xalapa
22
Search
Martes, 25 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: 
El secretario llorón

LUIS_VELAZQUEZ

 

Luis Velázquez
27 de abril de 2018
He aquí unos apuntes del ejercicio del poder en el Golfo de México, ahora con la yunicidad:
Por ejemplo:
En la tarea de gobernar luego de que el PAN y PRD lanzaran del palacio de Xalapa al PRI, y montados en la transición democrática que más bien quedara en simple alternancia del poder, (“Quítate porque ya llegué”), el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, ha cuestionado a la prensa.
”Todos escriben lo mismo”, ha dicho para referirse a la pobreza de contenidos.
Ha coartado la libertad a los medios. “Ni una pregunta más”.
Se ha desmayado en público, como en el cuarto y último informe de Miguel Ángel Yunes Márquez como presidente municipal de Boca del Río, y en donde, ni hablar, le quitó las candilejas.
Le tiraron cadáveres en cachitos delante de su despacho y fue glorificado por el gobernador Yunes, su amigo, jefe y patrón.
Se ha lamentado de que sacrifica el tiempo de su familia, esposa, hijos y nietos, por perseguir delincuentes y servir en su máxima expresión a los 8 millones de habitantes de Veracruz.
Dice que perdió a un hermano por dedicarse a la tarea pública.
Ahora, el éxtasis y la plenitud.
Lloró ante la prensa.
Lloró, igual que Garrick, actor de Inglaterra.
Y las lágrimas se le desparramaron, más que por el homenaje a los 3 policías parteros, porque el tiempo político lo absorbe por completo y sigue abandonando a la familia.

GOBERNAR CON OCURRENCIAS 

En su tiempo edilicio como alcaldesa jarocha, Carolina Gudiño barría calles y avenidas.
Trepaba en una montacarga, arriesgando la vida, ajá, para cambiar lámparas fundidas y poner nuevas.
Lanzó al mundo el café más largo del planeta en el malecón del paseo con cafecito lechero y canillita de La Parroquia.
Su contraparte en Boca del Río, el panista Francisco Gutiérrez de Velasco (Pacorro, Paquito y Poquito le llaman), tapizó el bulevar Ávila Camacho y la avenida Ruiz Cortines de estatuas.
Estatuita, por ejemplo, del Papa.
Estatua de “La sirenita”, que tenía, se dijo, la cara de su esposa para inmortalizarla.
Ahora, dice el politólogo Carlos Ernesto Ronzón Verónica, y en víspera de la llegada de la primera delegación española para celebrar los 500 años de la conquista con el sifilítico Hernán Cortes, el alcalde Fernando Yunes Márquez ordenó rellenar de “Fabuloso” los drenajes del primer cuadro de la ciudad para que por arte de magia se fuera el espantoso aroma del drenaje.
Antes, posó feliz con el águila cazadora de las palomas del palacio municipal, “Gengish” (de Gengish Khan) para oxigenar y purificar el palacio.
Luego se le ocurrió levantar y desaparecer gatitos en el Parque Ecológico porque afeaban el nuevo Hospital Infantil de Veracruz, el mejor entre los mejores de América Latina.
Después pintó de color azul, azul alberca, el Teatro Clavijero, y el regidor priista, Marlon Ramírez, se le fue encima.
Y en el intermedio en una foto subida a las redes sociales se le ve tomando agua mineral embotellada francesa.
¡Vamos bien y viene lo mejor!

LA DUEÑA DEL PUEBLO

En Córdoba hay una alcaldesa panista. Se llama Leticia López Landero. Ya fue diputada federal. Su hermano Tomás, diputado local y federal. Ahora, va de nuevo para el Congreso de la Unión.
Y en los meses que van, la presidenta municipal se ha sublimado en el ejercicio del poder, más, mucho más, por ejemplo, que la regidora de Minatitlán, lanzando en las redes sociales su mejor obra pública como es la compra de sus tenis marca internacional.
Uno. En cuatro meses de gobierno, la única obra de infraestructura de Leticia López ha sido quitar por sus pistolas la estatua del filósofo, literato y director fundador del periódico “El Mundo”, Othón Arróniz, de un parque.
Dos. Lanzar como cazadores implacables del fisco a sus inspectores de la dirección de Comercio en contra de los voceadores de “El Mundo” para evitar que lo sigan vendiendo, quizá, por un acuerdo con el dueño del periódico “El buen tono”, José Abella.
Tres. Imponer a su hijita de candidata a diputada local mostrando así su vocación democrática.
Cuatro. Irse de vacaciones a Las Vegas, de seguro, a los centros de juego.
Y cinco. Organizar una cenita a Ricardo Anaya, el candidato presidencial, en que muchos, muchísimos empresarios se levantaron inconformes con invitados incómodos para ellos, impuestos por la alcaldesa.

ESTILOS DEL PODER

Desde luego, en el ejercicio del poder azul hay otros estilos.
Por ejemplo:
Rogelio Franco Castán, SEGOB, y su fama pública como golpeador de mujeres.
Rogelio Marín, SEDESOL, “El Secretario Mitotes”.
Jorge Wínckler, Fiscalía, el arte de hacer paella en una paila y poner el negocio de una pizzería para completar su ingreso familiar.
Julen Rementería, ex de SIOP. Alardear que reconstruirá 690 carreteras más como candidato senatorial.
Guillermo Moreno, SEFIPLAN. Gritar “a los cuatros vientos” que le duele mucho la cabeza por tantos problemas económicos.
He Man Sergio Hernández Hernández, Congreso. Gastarse el erario “en borracheras, drogas, mujeres y orgías” según revelara su homóloga diputada panista, Cinthya Lobato Calderón.
Pepe Mancha, CDE del PAN. Imponer a su esposita (campeona de viajes internacionales festinados en las redes sociales) como candidata pluri a diputada local, es decir, sin hacer campaña, sin gastar un solo centavo y sin exponerse a una derrota en las urnas.
Enrique Pérez Rodríguez, SEV. Despedir así nomás a Maribel Sánchez Lara como rectora de la UPAV porque se le volvió incómoda, y luego, acusarla de desvío millonario.
Arturo Irán Suárez Villa, SS. Acallar la protesta de un expanista empresario porque lo dejaron fuera de una licitación.
Indira Rosales San Román, ex de SEDESOL. Ponerse pestañas postizas para regalar estufitas ecológicas en la sierra de Zongolica y echar tortillas a mano para enseñar a las indígenas y así brincar a la Senaduría pluri.
Hilario Barcelata Chávez, IPE. Llenar el Instituto de Pensiones de quince barbies rebasando toda posibilidad duartiana.
Raúl Martínez Chávez, TV Más. Lanzar como gran obra televisiva su programa “La entrevista”.
Alejandro Zairick Morante, SEDECO. Formar “el club de tomadores de café” para alentar la creación de empleos y despedir al subsecretario, Rafael Vela.
María Laura García Beltrán, DIF. Llenar el DIF de poblanos.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *