xalapa
22
Search
Jueves, 16 de Agosto de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: Antes y después de Yunes

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
02 de mayo de 2018

Diecinueve años se tardó Miguel Ángel Yunes Linares para llegar a la gubernatura. Fue tozudo. Ahora, un parteaguas en la vida pública de Veracruz. Antes y después del Yunes azul.

1) Ninguno de sus colegas en el país ha alcanzado su puño penitenciario. Un aproximado, por hora, de treinta y cinco políticos, ex jefes policiacos y policías presos en el penal de Pacho Viejo. Jaime “El bronco” Rodríguez, gobernador de Nuevo León con licencia, por ejemplo, ha expedido 29 órdenes de aprehensión contra funcionarios del priista Rodrigo Medina. Todos, prófugos. El mismo Rodrigo Medina entró a la cárcel uno o dos días, parece, y luego enseguida fue liberado por un juez federal. Javier Corral, el góber de Chihuahua, apenas, y no obstante tanto reality-show, sólo tiene en la prisión a unos cuantos, menos de cinco, parece.

2) El Yunes azul lleva tres exgobernadores presos. Uno, Dante Delgado Rannauro, ahora, su aliado. Dos, Javier Duarte, a quien le falta acusar del delito de desaparición forzada. Y tres, a Flavino Ríos Alvarado, quien terminó arrodillado argumentando una enfermedad.

JUGADA EN EL ALTIPLANO

3) Ningún otro gobernador del país ha recuperado tantas propiedades adquiridas con recursos públicos por los funcionarios públicos del sexenio anterior. El último golpe fue el rancho “La cartuja”, de Arturo Bermúdez Zurita, ex secretario de Seguridad Pública. Incluso, la familia quiso evitarlo. Pero fallaron en el objetivo. Más aún: Karime Macías ha perdido 2, 3 amparos, exigiendo que le devuelvan sus bienes decomisados, pues ella, como dijera, sigue mereciendo abundancia.

4) El Yunes azul descarrilló la hegemonía del PRI. Lo lanzó del palacio de Xalapa luego de 80 años de estar adueñado del Poder Ejecutivo. El mismo día, en el año 2016, con MORENA, también arrojaron al tricolor del Palacio Legislativo. El año anterior, PAN y MORENA, entre otros partidos, asestaron la peor derrota edilicia al tricolor. 170 presidencias municipales perdidas en un solo día. El primero de julio se efectuarán cinco elecciones. Y por lo pronto, el tricolor va en el tercer lugar de la preferencia de acuerdo con las encuestas manejadas en los medios. PAN, primero, y MORENA, segundo.

5) Igual que Fidel Herrera Beltrán y Fernando Gutiérrez Barrios que soñaron con la presidencia de la república, el Yunes azul también fue destapado como precandidato por el dirigente del PAN en Veracruz, Jesús Mancha. Juego sucesorio, simple show para estar, “río revuelto, ganancia de pescadores”. El intento falló, pero quizá sólo significaba un calambre en el altiplano. Pero, bueno, Wharol hablaba de los 15 minutos de fama a que puede aspirar un ser humano.

YUNES COHABITA CON LOS PINOS

6) Una cosita es la alternancia partidista en el poder y que fue lograda por el Yunes azul, y otra, la transición democrática. Diecisiete meses después, el resultado es el siguiente: si “dinero mata carita”, nepotismo mató transición. Ningún gobernador del país, como en Veracruz, lanzó a su hijo de candidato al trono imperial y faraónico estando en el poder. Y aun cuando los adversarios se han ido a la yugular de Yunes Linares (incluso AMLO y compañía, anexos y conexos), la población electoral se expresará el 1 de julio en lo que será un plebiscito. Si el hijo gana en las urnas, ganará el padre. Si el hijo pierde, perderá el padre. Allá, entonces, si en la cancha del PRI y PVEM y de MORENA, PT y Pes, “se dejan comer el mandado”.

7) Mientras Javier Corral, de Chihuahua, rompió con el presidente Enrique Peña Nieto, y hasta lo desafió con una caravana en automóvil a la Ciudad de México exigiendo el pago de 900 millones de pesos federales, Yunes ha cohabitado con Los Pinos. Con todo, ha reproducido la filosofía del sistema política: si el gobernador está bien con el presidente de la república, a Veracruz le iría bien. Y si está mal, mal. Más allá del saqueo duartista, la yunicidad ha recibido recursos para obra pública. Por ejemplo, el anuncio de magna obra carretera.

EL CICLÓN DEL GOLFO DE MÉXICO

8) Resentimiento, ajuste de cuentas, venganza, nueva filosofía política, económica y social, desde un principio el gobernador anunció que “ni un quinto para los medios” y en términos generales ha cumplido. Y más, porque con el 97, 98 por ciento de la prensa en contra en el año 2016 quedó con la gubernatura. Por eso, cerrada la llave (Javier Duarte gastó trece mil millones de pesos en medios), una parte considerable ha descarrilado. Y más que están a punto de. Ahora mismo, cuando se atraviesa la campaña electoral, unos medios buscan padrino político para que Yunes se apiade de ellos.

9) El proyecto familiar alcanza dimensión estelar. La licenciada Leticia Márquez lo dijo así: “Seré madre de dos gobernadores” y con lo que estaría al nivel de Bárbara Bush en Estados Unidos, esposa de un presidente, madre de un presidente y madre de un gobernador, tiempo cuando en EU se dijera que eran “muchos Bush en la Casa Blanca”. Y si Ricardo Anaya ganara Los Pinos, entonces, Miguel Ángel padre pasaría al gabinete federal, reproduciéndose la historia local de Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines, quienes llegaron a Los Pinos, y de Rafael Murillo Vidal, quien pasó a la dirección general del “Diario Oficial de la Federación”, y de Fernando Gutiérrez Barrios, quien pasó a la secretaría de Gobernación y luego al Senado, que le faltaba para completar su currículo, y de Dante Delgado, quien ocupó la Embajada de México en Italia con Carlos Salinas y la Procuraduría Agraria con Ernesto Zedillo.

Veracruz, antes y después de Yunes Linares, “El ciclón del Golfo de México”, con todo y que antes existió otro, “El ciclón del sureste”, llamado así Carlos Alberto Madrazo, uno de los héroes de Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *