xalapa
18
Search
Lunes, 18 de Noviembre de 2019
  • :
  • :

Exfiscal de Duarte y colaboradores de la FGE continuarán bajo arresto domiciliario; Juez rechaza amparo

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

A Luis Ángel Bravo Contreras, exfiscal general, María del Rosario Zamora González, exdirectora de investigaciones ministeriales y Carlota Zamudio Parroquín, exdelegada de la policía ministerial en Xalapa, nuevamente quedaron bajo arresto domiciliario imputados por desaparición forzada en su modalidad de ocultamiento.

La jueza de control del reclusorio de Pacho Viejo, Coatepec, Mónica Segovia Jácome desacató la orden de un juez federal y rechazó dar la libertad condicional a los imputados.

La jueza impuso a los exfuncionarios de la fiscalía dos años de arraigo domiciliario e incomunicación parcial, es decir, solo podrán mantener diálogo con familiares y abogados, prohibiendo dar declaraciones a la prensa.

Los tres fueron imputados en 2018 por el delito de desaparición forzada en su modalidad de ocultamiento, en agravio del expolicía estatal David Lata Cruz, levantado por sus propios compañeros y localizado muerto en la barranca La Aurora, en las inmediaciones de la Academia de Policía de El Lencero, junto a 18 cuerpos más en avanzado estado de putrefacción.

Sin embargo, la fiscalía sólo reportó el hallazgo de seis cadáveres, del resto se desconoce su paradero.

Luis Ángel llegó desde antes de las 08:30 horas al edificio que alberga las salas de juicios orales del reclusorio de Pacho Viejo, desayunó en una en una fonda en compañía de su esposa e hijos, abogados y de su exvocero de la Fiscalía Omar Zúñiga.

Tomado de la mano de su hija ingresó al la audiencia, donde por casi dos horas defendió el amparo 533/2019  que concedió el Juez Decimoquinto de Distrito, Samuel René Cruz Torres.

“Quién tenga como acusador al juez, que busque a dios como abogado. Con un juez como Mónica Segovia Jácome, el sistema acusatorio de justicia se desploma, es inconcebible”, acusó Arturo Baltazar Nicolás, abogado defensor de Luis Ángel Bravo, Rosario Zamora y Carlota Zamudio.

Explicó que la juez tenía dos resoluciones a favor de Bravo Contreras, pero impuso nuevamente la medida cautelar de resguardo domiciliario e incomunicación parcial en su contra por dos años.

En el mismo sentido, Rosario Zamora y Carlota Zamudio les fue impuesta -por separado- la misma medida cautelar.

Foto: Carlos Hernández

Foto: Carlos Hernández

Nicolás Baltazar advirtió que la Jueza estaba enterada de la resolución del Segundo Tribunal Colegiado, “si usted jueza vuelve a incurrir en un incumplimiento a esta ejecutoria, será separada del cargo y consignada”, dijo.

Explicó que esto es es una atribución exclusiva de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ante jueces “incompetentes, ineptos, corruptos e ilegales”.

Precisó que el amparo 533/2019, el cual aún está en vigencia, señala que “son fundados y suficientes para conceder el amparo y protección de la justicia federal los argumentos expresados por el quejoso Luis Ángel Bravo Contreras, en el sentido que la juez de control ilegalmente decretó en su contra la medida cautelar de resguardo domiciliario, en razón qué tal medida se debe considerar como una excepción”.

Ademas, dijo, en la inconformidad  29/2019 detalla que para imponer la nueva medida de resguardo domiciliario se debe considerar como fecha de inicio de vigencia el 18 de junio de 2018, por lo tanto, la medida cautelar de Luis Ángel estaba vencida, “jurídicamente es inadmisible, ya que dicho plazo establecido ya no tenía vida jurídica.

“Mónica Segovia va a terminar en la cárcel, porque ella no puede ser juez, es cómplice de Jorge Winckler y de todos los delincuentes que están prófugos. Ella junto con Alma Almeida Sosa Jiménez -otra jueza- privaron de su libertad a Luis Ángel Bravo Contreras de manera ilegal e inconstitucional”, soslayó.

El abogado defensor sostuvo que la juez no dio ningún argumento para justificar la imposición de la medida cautelar, “no puede proceder de esa forma, es ilegal, es inconstitucional. Si un juez incurre en una ilegalidad entonces está al margen de la ley y debe ser tratado como un delincuente”.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *