xalapa
22
Search
Domingo, 20 de Agosto de 2017
  • :
  • :

Escenarios: Cimbra góber a priistas

LUIS_VELAZQUEZ

•Los videos del terror
•Multas de tránsito

Luis Velázquez
19 de junio de 2017

Uno. Priistas estremecidos…

Bastó una palabra del góber azul para acalambrar a la bancada priista en la LXIV Legislatura. Fue suficiente que el Yunes ex priista y neopanista dijera que hace 50 días envió iniciativa de ley para rebajar las multas de Tránsito y acabar, así, oh paradoja, con la corrupción, para estremecer a la comisión de Transporte y Tránsito del Congreso.
Es más, el mismo día (vienes 16 de junio) en que el huésped del palacio de Xalapa durante dos años dijo a los medios que confiaba en que los señores diputados fueran sensibles, el diputado Ángel Armando López Contreras (más mediático que el tímido reportero Clark Kent) levantó, apresurado, la mano y dijo que mañana martes será votada la iniciativa yunista.
“Hay una gran molestia por el alto costo de las multas de Tránsito que impuso el gobierno anterior” dijo el jefe máximo de la revolución azul en el Golfo de México, y López Contreras se cimbró.
Casi casi como diciendo “a sus órdenes, señor”, en un tiempo cuando varios duartistas duermen en el penal de Pacho Viejo, refundidos en su celda, a solas con la imaginación que para Aristóteles era la más terrible y espantosa de las locas en la historia de la humanidad.
Así, 50 días (tiempo en que fue enviada la iniciativa de ley) han sido suficientes para apenas, apenitas, aseguró el señor diputado, revisen algunas cositas, pero en 24 horas (que hoy se cumplen) detallarían la reducción de las multas a la mitad, un cincuenta por ciento, pues.
La mística apostólica del bienio azul es, dijeron, combatir la corrupción, con todo y que el Contralor de la Ciudad de México ha dicho que la deshonestidad de los funcionarios públicos nunca, jamás, jamás, jamás se acabará.
Y menos, si se recuerda que en el paraíso, dice el relato bíblico, Eva corrompió al padre Adán con la manzana para ser igual, o mejor, que el Señor.
Y más, si se recuerda que Moctezuma II envió veinte doncellas, todas vírgenes, entre ellas, la Malinche, a Hernán Cortés cuando desembarcara en las playas de Chalchihuecan.
Pero, bueno, basta la palabra del góber azul (igual que en el duartazgo) para crear un mundo color de rosa…

Dos. Los videos del terror

Igual que Donald Trump que estremece al mundo con twitters a las seis de la mañana, el góber azul apuesta a los videos en las redes sociales, aun cuando también, dijo él, al Periscope, al Face Live y a TV Más, su trío de medios favoritos, ajá, para la propaganda oficial.
Y como Javier Duarte dejó un cochinero en la política-política y en las finanzas y ha sido convertido en el ángel de la maldad, el góber sigue apostando a rajar leña del árbol caído, y por eso mismo dijo que la LXIV Legislatura “está haciendo daño a la economía” de la población.
Y la población “tiene razón en estar molesta” abanderando, quizá azuzando, la indignación crónica.
Fue el mismo día cuando el Yunes azul, congruente con su resentimiento, odio y venganza, dijo que “dado que Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte son corruptos seguramente negociaron fuera de la ley con directivos de la empresa brasileña, Odebrecht”. (Ariadna García, sábado 17 de junio)
Es la tónica desde el primero de diciembre del año anterior. Todos ellos, corruptos. Todos los panistas, impolutos.
Pero el viejo torpedeo y estrategia sigue llegando al corazón y las neuronas de los priistas, como el caso de López Contreras, quien como “El chapulín colorado” lanzó la pedrada a los otros grupos legislativos para ver si “están de acuerdo con que el dictamen se incluya en la orden del día de la próxima sesión legislativa”.

Tres. Tiempo de elecciones

Hace 50 días, el gobierno de Veracruz cacareó la iniciativa de ley para reducir las multas de Tránsito.
Dijo entonces que tal cual en automático disminuiría (incluso, terminaría) la legendaria corrupción de dar “mordida” a los agentes de Tránsito.
Mucho se duda.
Antes, por ejemplo, cuando las multas eran menores, la corrupción era (todavía) el pan de cada día, pues está en la médula del alma ciudadana, en la cultura popular, en la vida cotidiana, y también, desde luego, de los elementos de la vialidad.
Ahora, desea volverse al pasado.
Si ahora (así las dejó Javier Duarte) las multas oscilaban entre 800 y dos mil pesos, de aprobarse la ley azul se achicaría entre 377 y mil 132 pesos.
Será, claro, un respiro para la población, pero decir que la corrupción llegará a su fin es tanto como asegurar que la corrupción de los políticos acabará con los presos en el penal de Pacho Viejo para que todos (priistas, panistas, verdes, perredistas y morenistas, etcétera) aprendan la lección.
Es tiempo electoral. A mediados de 2018 habrá elecciones de diputados locales y federales, senadores, gobernador de seis años y presidente de la república.
Y el panismo quiere meterse hasta el tuétano de la población electoral y una posibilidad es reduciendo las multas.
Por fortuna, hay diputados sensibles a la palabra oficial.
Y solo faltaría que López Contreras renuncie al PRI y se vuelva azul, igual que Sebastián Reyes, por ejemplo, quien de la izquierda radical brincó al panismo radical.
Cosas veredes, diría aquel, “que farán hablar las piedras”…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *