xalapa
22
Search
Domingo, 19 de Agosto de 2018
  • :
  • :

Escenarios: Muy dolida Cinthya Lobato

LUIS_VELAZQUEZ

•Rudeza innecesaria
•La jauría azul

Luis Velázquez
23 de julio de 2018

UNO. Cinthya Lobato, muy dolida

La diputada Cinthya Lobato Calderón salió de la bancada panista en la LXIV Legislatura muy dolida. De entrada, sería con el coordinador, He Man Sergio Hernández Mancha. De hecho, su renuncia estaba anunciada desde meses anteriores. Sólo faltaba tiempo y espacio para madurar.
Dejó la bancada azul y se fue a la bancada MORENA… que está de moda en Veracruz y en el país. Y por seis años seguiditos, y si la profecía del politólogo Carlos Ronzón Verónica se cumple, entonces, durante los próximos 12 años. Mínimo.
Según las versiones, seguirá en el PAN.
No más, sin embargo, relaciones y, por el contrario, fuego cruzado con el PAN de Sergio Hernández y Pepe Mancha, asociados y conexos.
Quizá estaría con el PAN, digamos, del gobernador Yunes y sus hijos.
Lejos, claro, del PAN que fue de Alejandro Vázquez Cuevas, Gerardo Buganza Salmerón y Juan Bueno Torio.

DOS. De las mieles a las pasiones

A primera vista, Cinthya cortó con He Man desde el momento cuando denunciara que se gastaba el erario al mejor estilo duartista en alcohol, borracheras, mujeres y orgías, damas de compañía, scorts les dicen, trabajadoras sexuales, barbies.
Nunca pudieron reconciliarse. Quizá la herida sea más profunda. Acaso, hasta el cortocircuito de la pasión desaforada.
Nunca, sin embargo, Lobato Calderón interpuso una denuncia, primero, en el PAN por los presuntos trastupijes de He Man.
Y segundo, en la Comisión de Vigilancia del Congreso para amarrar las manos a He Man.
Y tercero, en el Órgano de Fiscalización Superior, ORFIS, por tratarse de dinero público.
Y cuarto, en la Fiscalía por el desvío de recursos oficiales.
“Dejó hacer y dejó pasar” y se redujo a la simple denuncia verbal en el Congreso y mediática.
Razones de peso habría tenido.
Pero las diferencias siguieron creciendo, digamos, en silencio, pero en tierra fértil, a tal grado que otros diputados locales del PAN, sobre todo, mujeres (“El peor enemigo de una mujer política es otra política”) y las pasiones edulcoradas se volvieron torbellino huracanado.
Ahora, ni hablar, renunció.

TRES. Tambores de guerra desoídos

La yunicidad azul miró hacia el futuro electoral del primero de julio y por ejemplo, sedujeron a varios diputados opositores para renunciar a sus partidos y aglutinarse en el partido azul.
Los legisladores de MORENA, Sebastián Reyes, Eva Felícitas Cadenas y Miriam Judith González, desertaron del partido de AMLO y trabajaron la plaza para heredar la silla embrujada del palacio al primogénito.
Después, los diputados del PRI, los caciques Regina Vázquez Saut, ni más ni menos, secretaria General del CDE del tricolor, y Basilio Picazo, también se quitaron el vestuario rojo para endilgarse la vestimenta azul.
Pero “al mejor cazador se le va la liebre”, y nunca miraron su propia realidad con los tambores de guerra sonando en su bancada para solucionar el conflicto de intereses y que ha terminado con la renuncia de Cinthya.
Se ignora, claro, la fuerza popular y el arrastre social de Lobato Calderón en su feudo, la capital.
Se ignora si ella, por ejemplo, es capaz de levantar a los vecinos a una gran marcha, mitin impresionante, para ganar espacios públicos.
Pero, bueno, en el carril político habría impactado su dimisión para ser noticia de primera plana un día de los siete días de la semana.

CUATRO. Rudeza innecesaria

En respuesta hubo rudeza innecesaria.
Mal.
Mal, por ejemplo, si formalizó su renuncia una mañana, en la noche la Fiscalía clausuraba el bar propiedad de uno de sus cuñados bajo el argumento o pretexto (pretexto burdo ante la opinión pública) de un bultito de droga en un baño y que, todos aseguran, fue sembrado.
Además, y como dijo Enrique Peña Nieto, aquel bar que nunca, jamás, haya vendido o venda droga… “que tire la primera piedra”.
La clausura fue burda.
Y si viviéramos un tiempo civilizado, caray, lo prudente y mesurado era esperar unos días pues la víctima fue victimizada y, a todos luces, fue vista, mirada y considerada como una pasión más fuera de control.
Se parece, no obstante, a los días finales de la campaña electoral cuando el ORFIS, por ejemplo, emitiera su dictamen previo sobre la Cuenta Pública del año que corre y acalambró a varios presidentes municipales por si jugaban en la cancha opositora al candidato del PAN, PRD y MC a la gubernatura.
Y/o al súper calambre del ORFIS y la Contraloría en contra de 315 funcionarios en el sexenio de Javier Duarte denunciados por la vía penal en la Fiscalía acusados del presunto desvío de fondos públicos.

CINCO. Diputada bragada

Cinthya Lobato fue diputada local de Convergencia y que luego se volviera Movimiento Ciudadano.
Después, pasó al Partido Acción Nacional y ahora, tiene un paso en MORENA pues ya empezó por aglutinarse alrededor de la bancada legislativa de AMLO en Veracruz.
Hija de José Luis Lobato Campos, QEPD, heredó sus genes y vísceras pues también, igual que el padre, es bragada y peleadora callejera.
Solita enfrentó a Sergio Hernández, el antiguo cargador de maletas y discípulo de Pepe Mancha, el presidente del CDE del PAN, cuya fuerza política y/o capacidad de negociación le permitió imponer a su esposa como diputada local pluri.
Además de la reelección de He Man.
Además de un tío como presidente municipal de Tuxpan, su feudo, su reino y su imperio.
Además de un subsidio millonario del Congreso para un periódico digital registrado a nombre de su prestanombre, su señora madre.
Además de su compañía constructora favorecida con obra pública con el dedazo de Julen Rementería del Puerto, titular de la SIOP, y quien, de ñapa, lo defendiera en el tinglado mediático.
Y ahora, cuando Lobato Calderón renunciara, le echaron encima a la jauría azul.

SEIS. “Plato que se come frío”

La venganza azul en contra de Cinthya durará, digamos, y primero, de aquí al día 3 de noviembre cuando tome posesión la nueva bancada donde habrá mayoría de MORENA.
Y segundo, de aquí al día último de noviembre cuando tome posesión el nuevo gobernador, y que es de MORENA.
Entonces, los vientos huracanados que enfrenta ahora Lobato Campos serán a su favor.
Y si ella tiene pruebas de las orgías de He Man con recursos públicos interpondrá la denuncia penal en su contra en la Fiscalía, donde todo indica, Jorge Wínckler habrá levantado el vuelo de igual manera como en el mes de diciembre del año 2016 también se fue Luis Ángel Bravo Contreras y quien está preso en el penal de Pacho Viejo.
Además, claro, de que los diputados electos de MORENA, y Cuitláhuac García y Rocío Nahle, ya anunciaron que llevarán los negocitos de Pepe Mancha al foro legislativo y por consecuencia, a la denuncia penal.
Cinthya Lobato sabe esperar.
La venganza, reza el dicho popular, “es un plato que se come frío”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *