xalapa
18
Search
Lunes, 21 de Octubre de 2019
  • :
  • :

Expediente 2016: El peor gobernador

LUIS_VELAZQUEZDe los 32 gobernadores del país está claro que el peor administrador es Javier Duarte.

Primero, por la denuncia penal de la Auditoría Superior de la Federación en la Procuraduría General de la República por las irregularidades millonarias cometidas por 19 duartistas.

Segundo, porque todavía está pendiente de aclarar el lodazal de las Cuentas Públicas de los años 2011 a la fecha.

Tercero, por el manifiesto “desorden administrativo, caos financiero y corrupción política” que ha denominado el senador Pepe Yunes Zorrilla.

Y cuarto, por el informe de la secretaría de Hacienda y Crédito sobre la deuda estatal y municipal que revela lo siguiente:

El año 2013 Javier Duarte lo cerró con una deuda de 40 mil 923 millones de pesos.

El año 2014 con una deuda de 41 mil 355 millones de pesos.

Y el año 2015, con una deuda de 45 mil 879 pesos.

Tal cual, el doctor en Economía egresado de la Universidad Complutense, ex subsecretario y secretario de Finanzas y Planeación en el fidelato, se convirtió en el gobernador a la cabeza de toda la CONAGO con más deuda pública acumulada en el transcurso del sexenio que corre.

La mayor deuda local del país establece la secretaría de Hacienda del presidenciable Lui Videgaray, el condiscípulo con José Antonio Meade, secretario de Desarrollo Social, de Pepe Yunes.

Y de la deuda local una parte corresponde a obligaciones del gobierno estatal y la otra a los Ayuntamientos.

Es decir, tanto el góber tuitero como los presidentes municipales de Veracruz han mudado en los más endrogados de la nación.

Y más si se considera que hacia el cierre del año anterior 17 gobernadores decidieron, en nombre de la autonomía y de su tiempo faraónico e imperial, hacer y deshacer a su antojo, endeudarse más.

Y endeudarse más, porque en todo caso, mientras el mundo se descarrila el sucesor habrá de apechugar los pendientes.

Por eso, la ley de Disciplina Financiera aprobada la semana anterior y que, bueno, además de tardía (más vale tarde que nunca, en todo caso) ya se verá si se aplica, porque, y como en el caso de Veracruz, para un cacahuate han servido tanto el Órgano de Fiscalización Superior, ORFIS, y la Comisión de Vigilancia del Congreso local, integrada por 15 diputados.

Además, claro, la vida inútil y solapadora de la Contraloría y de los auditores internos y externos de cada dependencia.

Y ni se digan los seis secretarios que en el transcurso del sexenio han pasado por la secretaría de Finanzas y Planeación.

La tónica ha sido endrogarse sin ton ni son, y lo peor, con el lodazal determinado por la Auditoría Superior de la Federación en el duartismo.

 

ENDEUDADOS 30 AÑOS EN VERACRUZ

 

17 gobernadores han aumentado la deuda pública, sin que sus Congresos, la secretaría de Hacienda y Crédito Público ni la Auditoría Superior de la Federación como, digamos, autoridades morales, lo pudieran evitar.

Pero al mismo tiempo resulta inverosímil visualizar las razones por las cuales unos gobernadores endrogan las arcas oficiales y otros, por el contrario, hasta construyen más obra pública sin endeudar el aparato gubernamental.

¿Serán mejores administradores? ¡Ni duda cabe!

¿Serán menos derrochadores? ¡Es posible!

¿Serán honestos? ¡Pudiera ser!

¿Serán escrupulosos en el manejo del gasto público? ¡Sin duda!

Todavía peor si se considera lo siguiente:

Los 17 gobernadores que incrementaron la deuda pública, con Javier Duarte a la cabeza, lo hicieron con cargo a las participaciones federales.

Y, por tanto, dejarán los centavos federales, y ni se diga, estatales, con una camisa de fuerza para el sucesor.

En el caso de Veracruz, y por lo pronto, y gracias a la LXIII Legislatura comandada por el cacique magisterial, Juan Nicolás Callejas Arroyo (33 años dueño de la sección 32 del SNTE), las participaciones federales estarán ordeñadas por 30 años consecutivos, pues como se sabe, la misma secretaría de Hacienda descuenta el abono mensual de la deuda para entregarse a los bancos correspondientes.

 

REDUJERON DEUDA 15 GOBERNADORES

 

JD comparte honores en la deuda pública con otros gobernadores, entre ellos, Miguel Ángel Mancera, en la Ciudad de México; Coahuila, con Rubén Moreira; Sonora ahora con Claudia Pavlovich, pero deuda heredada por su antecesor, el panista Guillermo Padrés, y Nuevo León, con Jaime “El bronco” Rodríguez, heredada por el priista Rodrigo Medina.

En los cuatro casos, y a diferencia de Veracruz, aumentaron la deuda para desarrollar obra pública en sus demarcaciones.

Y a diferencia de Veracruz, porque las arcas están endrogadas, nadie conoce una obra de infraestructura de trascendencia local ni regional (la farsa del Túnel Sumergido de Coatzacoalcos), a todo mundo le deben, incluida la UV, los proveedores y prestadores de servicios andan atrás de un abonito, los empresarios quieren un FOBAPROA jarocho y nadie conoce el destino de los recursos oficiales que en la lógica del líder del PRD, Rogelio Franco Castán, están en el jineteo bursátil.

En contraparte, 15 gobernadores redujeron en un año sus obligaciones financieras, entre ellas, oh paradoja, la Chiapas del presidenciable Manuel Velasco Coello, y lo que resulta insólito, dada lo mediático que se ha vuelto.

También redujeron su deuda los gobernadores de Guanajuato, Jalisco, Morelos, Guerrero, San Luis Potosí, Campeche y Tabasco.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *