xalapa
22
Search
Lunes, 18 de Junio de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: AMLO, encumbrado

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
24 de abril de 2018

La cacería fue implacable. Margarita Zavala, José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez, “El bronco”, se fueron con todo en contra de AMLO. Ninguno se contuvo. En ninguno cupo la prudencia y la mesura. Están desesperados. “El peje” les lleva unos 20 puntos de ventaja. Lejos, del panista. Muy lejos del neopriista. Ultra contra súper lejos de los independientes.
Meade fue insistente con los tres departamentos que, dijo, posee AMLO en la Ciudad de México. Y aun cuando el tabasqueño tropical repitiera que nunca contestaría el bombardeo, le reviró contundente: “Te los regalo”.
Anaya lo trae como una obsesión. “A tiro por viaje”. Sereno, Andrés Manuel López Obrador se fue a la tendencia de la encuesta histórica. Voy por delante y por eso el rafagueo.
Incluso, “El bronco” lo quiso acorralar, mejor dicho, obligarlo a que contestara. AMLO reviró una o dos veces. Con pocas palabras. Sin entrar en polémica. Un sí, un no. El no, por ejemplo, cuando se habló de un Pacto por México, igual, igualito que Enrique Peña Nieto en diciembre del año 2012.
Cuatro contra uno, AMLO quedó más victimizado que nunca. Y como sucede en la comunicación política, tanta atrocidad verbal lo encumbró más.

VIDA Y MILAGROS

Un debate presidencial sirve para muchas cosas, entre ellas, para conocer más la vida de los candidatos.
Insólito: “El bronco” dice que su señora madre es analfabeta y que no sabe leer y escribir, pero tiene, alardeó, un hijo gobernador. Le faltó decir que un hijo candidato presidencial.
También recordó que es una víctima más de la violencia en el país. Tres hijos secuestrados, uno de ellos, asesinado.
El panista una vez más basó su discurso en la risita irónica y burlona que tiene, quizá porque habla inglés y francés y porque sus ingresos le permitieron vivir un tiempecito en Estados Unidos y porque alardea que toca varios instrumentos musicales, y porque es, festina, “el único que puede ganar a AMLO”.
Su contraparte, Margarita Zavala se declaró una demócrata. Una buena demócrata, consciente acaso de que “toda alabanza en boca propia es vituperio”.
Y que desde siempre ha vivido en la misma residencia, aquella, claro, que Felipe Calderón Hinojosa amplió cuando fue presidente de la república.

DESESPERADO MEADE

Sorpresas que da la vida, mejor dicho, un candidato presidencial desesperado por escalar más allá del tercer lugar, en que se mantiene.
Meade orgulloso de que como secretario de Hacienda y Crédito Público encarceló, dijo, a los ex gobernadores Javier Duarte (Veracruz), Roberto Borge Angulo (Quintana Roo) y Guillermo Padrés Elías (Sonora).
Okey.
Pero resulta que si Duarte, por ejemplo, está preso, se debe a la tozudez de Miguel Ángel Yunes Linares para demostrar con pruebas al presidente Enrique Peña Nieto los trastupijes de su delfín en Veracruz y a quien en campaña electoral en el año 2012 puso como ejemplo de la nueva generación priista.
Meade, claro, se trepó en la cresta. Quiere así proyectar una imagen de la que carece.
De los cinco candidatos es, será, el más desesperado. A, porque el aparato gubernamental está de su lado y ni así remonta. B, porque Los Pinos apostaron a su candidatura como ciudadano y se mantiene en tercer lugar. C, porque el hartazgo ciudadano en contra de todo lo que huela a PRI está desbordado, fuera de control, y se expresará en las urnas el primero de julio.
Pero, bueno, el presidente del CDE del PRI en Veracruz, Américo Zúñiga Martínez, se apresuró y antes, mucho antes de las mediciones sociales, lo declaró triunfador.
Ni hablar; es su chamba.

MAL FARIO ROJO

Y si alguna duda existiera de la derrota anunciada del PRI en las urnas “El bronco” la documentó más.
Por ejemplo:
En el debate refirió que en su momento encarceló al exgobernador priista, Rodrigo Medina, y un juez federal lo liberó.
Así de simple y sencilla la impunidad. El aparato priista encubriéndose a sí mismo.
Peor aún:
A la fecha tiene veintinueve denuncias penales por desvíos de recursos en contra de igual número de priistas compañeros de Rodrigo Medina en los 6 años en Nuevo León, y todos están prófugos. Amparados por un juez federal.
Y mientras “son peras o manzanas”, se trata de un mal fario que pega y duro a Meade, pues se trata de una carga histórica que tiene al país en el primer lugar mundial de corrupción política.

TRES VECES SE HA CASADO

“El bronco” preguntó a AMLO si era honesto. Honesto, honesto, honesto. ¿Qué tanto?, le dijo.
El tótem de MORENA fue lacónico.
“Soy honesto, honesto. Mil veces honesto”.
Y tanto Anaya como Meade “se le fueron a la yugular”. Que tus tres hijos y hermanos cobrando en MORENA. Que tus tres departamentos. Que nunca has aclarado de qué vive cuando tiene 18 años en campaña electoral.
El disparo pegó en seco. Se deshizo. Nunca hubo respuesta del tabasqueño. Sólo sonrío. “Ya chole”… con el mismo discursito, dirían en el rancho.
Cada ciudadano que haya visto y escuchado el debate tendrá su visión. Pero quizá los anteriores puntos serán los rescatables, digamos, para el anecdotario político y social. Lo demás fue dibujar el paraíso terrenal que cada uno ofreció si gana Los Pinos.
Y prometer a nadie empobrece, más que a una población donde uno de cada tres padres de familia viven del changarro en la vía pública, y en donde la salida es migrar a Estados Unidos, donde hay once millones de paisanos ilegales enfrentando a Donald Trump y su copetito nuclear.
La noche, claro, diría un machista, se la llevó “El bronco” cuando dijo:
“Yo sí creo en el matrimonio. Me he casado tres veces”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *