xalapa
18
Search
Domingo, 16 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: Atrapado en la vanidad

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez/Parte Tercera y última
29 de noviembre de 2018

Trepado en la cresta del poder, 50 años, solterón, Cuitláhuac García Jiménez ya fue picado en la parte más sensible del ser humano como es la vanidad. Pronto, tendrá como otros políticos, su museo de cera, su egoteca. Su foto en la Sala de Banderas de palacio.
Y desde “la hoguera de vanidades” mira y mirará los próximos seis años, como si fuera un animador de televisión. Primero yo, después yo y al final yo. El precio de la fama diría un ex conductor de Telever.
Y si Miguel Ángel Yunes Linares humilló por completo a Javier Duarte, Karime Macías, Flavino Ríos Alvarado y a más de treinta duartistas presos en el penal de Pacho Viejo, y hasta hizo llorar a Moisés Mansur Cysneiros considerado el prestanombre de Duarte, entonces, Cuitláhuac aplica la misma estrategia a Yunes.
Por ejemplo, una vez más, su futuro secretario General de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros, arremetió contra Jorge Wínckler y ahora lo llama ratero, ratero que roba a rateros.
Pero, además, si Wínckler tiene anunciado el juicio político, otro nombre está en la cancha de los 29 diputados de MORENA en la LXV Legislatura, como es Pepe Mancha, famoso por tanta obra pública vía dedazo para su constructora.
El vendaval llamado Cuitláhuac García, duro y tupido para inaugurar su reinado sexenal, sin que nada ni nadie, solo AMLO; le hagan sombra.
Más descalabros habrá de Cuitláhuac al Yunes azul. Más tuitazos, incluso, insultantes. Más burlas. Más arremetidas.
Y lo peor, si Yunes acusó a Duarte y Arturo Bermúdez Zurita y a Luis Ángel Bravo Contreras de desaparición forzada, agravios a los derechos humanos, Cuitláhuac también lo aplicará a Yunes, como deja constancia con el apapacho al Solecito, tan desdeñado por Wínckler.
Y más, cuando el Solecito ha anunciado que Yunes también deja desaparecidos y como, incluso, ya lo están manejando en la cancha mediática.
La batalla será larga. Apenas, apenitas, está iniciando. Y aun cuando el resultado se antoja incierto, por lo pronto, Cuitláhuac goza con el ejercicio del poder acalambrando a Yunes y a su gente, y al mismo tiempo, quedando bien con AMLO, el presidente electo, quien, ha de recordarse, trae a Yunes Linares en la mira.
Nada enaltece más la vanidad de Cuitláhuac como el botón nuclear apretado en contra de su antecesor.

EL FANTASMA DE LA VENGANZA

Gane o pierda, Yunes ha dicho que su único juez es y será el pueblo.
Pero de acuerdo con el cruce de espadas filosas del mes de julio a la fecha, pareciera que la izquierda es más radical y hasta más fuerte que la derecha, a tal grado que, de entrada, “el tragadero de hombres” que es la política, será peor de Cuitláhuac hacia la yunicidad, como nunca antes en la historia local.
Bastaría calibrarlo con el discurso bélico del futuro secretario General de Gobierno “a tiro por viaje”.
Casi casi, Éric Patrocinio Cisneros queda y/o se está convirtiendo o se ha convertido en el Jorge Wínckler de Cuitláhuac García.
El fantasma de la venganza, más que de la justicia, otra vez en el carril político.
Patrocinio, haciendo suya la obsesiva obsesión de Cuitláhuac, quien a su vez pareciera hacer suya la obsesión de AMLO con Yunes Linares.
Y por tanto, en la discordia social, ningún perdón al pasado inmediato, pues ni modo que Cuitláhuac se vuelva una Santa Teresa de Calcuta, y por el contrario, el tiempo de la venganza, disfrazada, claro, con la república amorosa, la Constitución Moral y la amnistía política.
Nada fácil será, por ejemplo, que la primera consulta popular de Cuitláhuac sea si lleva a juicio político a Yunes.
Y si Yunes se llevó dos años inmolando a Duarte en la arena pública, Cuitláhuac bien puede invertir dos años del sexenio para descuartizar al yunismo y erradicar por completo el nuevo ismo que dejará el primer gobernador panista en la historia local.

EL PRÍNCIPE SEXENAL

Veracruz es mucho más que un gobernador, pero al mismo tiempo, y como están las cosas, Cuitláhuac es más que Veracruz.
Por ejemplo:
Al momento, ningún contrapeso a Cuitláhuac García como el gobernador número 76 de la tierra jarocha.
Un secretario General de Gobierno que será, más papista que el Papa.
La bancada de MORENA, PT y PES en la LXV Legislatura, a sus órdenes, señor, a partir del descarrilamiento del diputado local, Amado Cruz Malpica, para dirigir la Junta de Coordinación Política.
La obsesión de tumbar a Jorge Wínckler para tener, con la mayoría simple en el Congreso local, un Fiscal Carnal a modo.
La iniciativa privada buscando los favores del futuro gobernador, mientras otros solo esperan que les paguen deudas atrasadas.
Parte importante de los medios “tendida al piso”.
Cuitláhuac haciendo concesiones a las tribus de MORENA con cargos públicos, y al mismo tiempo, nombrando a los suyos para integrar un gabinete que reproducirá el modelo priista de sumisión y vasallaje, el Príncipe, el tlatoani, el tótem.
Y más cuando la piel sensible de la vanidad está en la superficie, considerando que la vanidad lleva al autoritarismo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *