xalapa
18
Search
Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: 
Yunes Márquez, gobernador

LUIS_VELAZQUEZ

 

Luis Velázquez
19 de junio de 2018

Según el político Ramón Benítez, Miguel Ángel Yunes Márquez ganará la gubernatura.
Sus razones son las siguientes:
1)  “El Chiquis” (ya hasta cumbia, guapachosa y rumbera tiene, copiada de Picky y Joey Montana) está fogueado en el campo de batalla electoral. Batalla ruda, incluso. Dos veces presidente municipal y una vez diputado local luchó con el aparato gubernamental en contra. Primero, contra Fidel Herrera Beltrán. Y segundo, contra Javier Duarte. Y les ganó. Podría, incluso, escribirse que es hijo de la rudeza política. Obvio, la historia dice que los hijos heredan tanto los amores como los desamores y los afectos y los resentimientos y odios de los padres.
2) La elección de gobernador es más bien un plebiscito para Miguel Ángel Yunes Linares. Gana el hijo, gana el padre. Pierde el hijo, pierde el padre. Y el padre también ha enfrentado y confrontado al sistema. En el año 2016, por ejemplo, luchó contra todo el aparato gubernamental en contra (Javier Duarte y los suyos) y les ganó en las urnas. Y más porque Duarte tuvo tres candidatos a la silla embrujada del palacio. A, Héctor Yunes, con todo y sus desaveniencias. B, Cuitláhuac García, de MORENA. Y tres, Gerardo Buganza Salmerón, quien sólo se ponchó.
Hijo de la rudeza, Miguel Ángel padre tonifica y fermenta al hijo.
3) Dos veces alcalde y una vez diputado, “El chiquis” aprendió, “en vivo y directo” la cercanía con la población, tarea fundamental de la administración pública. En todo caso, sabe actuar, reaccionar y manejar la relación con la gente.

CAMPAÑA SIN LÍMITE DE TIEMPO

4) Seis de cada 10 habitantes de Veracruz son menores de treinta años de edad. Igual que en el resto del país, en la tierra jarocha los jóvenes predominan. Y del cuarteto de candidatos al trono imperial y faraónico, “El chiquis” es el más joven, aun cuando, claro, “ya no se cuece al primer hervor”. Con todo, va de gane y más si, por ejemplo, se ha reunido con los jóvenes de norte a sur y de este a oeste y levantado expectativas.
5) En un par de ocasiones fue presidente municipal de Boca del Río. Boca (como le llaman los panistas) es un modelo estatal y nacional de buena administración. “Mi municipio exitoso, mi foro, mi filarmónica, mi bulevar”. Y aun cuando tiene, o tuvo, encima a la Auditoría Superior de la Federación, ASF, por el exceso en la construcción del Foro Boca y que fuera reality-show en la cancha de MORENA y AMLO, el balance fue positivo. Nunca procedió la observación de la ASF.
6)  La campaña electoral de Yunes Márquez es de las más intensas. “Sin límite de tiempo” como dice uno de sus fans. Además, y desde tiempo anticipado, digamos, cuando era presidente municipal y unos cincuenta alcaldes tomaran el palacio de Xalapa, Javier Duarte gobernador. Entonces, la proyección de “El chiquis” fue nacional. Cuajó así, cierto, en la elite panista de Ricardo Anaya, pero también, en el corazón social. “El chiquis” desafiando el aparato gubernamental de Duarte. Y los duartistas, entre ellos, sus guardias pretorianos como Erick Lagos, Alberto Silva, Jorge Carvallo, Adolfo Mota, Tarek Abdalá y Arturo Bermúdez Zurita.

LA RENOVACIÓN MORAL

7) El aparato gubernamental del padre, parte de la estrategia electoral para ganar. La oposición ha anunciado denuncias en la FEPADE y en el OPLE, etcétera. Pero el gobernador Yunes sigue operando. 700 mil despensas para los pobres, con todo y que el priista Pepe Yunes Zorrilla evidencia la entrega de despensas para disminuir la miseria y la pobreza. Obra pública de norte a sur y de este a oeste, con todo, incluso, y recursos federales.
8) Además, los recursos oficiales en el carril electoral. Y, bueno, Carlos Hank González, el tótem del grupo Atlacomulco del estado de México, lo decía así: En política, quien tiene el aparato oficial y los recursos… gana la elección y toca el cielo con la yema de los dedos”.
Más aún, en todos los tiempos de la historia, y en todo el mundo, siempre han existido elecciones de Estado.
9) Yunes Linares lanzó su más grande operativo de renovación moral. 34 políticos, jefes policiacos y policías duartistas, presos en el penal de Pacho Viejo. Javier Duarte, internado en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México. Karime Macías, con orden de aprehensión. 500 denuncias penales por desvío de recursos interpuestas por la Contraloría y el ORFIS en la Fiscalía en contra de duartistas. Yunes Márquez seguirá, implacable, el combate a la corrupción y que nunca, jamás, y dada la monstruosidad del sexenio anterior, puede terminar en dos años.
En contraparte, ninguna duda hay de que si AMLO gana Los Pinos y Cuitláhuac la gubernatura, se irán con todo en contra de Yunes Linares y el mundo le será chiquito, y con riesgo de terminar igual que Duarte.
10) Yunes Márquez seguirá encarcelando a más duartistas y recuperando el dinero robado y saqueado y desviado del gobierno anterior.

YUNES AZULES CONTRA YUNES ROJOS

11) Yunes Linares ha exorcizado los demonios de la corrupción política, entre otras cositas, lavado el déficit presupuestal heredado por Duarte y que era de veinte mil millones de pesos, con todo y que los diputados locales de MORENA lo evidencien, oposición al fin.
El hijo recibiría un presupuesto con cero déficit para empujar la carreta del desarrollo económico y social.
Las bases están dadas asegura el politólogo Ramón Benítez.
12) En la cancha electoral hay tres Yunes azules operando el triunfo en las urnas del primogénito:
A: El padre.
B: El hijo mayor, el candidato del PAN, PRD y MC.
C: El presidente municipal de Veracruz.
D: En la otra cancha un par de Yunes. Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa. Experiencia y mañas contra experiencia y mañas.
Yunes azules contra Yunes rojos.
Yunes Linares, en la batalla estelar de su vida, obligado como está, simple y llanamente, a ganar.
”El gobernador, dice el doctor en Economía, Raúl Arias Lovillo,  dejará la vida y todo el dinero antes que ver derrotado al hijo”.
Además, “es muy difícil que a Cuitláhuac García le alcance la sombra de AMLO”.
Y de ñapa, “Cuitláhuac García es un inmaduro, un corrupto y un pendejo”.
Inverosímil sería la derrota del hijo mayor en las urnas.
La guerra nuclear. La guerra del fin del mundo. El día del Juicio Final.
Bragado y bronco, peleador callejero, fajador de cantina, gana o gana.
Si Miguel Ángel perdiera, nunca, jamás, se lo perdonaría.

”MI CANDIDATO ES CHIQUI, CHIQUI, CHIQUI YUNES”

13) Si Yunes Linares ha declarado la guerra frontal, sistemática, implacable, a la corrupción política de Javier Duarte, anexos y conexos, incluida su esposa, entonces, significa (y/o significaría) que en todos ellos, más, mucho más, en los hijos (más, mucho más en el gabinete legal y ampliado del padre) son honestos “a prueba de bomba” y a prueba del botón nuclear de AMLO y Cuitláhuac, juntos.
14)  El primogénito “es un estuche de maravillas”. Toca la batería con Fito Páez. Dirige la Orquesta Filarmónica de Boca del Río. Habla náhuatl. Corre y trota todos los días. Su formación académica data de Estados Unidos. Sobrevivió a un secuestro en el norte de Veracruz cuando era funcionario federal. Es un buen bailarín en el tinglado electoral. Etcétera. Un nuevo estilo de ejercer el poder y gobernar.
15) En las estaciones de radio de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha suena y resuena una canción de cumbia y regueton. En una parte de las estrofas dice: “Mi candidato es chiqui, chiqui, chiqui Yunes/ Vota Yunes/ El chiqui, el chiqui, el chiqui”. Y la cumbia ha pegado. Hasta los niños la cantan. Un buen karma, una mejor vibra, para el candidato de su padre azul.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *