xalapa
18
Search
Viernes, 06 de Diciembre de 2019
  • :
  • :

Escenarios: Profesionales frustrados

LUIS_VELAZQUEZ

•Insuficiente ir a la universidad

•Un negocio, mejor herencia

Luis Velázquez

12 de noviembre de 2019

UNO. Insuficiente estudiar la Universidad

Antes, mucho antes, bastaba que los padres enviaran a los hijos a la universidad para abrirse camino.

Ahora, ni con una maestría y/o un doctorado resulta suficiente. Cada vez, el desempleo, el subempleo y los salarios de hambre recrudecen la economía familiar en todos lados.

Por eso, el vecino dice que más allá de la universidad, el reto para los padres es construir la posibilidad de que el hijo pueda tener un negocito, claro, con el riesgo del fracaso.

Y más, cuando como en el caso, cada vez se cierran más negocios, comercios, empresas, fábricas y hasta changarros, primero, por la recesión pues cada familia vive hoy con más urgencias y premuras, y segundo, porque los carteles y cartelitos se aplican en la extorsión.

Por ejemplo, más de cinco mil negocios cerrados en el sur de Veracruz, la región geográfica más flagelada por la delincuencia organizada y común.

La tarea, entonces, para los padres de familia es descomunal. Pensar en el futuro de los hijos, pero con la posibilidad de un negocito, así sea, digamos, hasta con la venta por catálogo con los riesgos del Congreso de la Unión donde han lanzado la iniciativa para una carga fiscal.

DOS. Profesionales frustrados

Las cosas se vuelven más duras por lo siguiente:

Hay en Veracruz un total de ciento veinticuatro universidades privadas. La mayoría, ofreciendo las carreras saturadas, como son Leyes, Medicina, Odontología, Veterinaria, Ingeniería, Contaduría y Comunicación.

Y como la mayoría son escuelas “patito”, entonces, contratan para profesor al primero que pasa enfrente, sin ninguna formación pedagógica.

Y lo contratan, porque además pagan salarios miserables por cada hora de clase.

Y en tales circunstancias, imposible crear un universitario de calidad y con calidad.

Y el desempleo y los salarios de hambre están a la vuelta de la esquina.

De acuerdo con el experto se necesita, entonces, una revolución educativa en las secretarías de Educación Pública y de Veracruz, porque siguen creándose profesionales frustrados.

Bastaría recordar la migración de egresados de la universidad a Estados Unidos y/o a otras partes del mundo hasta el extremo de emplearse como taxistas.

Lo peor del asunto es que cada vez el escenario se recrudece y mientras la SEP tumbó por completo la reforma educativa de Enrique Peña Nieto para crear la reforma de AMLO, nunca se detuvieron en la calidad de los egresados de educación superior, a partir de un solo fenómeno como es el desempleo.

TRES. “Muchas cornadas da el hambre”

Ningún factor económico anuncia la esperanza de evitar camadas de profesionales frustrados luego de cargar la mochila escolar durante unos veinte años desde la escuela primaria.

Por una sola circunstancia: 6 de los 8 millones de habitantes de Veracruz, por ejemplo, están clasificados en la miseria y la pobreza.

Medio millón de paisanos solo hacen dos comidas al día y mal comidas dada la precariedad.

Y para poner un negocito se requiere, sobre todo, dinerito, ahorritos que permitan la liquidez.

Y solicitar un préstamo bancario está en chino, porque ningún bien material, más que la casita donde se vive quizá, respalda el crédito.

Por eso, cuando el gobierno federal alardea que somos un pueblo feliz parece una burla pues ninguna familia puede alcanzar la felicidad con hijos desempleados luego de dos décadas de estar fajándose en el pupitre.

Sin volverse pitoniso ni echar las cartas ni leer las líneas de la mano, tarde o temprano el desempleo y el subempleo de universitarios dará paso a una resistencia pacífica. “El hambre, intituló Luis Spota a una de sus novelas, da muchas cornadas”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *