xalapa
18
Search
Lunes, 23 de Setiembre de 2019
  • :
  • :

Expediente 2015: El fidelista siniestro

LUIS_VELAZQUEZ

Érick Lagos, diputado federal, está considerado por la elite priista como el más peligroso de la banda fidelista, la mismita que sueña con el Maximato jarocho tipo Plutarco Elías Calles hacia el primer tramo del siglo XX.

Un argumento superior de que el ex secretario General de Gobierno, ex presidente del CDE del PRI, ex diputado local y ex secretario particular del góber fogoso es el más peligroso es el alto grado de una mente siniestra… y al servicio del mal.

Por ejemplo, el señor nunca ha aclarado la rara y extraña desaparición de su amigo, el arquitecto José Cristian Morales Carreto, satanizado en el fidelato porque de pronto, cuando le negaron la candidatura a presidente municipal de Xalapa, se cobijó con Miguel Ángel Yunes Linares, quien le habría sacado confidencias priistas, y luego, de pronto, fue desaparecido una madrugada hacia las tres de la mañana, afuera de un antro.

Por ejemplo, la revelación de “El Lucky”, entonces jefe de un cartel en la región centro de Veracruz, en Córdoba y Orizaba, de que Érick Lagos era uno de sus vasos comunicantes con el fidelato, y que ahora está preso en el penal de alta seguridad de Papantla.

Por ejemplo, el oficio de la Secretaría de la Defensa Nacional, con sede en el campo militar de La Boticaria, donde informan de que el señor fue detenido en Isla, en compañía de otros jóvenes, por posesión de polvo, el mismo polvito que sus colegas estudiantes aseguran vendía en la facultad de Leyes de la Universidad Veracruzana como si fuera queso.

Por ejemplo, la gran disputa universal que tuviera con sus compañeros de cuarto por Anahí, porque Anahí les pagaba las comidas y hasta el hospedaje de aquel departamento.

Por ejemplo, aquellas noches tórridas en un antro de Xalapa a la caza de señoras de la sexta década, oh Arjona, urgidas de curar la soledad de sus vidas.

Por ejemplo, los enmascarados de la USBI que lanzó en contra del exrector de la UV, Raúl Arias Lovillo.

Un día, estando en el búnker del CDE del PRI, el señor diputado federal pidió a sus cuates borrar de un plumazo el pasado.

“Pero el pasado ahí está” le contestó uno de los suyos y la yugular se inflamó en el cuello de Érick Lagos porque le contradecían.

 

ÉRICK LAGOS Y RENATO TRONCO 

 

Según versiones, una de las últimas hazañas es la siguiente:

Durante mucho tiempo, desde el Congreso local, el CDE del PRI y la Secretaría de Gobierno mantuvieron ligas indestructibles con Renato Tronco Gómez, incluso, desde que fuera presidente municipal.

En aquel tiempo, Renato Tronco era presidente municipal de Las Choapas y fue señalado como homicida intelectual de uno de los regidores del Ayuntamiento, con quien traía broncas.

Entonces, Érick Lagos cabildeó con el góber fogoso, quien ordenó a un juez aplicar el principio juarista de para los enemigos justicia a secas, y para los amigos, justicia y gracia.

Y la justicia y gracia fue aplicada de tal forma que el juez archivó la investigación ministerial por la muerte del regidor y en ningún momento procedió.

Así, en los últimos meses, luego de tomar posesión como diputado local, Érick Lagos acató la orden superior del fogoso de convencer a Renato Tronco de lanzarse como candidato independiente, en tanto el señor Javier Duarte convencía a Gerardo Buganza Salmerón de dejar la secretaría de Gobierno y promoverse como el más bronco de todos los broncos como candidato ciudadano.

De pronto, cuando Renato Tronco sintió que los vientos le eran adversos y lo dejaban solo en la aventura por la gubernatura, camino a Damasco igual que san Pablo sintió una revelación que le convocaba a mirar los hechos políticos, económicos y sociales con toda la crudeza.

Y como desde el palacio principal de Xalapa le habían cortado el subsidio, y luego de hablar con su mecenas Érick Lagos, quien se lavó las manos, Renato Tronco apostó a otro camino y se salió del huacal.

Y se salió porque tomó un cafecito con el senador Pepe Yunes Zorrilla a quien juró que en su momento declinaría por su candidatura.

Pero como en el gobierno de Veracruz compraron equipo israelita, el más sofisticado del mundo para espiar, de tal forma que basta y sobra instalar un aparatito para escuchar conversaciones, digamos, tanto en un restaurante como en una oficina y/o en una casa, el informe llegó puntual al C-4 y supieron del Pacto de Renato Tronco y Pepe Yunes.

Tal cual, y antes de que el gallo cantara tres veces, la Fiscalía General, utilizada para la persecución política, resucitó a Renato Tronco el asesinato de aquel regidor y ahora está en la cuerda floja con la amenaza de desafuero de Luis Ángel Bravo Contreras.

Atrás del operativo estuvo Érick Lagos, porque si Érick es su mecenas, el manotazo debe proceder de él mismo.

Por eso, el diputado federal que más sufragios obtuvo en las urnas, 70 mil según cuenta, y a quien ninguna presidencia de Comisión le dieron en el Congreso federal, mantiene el récord Guinness del más siniestro de los políticos de la fidelidad.

¡Pobre Veracruz si algún día llegara de gobernador!

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *