xalapa
22
Search
Jueves, 16 de Agosto de 2018
  • :
  • :

Escenarios: “Veracruz, peor que antes”

LUIS_VELAZQUEZ

•“Hay más miedo y sangre”
•“Más muerte”: Pepe Yunes

Luis Velázquez
17 de mayo de 2018

UNO. Peor que antes…

Pepe Yunes ya cambió su discurso. Ahora, “torea al toro por los cuernos”. Un día, su padre, don Pepe Yunes, dijo: “No lo conocen”. Y lo bragado le ha salido, con todo y su decencia.
Dice, por ejemplo:
“Veracruz está hoy peor que hace dos años. Hay más miedo. Más sangre y muerte. Más desempleo. La población, migrando a otros estados y a Estados Unidos”.
Y aun cuando en ningún momento pronuncia el nombre del gobernador, la mitad de la población y la otra mitad saben el destinatario.
Incluso, es terco, firme, obstinado en un punto neurálgico. La economía de Veracruz está en recesión.
Ni pa’lante, ni pa’atrás. Entrampados. En un callejón sin salida.
Y aun cuando los otros aspirantes se disputan la preferencia en la encuesta histórica, hay una realidad que acaso estaría ocupando y preocupando a la oficina central del palacio de Xalapa.
Pepe Yunes sigue escalando puntos. Va creciendo.
“Al diablo las encuestas” dijo el nuevo presidente del CEN del PRI. “Vamos a ganar”.

DOS. La realidad percibida…

Político parco en el lenguaje, de cara frente a la gran batalla electoral que se acerca, el candidato priista ha repetido su nuevo discurso en varios poblados y regiones.
En Xico, por ejemplo, dijo que “todos sin excepción, pensamos que nada podría estar peor” luego del sexenio anterior.
Y no obstante, “estamos peores que en el año 2016”.
“Una cosa, expuso, es el discurso y la propaganda oficial y otra la realidad que se percibe en cada lugar de Veracruz, en las escuelas y en los problemas de salud.
Enormes rezagos sociales. Y sin estar a la altura de las expectativas ni de los derechos de las gentes”.
Es el nuevo Pepe. El líder partidista y social que la población necesita. Y más aún, la familia tricolor.
Un político íntegro, pero más aún, firme. Y más, en estas horas cuando un duartista más está en la mira. 5 millones de pesos ofrecidos por el gobernador Yunes a quien aporte datos que lleven a la captura del ex Fiscal Luis Ángel Bravo Contreras.
Lanzado el tricolor del palacio de Xalapa, derrotado en el Congreso local y en los Ayuntamientos, el PRI quedó descabezado. Y a la mitad del río turbulento necesita un dirigente político y moral.

TRES. Todos los días el infierno

El más grave pendiente de Veracruz es la incertidumbre, la zozobra y la inseguridad en el diario vivir.
Y tal realidad permea en el discurso de Yunes Zorrilla.
“Todos los días se ve y lee en las noticias. Gente desmembrada. Gente asesinada en el sur, en el centro y en el norte. Muchas personas a quienes la violencia alcanza. Veracruz, tristemente peor en materia de seguridad. Y la estrategia (yunista) ha sido un fracaso. Nos engañaron en la campaña” electoral del año 2016.
Es el Veracruz que está latiendo y que Pepe mira. Y más cuando hay un triple antecedente histórico:
A: En el año 2012, el PAN fue lanzado de Los Pinos debido a la inseguridad. 150 mil muertos en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.
B: En el año 2016, el PRI, con Javier Duarte, perdió la gubernatura y la mayoría en el Congreso por tanto saqueo y desaparición forzada.
C: Este año, y por lo pronto, el candidato presidencial del PRI va en tercer lugar, porque el Peñismo está igual o peor que el Felipismo con el número de muertes.
Y por añadidura, si el gobierno panista y perredista ha sido rebasado en Veracruz, entonces, la constante histórica puede repetirse.
Y más, cuando el clamor social es vivir en paz y tranquilidad, sin el miedo de salir a la calle, sin el temor de circular en carretera en la noche, sin el pánico de ir a comer tacos en Córdoba y te asalten, incluso, sin la angustia de ir a la iglesia y te atraquen como sucedió en una parroquia cordobesa.
Pepe Yunes, abanderando tal reclamo social de norte a sur y de este a oeste de Veracruz.

CUATRO. “El presente ha de cambiarse”

El otro discurso de Pepe es talón social de Aquiles.
“Estamos en franca recesión. Ausencia de inversión. Desempleo. Pobreza, y pobreza que significa migración, y lo que a su vez significa violencia. Es el presente que ha de cambiarse”.
Un Veracruz, entonces, con un doble retroceso: uno, en materia de seguridad, y dos, en su política económica.
Bastaría un dato: uno de cada tres jefes de familia llevan el itacate a casa del changarro en la vía pública.
Otro dato: medio millón de habitantes solo hacen dos comidas al día debido a la precariedad en que viven.
Y aun cuando el gobernador Yunes ha retomado en su discurso que 6 de los 8 millones de habitantes están en la pobreza y la miseria, ninguna acción aterriza la secretaría de Desarrollo Económica, a la que el doctor Alfonso Velázquez Trejo, académico en la Universidad Veracruzana, califica como “un club de cafetómanos”.
Diecisiete meses y medio han pasado así. En la venta de esperanzas. Venta de espejitos. Promesas incumplidas. Vivir en gerundio, es decir, planeando, soñando con el Veracruz deseado.
Y en la realidad real, un bienio que levantó demasiadas expectativas y un Veracruz flagelado por la inseguridad y el desempleo.
La gran batalla electoral se acerca.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *