xalapa
22
Search
Viernes, 23 de Febrero de 2018
  • :
  • :

Expediente 2017: 
La náusea azul

 

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez
12 de junio de 2017
¡Vaya cochinero, vaya lodazal, vaya asco, vaya vergüenza… con la LXIV Legislatura!
Recuento de daños y agravios a la población de Veracruz:
1. El caso de la diputada Eva Cadena, donde hacia el final del día y de la noche todos fueron involucrados en trastupijes. Los diputados Rocío Nahle y Amado Cruz Malpica, de MORENA, los recaudadores de AMLO.
Y luego de tanta rafagueo y denuncias penales en su contra tanto en la Fiscalía como en la Procuraduría General de la República, PGR, y en la FEPADE por delitos electorales, sonriente, amical, feliz, Eva Cadena ha regresado a la curul, como si nada, quizá, porque como reza el dicho ranchero, “después de la tempestad viene la calma”.
Así, la renuncia del diputado Sebastián Reyes a MORENA que porque “El peje” ordeña a la bancada, quedó reducida a la picaresca.
Simple vodevil. Reality-show peleando por el billete fácil, el erario, el recurso público.
2. Los diputados locales opositores al PAN exigiendo la renuncia del Fiscal porque les llamó “bola de corruptos”.
Y después de cortarse las venas asegurando que sería destituido bastó una palabra del gobernador en su defensa para que de milagro, oh sorpresas que da la vida, todos fueran silenciados.
Tal cual, y días más tarde, la sospecha corruptora de que una concertacesión se habría atravesado.
3. Los diputados del llamado “Juntos por Veracruz”, juntos…claro, por sus intereses políticos, económicos y sociales, a tal grado que ellos mismos se han fracturado, acaso por el desaseado reparto de los bienes, los privilegios y las canonjías.
Vicente Benítez, “El señor de las maletas voladoras”, y Rodrigo García Escalante, el hijo de Papá Porky, el cacique huasteco, fuera del grupo legislativo.
Es más, García Escalante, listo para ingresar, igual que Sebastián Reyes, ajá, a la bancada panista.
4. El milloncito 200 mil pesos mensuales que la bancada de MORENA recibe del Congreso que para apoyo legislativo y que Amado Cruz Malpica ha venido manejando con discrecionalidad según el diputado Zenyasen Escobar, quien, denuncia, nunca, jamás, jamás, jamás ha recibido un pesito.
5. El fin de semana, una diputada, panista de corazón y convicción, con todo y que un ratito anduvo en el Movimiento Ciudadano, Cinthya Lobato Calderón, acusando al coordinador de la bancada panista, Sergio Hernández Hernández, el antiguo carga/maletas del dirigente Pepe Mancha, y a Carlos Fuentes, ex diputado panista, y alto funcionario en la LXIV Legislatura, de los peores males en un hombre público, con todo y que en la vida, dice Gabriel García Márquez que los seres humanos tenemos una vida pública, una vida privada y una vida clandestina.
Y en el caso, ni hablar, la diputata Cinthya Lobato acusó a Carlos Fuentes de tratante de blancas, de drogadicto y de alcohólico… para cuyos vicios, mejor dicho, debilidades humanas, araña el ingreso público, es decir, el ingreso captado por la secretaría de Finanzas y Planeación, con los impuestos pagados por el contribuyente.
En un recuento de daños, el caso Cinthya Lobato y Carlos Fuentes, panistas ambos, más, mucho más asqueroso que el caso de Eva Cadena.
Y el caso de Amado Cruz Malpica con los más de ocho millones recibidos al momento para “el apoyo legislativo”.
El partido de Miguel Ángel Yunes Linares, cuyo dirigente, y en nombre de la honestidad, Pepe Mancha lo destapó como candidato presidencial, descarrilado en la moral pública.
Y más porque la yunicidad se ha declarado con los duartistas presos en el penal de Pacho Viejo como el bienio de la honestidad impecable e implacable, “a prueba de bomba”, paladines de la integridad social, cuando resulta que estarían más enlodados que los otros.
Bien decía Gonzalo N. Santos, “El alazán tostado”, quien fue cacique de San Luis Potosí el siglo pasado: “La moral es un árbol que da moras”.
Y cuando le demostraron la corrupción, simple y llanamente, los potosinos lo lanzaron de palacio y don Francisco Martínez de la Vega, el mejor columnista del siglo XX y amigo entrañable del presidente Adolfo López Mateos, terminó el mandato constitucional.
La política en Veracruz, bajo la yunicidad, igual que en el duartazgo. Un asco.

PROCAZ REBATINGA POR EL BILLETE FÁCIL 

Tantas sorpresas están dando los diputados que el poco respeto que existía por ellos se está evaporando con la cloaca destapada olorosa a podredumbre.
Varios de ellos se están descobijando de una manera procaz en la rebatinga por el billete fácil.
Unos a otros, declarándose ángeles de la pureza, se están jalando el sarape porque en el reparto de los bienes nadie desea quedar fuera.
Y más porque sólo se trata de dos años en el poder político y de seguro han de tener prisa.
Lo peor de todo es la denuncia de la diputada Cinthya Lobato de que Carlos Fuentes Urrutia es alcohólico y drogadicto y traficante de mujeres con cargo al erario.
Y más porque los dos son panistas, el partido político en el poder constitucional de Veracruz.
El hecho, por ejemplo, de que algunos diputados hayan impulsado a sus esposas, hijos, hermanos, barbies y protegidos de candidatos a presidentes municipales queda para el anecdotario político y se vuelve, en todo caso, un pecado venial perdonado con un padre nuestro.
Pero de ahí a “meter la mano al cajón” para las borracheras y las orgías…
Con todo y la Comisión de Vigilancia del Congreso…
Con todo y la mayoría panista en la LXIV Legislatura…
Con todo y tantos “golpes de pecho” por la corrupción en el duartazgo…
Con todo y que algunos duartistas presos (Arturo Bermúdez, Mauricio Audirac, Francisco Valencia, Gina Domínguez Colio y Flavino Ríos Alvarado en prisión domiciliaria), significa en el proverbio popular que “en la casa del jabonero… el que no cae…resbala”.
Sabrán, entonces, los fiscalizadores del ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, y la Comisión de Vigilancia del Congreso, y la misma Contraloría y la misma secretaría de Finanzas y Planeacion, cuántas otras pillerías y trastupijes se estén cometiendo tanto en el Poder Legislativo como en el Ejecutivo, sin que el ciudadano común y sencillo esté informado y que la Yunicidad tienda a proteger y blindar.

FALTAN LOS VIDEOS DE LAS ORGÍAS
Mientras son peras o manzanas, la corrupción ya enlodó por completo a la LXIV Legislatura.
Podrán, digamos, haber entregado la medalla “Adolfo Ruiz Cortines” a los Colectivos y creado la llamada Comisión de la Verdad y la Comisión de la Deuda Pública y estar disputando la ley sobre las peleas de gallos y tirado la iniciativa de ley para crear los mototaxis en las regiones indígenas y rurales, etecé, etecé.
Pero los casos de Sebastián Reyes, Eva Cadena, Amado Cruz Malpica, Vicente Benítez, Rodrigo García Escalante, Cinthya Lobato Calderón, Sergio Hernández y Carlos Fuentes Urrutia desacreditan por completo (más de lo que ya está) a los diputados locales.
Desde luego, hay quienes se salvan, pues la misma regla general incluye excepciones. Y aun cuando su trabajo legislativo nunca podrá compararse, digamos, con los legisladores federales de la Reforma, aquellos que según don Daniel Cosío Villegas “eran hombres, pero parecían gigantes”, ellos hacen su luchita, con una gran vocación y sentido social, como por ejemplo, Marijose Gamboa Torales, tan ocupada y preocupada de la procuración de justicia para los familiares de los desaparecidos, secuestrados, asesinados y sepultados en fosas clandestinas.
Y sin embargo, resulta apabullante que con dinero público los señores usufructúen borracheras, droga y orgías.
Sólo faltaría saber si Carlos Fuentes Urrutia ha tomado fotos y videos de sus orgías para saber si también ha invitado a diputados y funcionarios panistas y de pronto, zas, las redes sociales se llenen de fotos de francachelas, todos encuerados persiguiendo ninfas y dándose un pase…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *