xalapa
18
Search
Sabado, 17 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Exfuncionarios de la Fiscalía entregaron cuerpos a “Los Fieles” para desaparecerlos

Carlota Zamudio/Gilberto AguirreDel cementerio a cielo abierto que fue localizado el 19 de enero de 2016, trece de los diecinueve cuerpos hallados en la barranca La Aurora -ubicada en las cercanías de la Academia de Policía de El Lencero- fueron entregados al grupo de exterminio “Los Fieles”, un equipo de fuerzas especiales de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz dedicado a levantar, torturar y desaparecer personas.

Así se dio a conocer durante la audiencia inicial para legalizar la detención de Carlota Zamudio Parroquín, exdelegada regional de la policía ministerial zona Centro-Xalapa y del exdirector de Servicios Periciales Gilberto Aguirre Garza, quienes fueran detenidos la tarde del martes tras una orden de aprehensión imputados por el delito de desaparición forzada, como consta en la causa penal 80/2018.

La mirada frívola que caracterizó a Carlota Zamudio para dar órdenes a sus súbditos, se desvaneció cuando la Jueza de Control Mónica Segovia Jacóme determinó un año de prisión preventiva oficiosa a ella y al exdirector de Servicios Periciales Gilberto Aguirre.

Ambos exfuncionarios de la Fiscalía General de Veracruz, fueron nombrados por el exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras con la avenía del exmandatario priísta Javier Duarte de Ochoa, actualmente preso en el reclusorio Norte de la Ciudad de México, imputado por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Los dos exfuncionarios de Bravo Contreras se encuentran imputados por desaparición forzada en agravio de David Lara Cruz, un policía estatal que fue levantado el 12 de enero de 2016 cuando salía de las instalaciones de Evaluación y Control de Confianza de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz.

Una semana después de haber sido levantado el policía estatal, fue localizado su cuerpo junto con 18 cadáveres más en la barranca La Aurora, ubicada a un costado del camino que lleva a la colonia antorchista ingeniero Aquiles Córdoba Morán, en las cercanías de la Academia de Policía de El Lencero.

La Aurora, cementerio a cielo abierto

El día de los hechos, personal de la Fiscalía General de Veracruz encabezada por el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, se “encaprichó” y bloqueó de manera total revelar información alguna a los representantes de los medios de comunicación.

Un día después, el 20 de enero de 2016, Bravo Contreras ofreció conferencia de prensa en el edificio que alberga la Fiscalía Veracruzana y reveló que fueron localizados seis cuerpos en avanzado estado de descomposición.

La cruda realidad fue otra, Carlota Zamudio instruyó a sus súbditos alterar la escena del crimen y simular que el cuerpo del policía estatal David Lara Cruz fuera “localizado” en la localidad de Santa Ana en el municipio de Alto Lucero.

De acuerdo con la exposición de la Fiscalía General de Veracruz durante la audiencia ante la Jueza de control Mónica Segovia Jacome, con base en las diligencias ministeriales, obtuvieron datos precisos que David Lara Cruz ya había sido identificado por sus familiares antes de que simularan su hallazgo en la localidad de Santa Ana, cayendo en complicidad y/o participación de la simulación el exdirector de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza.

Se buscan: Los Fieles se llevaron 13 cuerpos

De las 19 víctimas localizadas en la barranca La Aurora, mismas que sirvieron de alimento para animales silvestres y carroñeros, solo el policía estatal David Lara Cruz fue identificado y reclamado por sus deudos.

Cinco cuerpos más que fueron “localizados de manera oficial” por la fiscalía veracruzana, se presume se encuentran en la fosa común del panteón de Palo Verde, puesto que no se precisó si fueron posteriormente identificados y reclamados por sus deudos.

Sin embargo, de los trece cuerpos restantes se desconoce su identidad y paradero, puesto que las autoridades ministeriales entregaron los restos humanos al grupo Los Fieles, un equipo élite con entrenamiento paramilitar de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz dedicado únicamente a desaparecer personas, tras ser levantados y/o privados de la libertad de manera ilegal por el grupo de Reacción de Seguridad Pública.

La Fiscalía General de Veracruz encabezada por Jorge Winckler Ortiz, logró acreditar la participación de dieciséis policías estatales y tres jefes policiacos en la desaparición de quince personas en el periodo de abril a octubre de 2013.

De acuerdo con testimoniales integradas en la carpeta de investigación 22/2018, las víctimas eran relacionadas con el sangriento cartel de Los Zetas, que culpables o no de serlos, eran torturados a tablazos, con toques eléctricos, golpeados salvajemente y en el caso de las mujeres, eran abusadas sexualmente.

En total existen 15 víctimas acreditados -entre ellos mujeres y menores de edad- por la FGE de Veracruz dónde participaron 16 policías veracruzanos y tres exjefes policiacos; Arturo Bermúdez Zurita, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz; Roberto González Meza, líder del grupo élite Los Fieles y José Óscar Sánchez Tirado, director de Centros Penitenciarios de Veracruz, quienes se encuentran internados en el reclusorio regional de Pacho Viejo imputados por el delito de desaparición forzada.

La desesperada conferencia de prensa

La mañana del 10 de Noviembre de 2016, la ex delegada regional de la policía ministerial de la zona Centro-Xalapa, Carlota Zamudio Parroquín, convocó a conferencia de prensa para denunciar públicamente su destitución “sin una razón objetiva para la remoción”.

Ante las cámaras y micrófonos de los medios de comunicación, Zamudio Parroquín se jactó en ser la primera mujer en obtener los primeros lugares en ejecutar órdenes de aprehensión y resolver crímenes en la capital veracruzana y la región.

“La delegación que encabezo ha ocupado los primeros lugares en cuanto a resultados (…) no soy conflictiva, soy una mujer de trabajo, de que habrá consecuencias de esto y daré la cara. Aquí estoy de frente exigiendo una explicación pública, que sea fundada y motivada, si estoy mal en algo me atengo a las consecuencias”.

Se quedan en Pacho Viejo

Carlota Zamudio Parroquín y Gilberto Aguirre Garza, pasaron su primera noche en las frívolas estancias del reclusorio regional de Pacho Viejo, imputados por el delito de desaparición forzada.

La Jueza de control Mónica Segovia Jácome, legalizó la detención de los exfuncionarios de la Fiscalía General de Veracruz y determinó un año de prisión preventiva oficiosa, ya que la desaparición forzada es un delito grave, aunado a que mintieron en el número de víctimas, alterar y simular la escena del crimen.

Será este jueves a las 09:00 horas, que se presentarán los testimoniales de cada una de las omisiones de los exfuncionarios de la FGE de Veracruz y el lunes 9 se prevé la audiencia de vinculación a proceso de los imputados.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *