xalapa
18
Search
Sabado, 24 de Agosto de 2019
  • :
  • :

Expediente 2014

  • La mini… va

 

LUIS_VELAZQUEZLos hechos como son:

Uno. Javier Duarte ha entregado la iniciativa de ley al Congreso local para achicar la gubernatura a dos años, por un solo periodo, el siguiente.

De paso, tentó a la elite política de Veracruz con reelección por cuatro periodos para diputados locales, presidentes municipales y síndicos y regidores.

Dos. Tanto el senador Pepe Yunes Zorrilla como Héctor Yunes Landa han marcado una raya. La iniciativa de ley es inoportuna, inconsistente y lesiva.

Tres. El silencio del CDE del PRI resulta indicativo. El silencio del CDE del PRD también. De igual manera en el PAN. Los demás partidos son satélites de quien les convenga.

Por ejemplo, según las versiones, tanto en el PAN como en el PRD están divididos. Unos, por la mini de dos años. Otros, por la de cinco. Otros, por la de seis.

Por eso, mejor se abstienen de entrar a la vorágine política de los días prenavideños que se viven.

Así, ni con dios ni con el diablo y que sea, digamos, el CEN de cada partido político de oposición que, en todo caso, si así procediera, fije su postura.

Cuatro. En la LXIII Legislatura hay mayoría priista. Pero, además, algunos diputados locales de oposición han sido tentados por el principio marxista/leninista: “En política lo que se compra con dinero… sale barato”.

Y, por tanto, nada más fácil que aprovechando la navidad desde el lado priista las sirenas les canten y se unan al coro tricolor y brinden con champagne.

Es decir, de que la mini/gubernatura de dos años irá…., claro, por supuesto, pues ni modo que luego de tanto reality-show pierdan el último jalón en el Congreso.

Por eso mismo, con todo el aplomo del mundo, Javier Duarte lo estableció en la comelitona de pizzas en la Casa Veracruz con 22 reporteras, cuando les dijo que la mini de dos años… iría.

Cinco. Incluso, desde antier, luego de que el secretario General de Gobierno lo anunciara por instrucciones superiores del jefe máximo, la gallera priista de secretarios duartistas se alborotó.

Por eso, Érick Lagos, Jorge Carvallo, Gerardo Buganza, Adolfo Mota y Alberto Silva lo festinaron, alardeando que aun cuando “muchos son los llamados” como reza el dicho bíblico, cada uno de ellos será “el tapado” destapado, pues desde el mes de diciembre, 2010, Duarte lo ha estado formando, con tanta habilidad que ninguno de los otros se ha dado cuenta.

Es más, días anteriores Jorge Carvallo Delfín, secretario de Desarrollo Social, estuvo en San Andrés Tuxtla, con su jefecito de prensa, y ahí dijo a unos tundeteclas: “Estoy listo para diputado federal y para ‘la grande’…, refiriéndose así con tal lenguaje críptico a la mini/gubernatura, pues con dos años le son suficiente para “ordeñar la vaca suiza” tres veces al día.

 

LAS BARBAS A REMOJAR

 Podrán algunos diputados locales estar con el proyecto de Pepe Yunes y/o Héctor Yunes.

Pero hoy (hoy, hoy como dijera Vicente Fox), el jefe máximo se llama Javier Duarte y, por tanto, ya se encargarán de checar, supervisar y amarrar el voto de ellos por la mini de dos años.

Y, por tanto, apostar a descarrillar la iniciativa de ley sería tanto como intentar volcar de un puntapié el vagón de un ferrocarril.

Una locura, pues.

Por el contrario, habrá cargada elefiántica en el Congreso y, como reza el dicho ranchero, “Cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar”.

 

ESCENARIOS QUE VIENEN…

 Uno. Habrá gobernador de dos años, 2017 y 2018.

Dos. En el 2018, otra vez elección de candidato a gobernador para la de seis años.

Tres. En el 2018 habrá candidato presidencial.

Primer escenario: si el candidato presidencial es Luis Videgaray, Pepe Yunes ya fregó.

Segundo escenario: si el candidato presidencial es Manlio Fabio Beltrones, Héctor Yunes fregó.

Tercer escenario: si el candidato presidencial es amigo, gente cercana a Duarte, Pepe y Héctor Yunes se desplomarían en automático.

Por eso, más allá del berrinche político con la mini, se levanta la estrategia política en la fría serenidad: ¿Jugarán los senadores tricolores por la mini de dos años? ¿Esperarán la de seis? ¿Asumirán el riesgo de quedarse “como el perrito de las dos tortas”?

Claro, nada indica hoy que figurar como candidato del PRI a la mini/gubernatura y/o a la de seis años sea una garantía de heredar la silla embrujada.

Pero si la política es de circunstancia como decía José Ortega y Gasset que repetía Miguel Alemán Velasco, entonces, las cosas han cambiado por completo para todos con la mini.

 

SOBREVIVIR A UN PARO CARDIACO

 Por lo pronto, cada quien tiene su gabinetitis y sus versiones:

Una. La rumorología de los secretarios duartistas que renunciarán para irse de candidatos a la curul federal.

Dos. La rumorología sobre el gabinete del cierre de Duarte.

Tres. La rumorología del número de diputados federales que ganen.

Cuatro. La rumorología de quien sea nombrado coordinador de la bancada priista de Veracruz en el Congreso de la Unión.

Cinco. La rumorología de las presidencias de Comisiones que en el Congreso federal cabildeen los diputados federales de Veracruz.

Seis. La rumorología sobre el candidato a gobernador para la mini de dos años.

Siete. La rumorología sobre los candidatos a gobernador de los partidos de oposición.

Ocho. La rumorología sobre la posible alianza del PAN y PRD para la mini/gubernatura.

En medio de tantos rumores, ojalá y todos sobrevivan a un paro cardiaco y lleguen, como afirmaba el poeta León Felipe, todos juntos, vivitos y sanitos, al puerto seguro.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *