xalapa
18
Search
Domingo, 18 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2017: Juniorcracia

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
03 de noviembre de 2017

La juniorcracia sigue aterrizando en el poder público. Alejandro Murat, hijo de Pepe Murat Casab, gobierna Oaxaca. Ahora, tres cachorros de la revolución están listos en Veracruz, Tabasco y Yucatán. Luego, seguirá una cachorrita, la hija de Manlio Fabio Beltrones, el heredero de Fernando Gutiérrez Barrios, el policía político y el político policía del sistema político nacional.
En Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez, el primogénito de Miguel Ángel Yunes Linares.
En Tabasco, Federico Madrazo Rojas, “Pico Madrazo”, hijo de Roberto Madrazo Pintado, quien fue gobernador, igual que su padre, Carlos Alberto Madrazo, “El ciclón del sureste”.
Y en Yucatán, Pablo Gamboa Mier, hijo del senador Emilio Gamboa Patrón, el gurú de Enrique Peña Nieto.
El hijo de Yunes Linares, dos veces presidente municipal y diputado local.
Los hijos de Madrazo y Gamboa, diputados federales.
Yunes Linares, gobernador en funciones de Veracruz.
Roberto Madrazo, ex gobernador de Tabasco y ex presidente del CEN del PRI.
Y el senador Emilio Gamboa, ex de todo, menos de presidente de la república y de gobernador.
Beltrones, ex de todo, incluído ex gobernador de Sonora, menos de presidente de la república.
En la hora del relevo constitucional, dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica, los hijos al poder.

EL HIJO DE FIDEL HERRERA

En la vorágine del poder, y considerando que todos son contemporáneos, falta saber si Fidel Herrera Beltrán también empuja la carreta para la candidatura a gobernador de su hijo, el diputado federal, Javier Herrera Borunda, nominado por el Partido Verde, pues a estas alturas, la nominación priista está entre los senadores Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa.
Y más por lo siguiente:
A: el hijo de José Murat Casab, quien iniciara en política al mismo tiempo que Fidel, uno y otro consentidos del presidente Luis Echeverría Álvarez, gobierna ya Oaxaca, con todo y que desde hace quince años “es uña y carne” de Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI.
B: Más aún: si Roberto Madrazo Pintado y Emilio Gamboa Patrón tienen listos a sus hijos, y también Yunes Linares, entonces, ni modo que Fidel Herrera quede atrás y espere, digamos, otros seis años.
C: En todo caso, y si los vientos fueran adversos (“Tiempo de sumar, de sumarse y de sumirse” decía siempre el fogoso), su hijo Javier sería candidato a Senador de la República para brincar desde la curul senatorial a la gubernatura en el año 2024.
Total, Javier Herrera es muy joven y por delante la vida está.

HEREDAR EL PODER A LOS HIJOS

Plutarco Elías Calles, el fundador del partido abuelito del PRI, el PNR, el presidente de la república que impusiera cuatro sucesores, puso el ejemplo en el carril político.
Uno de sus hijos, gobernador en Nuevo León, y el otro, diputado federal y luego ministro de Estado.
Y aun cuando en el relato bíblico, los padres reyes y virreyes heredaban el poder a los hijos así tuvieran diez años, y además, hasta por 30 y 40 años consecutivos, el chamán del pueblo asegura que los padres han de heredar a los hijos, pues constituye pecado mortal heredar, digamos, a otro familiar y/o a una Barbie.
Mal le fue, sin embargo, al sacerdote José María Morelos, cuyo hijo, Juan Nepomuceno Almote, estudiado en el extranjero, “se tiró a los pies” de Maximiliano de Habsburgo, el emperador que soñó convertir al país de indígenas, campesinos y obreros que somos en una nación imperial.
Por eso, mejor, mucho mejor que los hijos de Yunes Linares, Gamboa Patrón y Roberto Madrazo (y Beltrones después) gobiernen sus entidades federativas.
Además, se cumple con el mandato de Charles Darwin de perpetuar la especie.

JUSTICIA DIVINA, DIVINA JUSTICIA

Yunes Linares fue priista durante unos veintiséis años.
En tanto, Pepe Murat Casab, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón, se mantienen en el tricolor, que tanto les ha dado.
Roberto Madrazo, luego de su derrota presidencial ante Vicente Fox, se centró y concentró en sus negocios, en la Ciudad de México y en Tabasco, educando y reeducando a su hijo para ser lanzado a la gubernatura.
Y el momento ya llegó.

VENDER EL ALMA AL DIABLO

De si el trío ganará en las urnas… es otro cantar.
Y más, en el tiempo peligroso, peligrosísimo para el PRI y el PAN en que Andrés Manuel López Obrador, con MORENA, se conserva como puntero presidencial en las encuestas.
Y si MORENA está moviendo el piso a los adversarios camino a Los Pinos…
Y si en el estado de México estuvo en un tris de ganar la gubernatura con la profe Delfina Gómez…
Y si en Veracruz los focos rojos están prendidos como una gran posibilidad, entonces, ninguna duda hay de que en Tabasco, los vientos huracanados estarán peor para Roberto Madrazo con El peje”.
Pero…pero resulta que como “viejos lobos de mar”, Roberto Madrazo, Yunes Linares y Emilio Gamboa harán todo, absolutamente todo (experiencias, mañas, estrategias, relaciones, recursos económicos, etcétera) para encumbrar a sus hijos en las sillas embrujadas de cada entidad federativa.
Y más por lo siguiente:
Si es cierto, como se afirma, que los políticos son los hombres más celosos y recelosos del mundo, Madrazo, Yunes y Gamboa venderán su alma al diablo compitiendo entre sí para encumbrar, y mejor, a sus hijos.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *