xalapa
18
Search
Lunes, 18 de Febrero de 2019
  • :
  • :

Escenarios: Amores perros

•“Ojo por ojo”

•Cuitláhuac y Wínckler

Luis Velázquez

24 de enero de 2019

UNO. Amores perros…

Entre “Los amores perros” del gobernador y el Fiscal se está dando la ley de Talión. Ojo por ojo. Y diente por diente.

Por ejemplo:

Cuitláhuac García le desató la guerra y Jorge Wínckler la apechugó.

Cuitláhuac operó las solicitudes de juicio político para destituirlo y Wínckler le reviró con los diputados del PAN con solicitudes de juicio político contra cuatro funcionarios del gabinete legal quienes originarios de otros estados del país tomaron posesión sin la dispensa consabida del Congreso.

Cuitláhuac le lanzó al Solecito para sitiar el palacio de justicia y Wínckler le lanzó a otros Colectivos defendiendo su permanencia en el cargo.

Cuitláhuac cabildeó con los diputados de izquierda la reforma a la Constitución Política para destituir al Fiscal y el Fiscal se amparó por la vía federal.

Cuitláhuac ha manejado a parte de la prensa en su contra y Wínckler a parte de la prensa adicta en revire.

Cuitláhuac inculpa a Wínckler de la inseguridad en Veracruz y Wínckler filtra información a una parte de los medios de los desaparecidos, secuestrados y asesinados en el día con día.

Al paso que van, ninguna duda hay de que están a punto de aplicarse la Ley Taibo II.

DOS. Ojo por ojo, diente por diente

El secretario General de Gobierno le puso fecha a la caída del Fiscal, entre otras, Navidad y día de Reyes, y le falló. En cambio, Wínckler reviró felicitando a Alejandro Gertz Manero como Fiscal del país.

Cuitláhuac, a través de sus diputados de MORENA, PT y PES, alardeó la firma de 152 presidentes municipales, entre ellos, 32 panistas, para su destitución, y el Fiscal lanzó fotos sonriente en sus redes sociales.

Ojo por ojo, diente por diente, cada día, cada semana, cada quincena, cada mes que transcurre y Wínckler ahí, de pie, atrincherado, primero, victimizado, y segundo, crecido al castigo.

Cuitláhuac tiene el aparato gubernamental en contra de Wínckler, y a pesar de su poderío como jefe del Poder Ejecutivo y parte del Legislativo y de las corporaciones policiacas y de los penales, ha fracasado en su rafagueo político, legislativo, social y mediático en su contra.

Queda claro:

Bajito de estatura y gordito, con tendencia a la gordura, la egolatría de Wínckler es más sólida que la de su antecesor, Luis Ángel Bravo Contreras, a quien bastó un solo manotazo de Miguel Ángel Yunes Linares para arrodillarlo, entregar la Fiscalía y confinarlo en el penal de Pacho Viejo, acusado de desaparición forzada.

Yunes, con oficio, experiencia, conocimiento de la ley, operación política y mañas frente a un Cuitláhuac rebasado por las circunstancias.

Le faltan operadores, además, inteligentes, expertos y conocedores. Y mañosos.

TRES. “Hueso duro de roer”

“Los amores perros” de Cuitláhuac y Wínckler han avanzado camino al infierno.

Cuitláhuac lo corrió de su palacio y el Fiscal se fue, tan quitado de la pena, aun cuando tuvo un resbalón sentimental y con nostalgia se acordó de que en la yunicidad marcaba el teléfono rojo y luego luego le contestaban.

Incapaz de tumbarlo, Cuitláhuac le quitó el par de helicópteros que la yunicidad le había concesionado para procurar la justicia.

Pero lo indicativo, el Fiscal sigue ahí, y según uno que otro abogado permanecerá, mínimo, un año, en tanto la presión legislativa, jurídica y hasta penal, pues ahora lo quieren acusar de desaparición forzada, se abre paso en el mundo burocrático.

Por lo pronto, hay una realidad aplastante: el gobernador ha fracasado con el descarrilamiento del Fiscal, “hueso duro de roer”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *