xalapa
18
Search
Sabado, 17 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2016: 
Espada yunista en prenda

LUIS_VELAZQUEZ

 

 

Luis Velázquez
06 de noviembre de 2018

Como siempre, el gobernador Yunes “ha tirado su espada en prenda” por el Fiscal. Incluso, Jorge Wínckler es el funcionario público de su gabinete a quien mayor número de veces ha defendido en el bienio azul. Luego, al secretario de Seguridad Pública, el polémico Jaime Téllez Marié. Y en tercer lugar, al secretario de Salud, el doctor peroteño, Arturo Hirán Suárez Villa.
Ahora, el Yunes azul salió en defensa del Fiscal… ante el botón nuclear apretado por el góber electo, Cuitláhuac García Jiménez, en el caso de la mansión que, se afirma, habitada propiedad de Adolfo Mota Hernández, secretario de Educación en el Duartazgo.
Cuitláhuac, en efecto, sembró la duda en el carril político y mediático y aseguró que el Fiscal vivía ahí, y por añadidura, se trataba de que había robado la casa robada.
Falso, dijo el Yunes azul, que “bienes entregados por cómplices de Javier Duarte o decomisados a él sean usados por servidores públicos”.
”Es mala fe o ignorancia”, precisó, para referirse al sucesor, quien le ganara a su hijo, el primogénito, en las urnas el primero de julio.
En la arenga pública está así el discurso político:
Un día, Cuitláhuac acusa, y el mismo día, o al día siguiente, Yunes revira.
Cuitláhuac, entonces, impone la agenda setting y en algunas ocasiones, Yunes cae en la emboscada.
En el caso, Yunes fue concreto y específico:
La información sobre los bienes y recursos recuperados se encuentra en la página web del gobierno de Veracruz, y en donde cualquiera persona la puede consultar.
”Esperemos que la siguiente administración (la de Cuitláhuac) recupere los bienes que aún siguen en poder de la banda delincuencial que gobernó Veracruz” advirtió Yunes a Cuitláhuac y le dejó “la papa caliente”.
Según la historia, rara, insólita, excepcional ocasión el gobernador sucesor prosigue la tarea del antecesor. Por el contrario, levanta un muro Donald Trump alrededor para sepultar por completo su huella.
En el carril político mucho dudan de que Cuitláhuac siga la política de justicia de Yunes con los duartistas.

CAMINAN LOS DÍAS CON VIENTOS HURACANADOS

En la discordia política y civil, han caminado los días desde el primero de julio en la noche cuando trascendiera el triunfo de Cuitláhuac en las urnas para gobernar Veracruz los próximos 6 años.
Entre dimes y diretes, entre fuego enemigo cruzado, entre amenazas y advertencias, entre avisos de días huracanados y torrenciales, entre furibundas ruedas de prensa para decirse todo el gobernador en funciones y electo, los días han caminado.
Y nada bueno anuncian para los próximos años.
En el caso de la mansión de Adolfo Mota que habitada por el Fiscal, Cuitláhuac lanzó la versión y que como dicen los clásicos, “tú calumnia que algo queda”.
Incluso, todo fue a partir de una noticia publicada en La Jornada-Veracruz por el reportero de las exclusivas, Jair García, a tal grado que hasta la presidenta del CEN de MORENA, Movimiento de Renovación Moral, entró al quite.
Entonces, Yunes apareció en el tinglado para decir una vez más que su gobierno ha recuperado recursos en efectivo y bienes muebles e inmuebles por más de mil 500 millones de pesos.
Y es que, además, en las últimas semanas, otros actores políticos, todos de Morena, uno que otro, por ahí, aislado del PRI, han dudado del destino social de tales bienes, con todo y que en unos casos (El faunito de Fortín y Las Mesas del Valle de Bravo, y la casa de Javier Duarte en Tlacotalpan convertida en museo y sus más de noventa pinturas en exposición itinerante, etcétera) se conoce el paradero.
Pero, bueno, si nadie sabe hoy, y por ejemplo, el destino social de la casa confiscada a la ex directora de Espacios Educativos, Dominga Xóchitl, en el Frac. Costa de Oro de Boca del Río, los Morenos aprovecharon el viaje en el caso de la mansión de Adolfo Mota ligada a Jorge Wínckler.
Incluso, el Yunes azul dijo que era “igualmente falso que el ex diputado Adolfo Mota haya entregado algún bien al gobierno del Estado”.
Claro, siempre ha estado cantado que Mota, igual que Érick Lagos y Jorge Carvallo Delfín, parecieran intocables de la yunicidad.
Adolfo Mota, por ejemplo, vía la bendición del ex senador de la república, Emilio Gamboa Patrón, amigo de Miguel Ángel Yunes Linares desde tiempo inmemorial.

SI CAE WÍNCKLER, CAERÁN LOS DEMÁS FISCALES

Torrenciales, huracanados, tsunámicos, serán los días sexenales por venir para Miguel Ángel Yunes Linares, anexos, conexos y similares.
Y es que si Yunes nunca en dos años ha dejado descansar a Javier Duarte, Karime Macías y los suyos, tampoco Cuitláhuac García lo hará con los yunistas.
Es, digamos, el signo de los nuevos tiempos.
Y más luego de que en la campaña electoral del año que terminará, Andrés Manuel López Obrador fue agraviado con exceso en Veracruz, a tal grado que le llamaron “Viejo guango”, a tono, digamos, con el tiempo de Vicente Fox y Felipe Calderón, cuando le dijeron “de todo y sin medida”.
Y si AMLO ya anunció que nunca otorgará el perdón ni la amnistía a Vicente Fox, Felipe Calderón y Miguel Ángel Yunes Linares, entonces, Cuitláhuac y los suyos tienen razones de sobra para seguir rafagueando a los yunistas.
Por eso mismo, el anuncio tan concitado de que la primera acción legislativa de los 29 diputados locales de Morena será el juicio político a Jorge Wínckler hasta lograr su caída.
Y si Wínckler cae, también su Fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio.
Y por añadidura, su hermanito putativo, el Fiscal de los Desaparecidos, Eduardo Coronel junior, “‘¿Cuál prisa si los desaparecidos desaparecidos están?”.
Y más, porque el góber electo ha posado ene número de veces en fotografías con el Solecito de doña Lucía Díaz Genao, a quien tanto ha agraviado el Fiscal Wínckler.
Los días sexenales por venir están demasiado nublados, cargados en exceso con manchas negras.
El caso de Adolfo Mota y Wínckler fue apenas, apenitas, una probadita del tsunami que vendrá.
En el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, Javier Duarte, y en el penal de Pacho Viejo, los duartistas, celebrarán con júbilo y euforia el fin de año.
Incluso, hasta se adelantarán el primero de diciembre.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *