xalapa
18
Search
Lunes, 22 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2015: 19 días de ineficacia

LUIS_VELAZQUEZMoisés Sánchez Cerezo es el primer reportero de Veracruz y de norte a sur y de este a oeste del país secuestrado este año. El día 2 en Medellín, la tierra gobernada por un joven panista, a las 7 de la noche fue levantado en su casa.

19 días después los hechos y circunstancias han rebasado a la Secretaría de Seguridad Pública, la Agencia de Investigaciones, AVI, y la Fiscalía General, por más que el titular, Luis Ángel Bravo Contreras, jure que todos los días sigue pistas.

Palos de ciego, por lo siguiente:

Uno. El Alto Comisionado de la ONU, Organización de las Naciones Unidas en México, ha tomado cartas en el asunto y reclamado que la Procuraduría General de la República, de Jesús Murillo Karam, atraiga el plagio cometido en una tierra jarocha ubicada en el segundo lugar nacional de secuestros y fosas clandestinas.

Dos. La ONG Artículo 19, que aboga por el destino y la seguridad de los trabajadores de la información en el continente, también ha reclamado que el reportero, editor del periódico “La unión” y activista y “conductor de taxi” (como dijo el gobernador) regrese a casa vivo y sano.

Tres. La periodista Carmen Aristegui, heredera de la más alta solidaridad en el medio al mejor estilo de don Julio Scherer García, también se ha ocupado del asunto.

Y, en contraparte, el Fiscal alardea que lleva 38 policías detenidos, más un número incalculable de funcionarios del Ayuntamiento del alcalde Omar Cruz, y el resultado es el mismo que en las primeras horas del levantón.

Es decir, promesas.

La última, por ejemplo, la dio ayer miércoles 21 el Fiscal a Carmen Aristegui en su noticiario matutino cuando le dijo que “en las próximas horas” tendría resultado, aun cuando, claro, habría de conocerse la noción y el concepto del tiempo meteorológico y político en el Fiscal.

LA PRENSA UNIDA JAMÁS SERÁ VENCIDA

Pero además, la desaparición del reportero ocurre cuando el duartismo ha amontonado 10 asesinatos de reporteros y fotógrafos, más tres desaparecidos, el primero de los cuales en el primer año del barco sexenal próspero.

Y, por tanto, si en aquel entonces la sombra ominosa que se venía sobre el gremio reporteril agarró a todos sorprendidos, atónitos, sin capacidad de reacción, ahora la ofensiva periodística ha cambiado y todos, por ejemplo, se han coaligado en un frente común.

El repunte fue cuando fuera secuestrado, mutilado, ejecutado y sepultado en una fosa clandestina en Las Choapas el reportero policiaco del periódico “El Liberal”, Gregorio Jiménez de la Cruz, en que los colegas de Coatzacoalcos fueron a las calles y avenidas a expresar su coraje social.

Pero, además, cursaron invitación a los colegas defeños y un grupo numeroso, significativo, participó con ellos en un plantón en el sur de Veracruz y luego viajaron a Xalapa para revisar el expediente.

Ahora y con el levantón de Moisés Sánchez, el gremio reporteril se ha integrado de la siguiente manera para reclamar, de acuerdo con la ley, el esclarecimiento del caso Moisés Sánchez:

Uno. La mayoría de reporteros y fotógrafos objeto de un ultraje oficial, proveniente de funcionarios públicos, agredidos, vejados, lastimados, humillados, menospreciados, se ocupan de dar seguimiento al caso a través de las redes sociales.

Pero además, de rolar información a los medios de la ciudad de México, pues saben que si solo se concentran en “el localismo empobrecedor”, a ningún lado se llegará.

Dos. Otro grupo de reporteros y fotógrafos se ocupa de las marchas en la ciudad de Xalapa frente a palacio de gobierno y quienes han organizado varias caminatas.

Y tres. Otro grupo imprimirá pronto, en unas horas, una edición del periódico “La Unión”, publicado por Moisés Sánchez, para demostrar la más alta solidaridad del gremio con un colega, más, mucho más allá de quienes han menospreciado a Moisés por su ideal periodístico.

Pero además, entre todos planean nuevos operativos que en su oportunidad habrán de conocerse.

EN VERACRUZ SÓLO QUEDA EL ACTIVISMO SOCIAL

El gobierno de Veracruz, sin embargo, ha enseñado a todos que cumplir con la tarea de informar a través de los medios es insuficiente. Ahora, y ante el Veracruz polvoriento que vivimos y padecemos solo queda el activismo social, al estilo de Ricardo Flores Magón con su partido Liberal en 1910, tal cual la están ejerciendo los colegas.

Pero, bueno, una familia jarocha se les ha adelantado. Mejor dicho, ha puesto el ejemplo del siguiente paso.

En el puerto jarocho, una chica de 17 años fue declarada desaparecida hace un mes y apenas antier su cadáver fue encontrado entre la maleza de la colonia “La Pochota”, en la declarada “ciudad más bella de México”, gobernada por un junior, Ramón Poo Gil, quien ha confesado a sus amigos que la prensa escrita, hablada y digital… le vale.

Pues bien, hace 30 días la familia de Yamilet Miguel Rivera interpuso la denuncia y, como siempre, la autoridad ministerial les garantizó, en el mismo tono que el Fiscal, que todos los días trabajarían puntuales para la identificación de su paradero.

Nunca, claro, actuaron. Incluso, hasta archivarían el expediente, pues en vez de que la Fuerza Civil (la Gendarmería de Javier Duarte), el Veracruz seguro con los navales y militares (a los que tantos homenajes les rinden) y los 14 mil policías de Seguridad Pública se afanaran en la tarea, resulta que la familia de la chica secuestrada y desaparecida y asesinada siguió las pistas, tendió puentes y hurgó entre los vecinos y los conocidos y los desconocidos.

Así, oh paradoja, la familia encontró el cadáver, lo que significa ante los ojos de Seguridad Pública, la AVI y la Fiscalía una lección excepcional de eficacia; pero más aún, de voluntad social para esclarecer los grandes pendientes de un Veracruz donde de manera oficial han reconocido más de mil secuestros, 144 de los cuales son de menores de edad.

Quizá, acaso, el Fiscal está orillando al gremio reporteril a reproducir la decisión de la familia de Yamilet Miguel y lanzarse ellos mismos, con asesores de la ONU y Artículo 19 a buscar a Moisés Sánchez.

Es el único camino que el gabinete de seguridad del gobierno de Veracruz está dejando a la población…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *