xalapa
18
Search
Martes, 23 de Abril de 2019
  • :
  • :

Escenarios: Gobernar sin contrapesos

LUIS_VELAZQUEZ

•Gabinete en el limbo

•Cuitláhuac 2024

Luis Velázquez

22 de diciembre de 2018

UNO. Gobernar sin contrapesos

El primer mes del sexenio de la izquierda en Veracruz terminará en unos días y lo peor que está pasando es que del otro lado de la cancha ningún contrapeso a la fuerza política, social, económica, educativa, de salud, de seguridad y de procuración de justicia del aparato gubernamental.

A: El PRI, hecho añicos. Insólito, su ex presidente del CDE, Américo Zúñiga Martínez, bajándose los pantalones ante Cuitláhuac García Jiménez para una magistratura en el Tribunal Superior de Justicia.

B: El PAN, todavía entrampado en la elección del nuevo liderazgo entre el devaluado y manchado, Pepe Mancha, y Joaquín Guzmán Avilés, el cacique de Tantoyuca.

C: El PRD, ni para adelante ni para atrás.

D: Una parte de las elites políticas integrando su nuevo partido político (Viagras, Alianza Generacional y Podemos) para sacar jugo de cara al futuro que viene.

E: De 29 diputados locales en la LXV Legislatura, 39 del lado de MORENA. Incluso, dos panistas, mujeres, traicionando la causa de su partido, en todo caso, al PAN yunista. Caso, el juicio políttico al Fiscal Jorge Wínckler.

F: Parte de la iniciativa privada, “tendida al piso” del gobernador, primero, para que les paguen deudas atrasadas, y segundo, para cosechar en el surco de la izquierda.

G: La cúpula eclesiástica, entrampada en el púlpito clamando seguridad, sin que nadie la escuche.

H: Parte sustancial de la prensa escrita, hablada y digital, más “tendida al piso” que nadie soñando con el convenio y el subsidio mensual.

I: 16 feminicidios al momento y las ONG, integradas, entre otras, por académicas, silenciadas. El colmo: el Solecito sirviendo de Niño Pípila para sitiar el palacio de la Fiscalía.

J: Y en rara y extraña conjunción, oh esperanza fallida, los vecinos de Minatitlán y Coatzacoalcos en caminatas plantados frente a los palacios municipales exigiendo seguridad y pidiendo el apoyo de la ONU, sin que en ninguna parte, por ahora, sean escuchados.

DOS. Gabinete en el limbo

En contraparte, casi el primer mes del sexenio ido y al momento, ningún habitante de Veracruz conoce un plan concreto y específico para enaltecer el diario vivir en una entidad, pródiga en recursos naturales y habitada por gente en la miseria, la pobreza y la jodidez.

Incluso, hay un abismo entre AMLO presidente y Cuitláhuac García Jiménez gobernador y quien atrás del populismo ahora viaja en ADO y lo cacarea orgulloso, mientras Andrés Manuel López Obrador se mueve en su Jetta del año 2013.

La mayoría de secretarios del gabinete legal y ampliado en el limbo. Mejor dicho, viviendo en gerundio, es decir, planeando y planeando lo que harán…, si lo harán y si podrán.

Es más, una parte del gabinete repitiendo el cuadernito priista y panista denunciando posibles ilícitos de sus antecesores, creyendo que así operan las democracias funcionales.

Pero, vaya resbalones, como el diputado local, Víctor Manuel Vargas Barrientos, miembro de la Comisión de Vigilancia de la LXV Legislatura, de que en el gobierno anterior “algo turbio puede haber”.

Es decir, “puede haber”, sembrando la duda, la sospecha y la suspicacia.

Y, de ñapa, la diputada del distrito de Poza Rica, Adriana Linares Capitanachi, inculpando a los medios de que están presionando al gobernador con el asunto de la inseguridad.

Y, bueno, en su oficialidad, la pobrecita legisladora ofendió y agravió al jefe del Poder Ejecutivo Estatal pues resulta inverosímil que un gobernador sea presionado por los medios.

Y si fuera, caray, la población estaría perdida…

Es más, luego de la incertidumbre y la zozobra, la creación de empleos constituye el pendiente social número dos.

Y en la secretaría de Desarrollo Económico quizá estarían reproduciendo la práctica política de la yunicidad de formar un club de cafetómanos para mirarse entre sí, echarse rollos soñando con el Veracruz deseado, ay Alicia en el país de las maravillas, ay AMLO anunciando nueva planta de la Nestlé.

TRES. Cuitláhuac 2024

El góber se ha vuelto una caja de resonancia de AMLO.

Tren Maya de AMLO, Tren Coatepec-Xalapa y Banderilla de Cuitláhuac.

Un Fiscal a modo de AMLO, un Fiscal carnal de Cuitláhuac que desea.

Un presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a modo que busca AMLO, igual Cuitláhuac con un magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Y si AMLO redujo el presupuesto de comunicación social de los doce mil millones de Enrique Peña Nieto en el último año del sexenio a tres 500 millones, entonces, Cuitláhuac en la misma tónica para nunca quedarse atrás.

Su frase célebre, además, lo perfila como un buscador de la candidatura presidencial de MORENA en el año 2024:

“Todos los secretarios del gabinete me conocen”.

AMLO, abriendo frentes, y Cuitláhuac haciendo el dos en Veracruz.

Y de ñapa, poniendo a pelear a su Secretario General de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros Burgos, con la diputada panista, Marijose Gamboa Torales, y quien en respuesta interpuso solicitud de juicio político en su contra en la LXV Legislatura por ubicarla como capitana de una banda delictiva, se entiende, en materia política, cuya cabeza de playa es el Fiscal.

Y más, si se considera como parte del Estado de Derecho que un gobernador hace mal en conflictuarse con los demás, pues solo se abona la discordia civil, y que otra cosa es polemizar y debatir al estilo de AMLO en la república amorosa.

Expediente 2018

Nepotismo SA de CV

Luis Velázquez

22 de diciembre de 2018

Entre Miguel Ángel Yunes Linares y Cuitláhuac García Jiménez hay un vaso comunicante. El nepotismo. El tráfico de influencias. El conflicto de intereses. El cuatismo. El amiguismo.

La familia y los amigos al poder público, como en los mejores tiempos priistas.

Por ejemplo:

Un hijo de Yunes, presidente municipal de Veracruz.

Otro hijo de Yunes, fallido candidato a gobernador este año, derrotado en las urnas.

La esposa de Pepe Mancha, ex presidente del CDE del PAN, quien apuesta a la reelección, diputada local por la vía pluri, sin hacer campaña, sin gastar un solo centavo y sin exponerse a una derrota.

Carlos Valenzuela, ex regidor en el Ayuntamiento de Boca del Río, amigo de los Yunes azules, secretario General del CDE del PAN y diputado federal.

Y su esposa, en la misma tónica que Pepe Mancha, regidora en la Comuna del alcalde Humberto Alonso Morelli.

Indira Rosales San Román, secretaria de Desarrollo Social y Senadora de la República por la vía pluri, además de formar parte, con Carlos Valenzuela, Enrique Cambranis y Yulen Rementería, de la Comisión Permanente del CEN del PAN.

Miguel Ángel Yunes Márquez, tesorero del CEN al lado de Marko Cortés.

Y en el otro lado de la cancha, decenas, cientos quizá de militantes panistas, tocando puertas y puertas, sin que nadie los escuchara en los dos años del Yunes azul en el palacio de gobierno de Xalapa.

AMIGO DE SUS AMIGOS

Nepotismo y cuatismo en la cancha de Cuitláhuac García:

Su amigo Zenyazen Escobar, secretario de Educación. Insólito: antes de que el gallo cantara tres veces, obtuvo licenciatura y maestría fast track.

La esposa de Zenyazen, titular de la Comisión de Transparencia en la LXV Legislatura.

José Manuel Pozos Castro, ex priista, ex panista y ex perredista, y ahora de MORENA, presidente de la Mesa Directiva en la LXV Legislatura.

Y su hijo, José Manuel Pozos del Ángel, asesor panista y a cargo de un despacho del padre, subsecretario de Finanzas y Planeación, al mejor estilo del ex titular de SEFIPLAN, Guillermo Moreno Chazzarini en la yunicidad con sus dos hijos en cargos públicos.

Uno de sus primos, subsecretario de Finanzas y Planeación, y quien laborara con Javier Duarte y Fidel Herrera Beltrán en la secretaría de Seguridad Pública, al lado, ni más ni menos, que de Arturo Bermúdez Zurita en el último sexenio priista.

Su secretaria particular, Dorheny García Cayetano, impuesta como diputada federal pluri, y a quien pretendió imponer como coordinadora de los diputados federales de Veracruz, pero “la gallera se alborotó” y hubo reversa.

Un hermano, Tonatiuh, el músico, metido ya en pleitos en la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil, y defendido a ultranza por Zenyazen Escobar, lo menos que podía hacer.

Otra amiga del gobernador, Rosalinda Galindo Silva, diputada local, presidenta de la Comisión de Hacienda de la LXV Legislatura, comisión clave para las finanzas.

Otro amigo, Sergio René Cancino Barfusson, su diputado federal suplente, por lo pronto, en el limbo, pues, se afirma, está enfermo, y algún día, Cuitláhuac lo visitó en su casa, amigo de sus amigos.

“El dedazo” priista encarnado en MORENA.

Un científico social del pueblo lo dice así:

“La política se hace con los amigos, pues ni modo con los enemigos”.

NEPOTISMO, EN EL ADN DE LOS POLÍTICOS

Los anteriores, entre otros, ejemplos de que el nepotismo y el amiguismo tienen vida sana en los gobiernos del PRI, PAN, PRD y MORENA, desde cuando, digamos, Benito Juárez tomó posesión y su primer acto presidente fue otorgar cargos públicos a sus tres yernos para felicidad de sus hijas.

Y desde que Francisco Ignacio Madero tomó posesión y su primera acción pública fue indemnizar a su familia a la que despojaron de sus haciendas en la revolución, además de nombrar a su hermano Gustavo diputado federal y ministro sin cartera.

Y desde que José María Morelos envió a su hijo Juan Nepomuceno a estudiar en Estados Unidos donde le nació la admiración por Maximiliano de Habsburgo y se convirtió en su promotor para reinar en México.

Y desde que Plutarco Elías Calles presidente de la república impuso a un hijo como gobernador de Nuevo León y al otro como diputado federal primero y luego Ministro de Estado.

Bastaría referir que en nombre de su triunfo en las urnas en el año 2010, Javier Duarte encumbró a sus hermanos y los hizo millonarios, además de que en el sexenio cambió a ochenta y cinco funcionarios, por sus pistolas, sin rendir cuentas absolutamente a nadie.

El nepotismo, el cuatismo, el amiguismo, el tráfico de influencias y el conflicto de intereses, de los peores males de la caja de Pandora que con la misma intensidad suele darse en todos los tipos de gobierno.

Digamos, que se trata del ADN de los políticos. Una herencia política, cultural y sanguínea imposible de erradicar con todo y “la honestidad valiente”.

Y aun cuando se hablara de fatalismo y hasta derrotismo, la vida pública así ha sido y mucho se duda sea purificada en los próximos 6 años con AMLO presidente.

Su muchacho en Veracruz, Cuitláhuac García, ha resbalado en el carril político con la misma práctica tricolor.

Todavía más: ahora cuando según las versiones hay cuatrocientos abogados aspirantes a las trece magistraturas del Tribunal Superior de Justicia, un trío de priistas ya se anotaron, dicen ellos, en igualdad de circunstancias que los otros 397, pero en unos casos con entrevista previa con el gobernador para que por dedazo (otra práctica priista en el ADN) sean favorecidos, es decir, “dedeados”.

Y si algún ciudadano sencillo y común cree que con MORENA la vida pública se purificará… muchas bendiciones de antemano.

Las puertas del cielo suelen abrirse a los ingenuos.

Y más cuando, y por ejemplo, hay sacerdotes como José Alejandro Solalinde Guerra, quien en una obra de teatro en la Ciudad de México a cargo de la diversidad sexual cargara en sus manos un Niño Dios con la cara de AMLO (elaborado ex profeso), ayudado por el coordinador de la bancada de MORENA en la Cámara de Senadores, Martí Batres.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *