imaginación política.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *