xalapa
22
Search
Viernes, 22 de Junio de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: Bloqueo de MORENA

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
14 de marzo de 2018

En la LXIV Legislatura hay una iniciativa de ley. Fue interpuesta el 5 de octubre del año anterior. Busca reformar la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, CEAPP. Pero por alguna razón superior, la bancada de MORENA la tiene congelada.
De entrada, su autora, la diputada Marijose Gamboa Torales, está en contra del exceso de personal burocrático. Son cuarenta y seis empleados. Y su sentido social el gremio reporteril lo ignora.
Nadie cree, además, de igual manera como en el duartazgo y el fidelato, que la vida cotidiana del gremio periodístico haya sido enaltecida. Tampoco, mejorada. Menos, mucho menos, superada la peor desigualdad laboral que se vive y padece. Bastaría referir que los peores salarios en Veracruz los tienen trabajadores de la información.
Un reportero, por ejemplo, llega a percibir, y por lo general, entre 4 y 5 mil pesos mensuales. Y aun cuando hay una ley de salarios mínimos, ningún patrón la cubra.
Y la CEAPP viviendo otro mundo. Por ejemplo, y solo para “tapar el ojo al macho”, organizando cursos de capacitación que solo duran unas horas el sábado y por los que han pagado desde 17 mil pesos hasta 35 mil y 44 mil.
Y más, porque la Ley Federal del Trabajo establece que la obligación de capacitar a los obreros de la pluma son los dueños de los medios.

SUELDOS ESTRASTOFÉRICOS

La iniciativa de ley de Gamboa Torales busca achicar la burocracia de la CEAPP.
Luego enseguida transparentar el ejercicio, y por ahora, de los 18 millones de pesos anuales.
Pero más aún, reducir el presupuesto y que entre otras cositas permite el pago de 34 mil pesos mensuales a la presidenta.
Y 40 mil 219 pesos al secretario ejecutivo.
Y 16 mil pesos a cada uno de los llamados comisionados.
Y 30 mil al Contralor Interno.
Y 28 mil pesos al director de Procesos.
Y 28 mil pesos a la Jefa de la Unidad Administrativa.
Y 32 mil pesos al director Jurídico.
Y 8 mil pesos mensuales a un intendente.
Claro, algún fans dirá que ellos están pendientes de los ciento veinte expedientes de periodistas para quienes “se encuentran implementadas medidas de protección con la colaboración de la secretaría de Seguridad Pública”, ya que sus vidas peligran.
Nadie, claro, conoce caso por caso, y hacia el final de la noche habría de confiar en la palabra oficial.
Pero cuando la bancada de MORENA en la LXIV Legislatura mantiene congelada la iniciativa de ley, entonces, la jiribilla se atraviesa.

SALARIOS MEZQUINOS A REPORTEROS

El gasto innecesario para los cursitos alcanzó dimensión estelar el año anterior cuando la CEAPP pagó (con dinero público) 44 mil pesos a un “Fondo de Empresas de la Universidad Veracruzana” para un curso de inglés para periodistas de Veracruz y Xalapa.
Y más allá del número de horas, nadie, absolutamente nadie aprende el idioma en un dos por tres.
Y menos, mucho menos, en unas horitas.
Bastaría referir que en los tres años del inglés en la secundaria sirven para nada. Tampoco, el inglés en los tres años del bachillerato.
Por eso, la diputada local busca transparentar, incluso, las reglas académicas con que son impartidos tales cursos, con todo y que, se insiste, corresponde a los patrones.
En contraparte, en los quince meses que los titulares llevan empujando la carreta, nunca han tocado el asunto estelar, como es revisar desde el Congreso y al lado del Congreso las condiciones salariales.
Salarios de hambre.
Incluso, sin las prestaciones sociales, económicas y de salud establecidas en la Ley Federal del Trabajo.
Y lo peor entre lo peor: sea como sea, los sueldos mezquinos pagados, además, a cuentagotas, como lo están efectuando ahora en un montón de empresas periodísticas, pues ningún medio “ha aprendido a vivir de sus propios medios”, luego de que la mayoría durante el duartazgo fue acostumbrada a vivir del erario.

INSÓLITOS APOYOS HUMANITARIOS…

El primer lamparazo en contra de la CEAPP sucedió el 7 de febrero del año 2016, cuando el reportero Mussio Cárdenas Arellano, nombrado Comisionado, renunció “a recibir pago alguno… por el desempeño de mis actividades como integrante del Pleno de este organismo autónomo”.
Incluso, en el oficio firmado con tal fecha y enviado al cuerpo directivo deja constancia de “que el pago que se originó del 20 al 31 de diciembre, tanto la segunda quincena como el aguinaldo lo pongo a disposición de la Unidad Administrativos para los efectos procedentes”.
Fue el único, pues el resto han seguido usufructuando los beneficios de la revolución hecha gobierno, entre ellos, para otros colegas bajo los siguientes rubros, entre otros:
A: Apoyo para el pago de un coffee break durante un curso gratuito.
B: Apoyo económico para el pago de cirugía de apendicectomía.
C: Apoyo para pagar unas colegiaturas.
D. Apoyo para continuar estudios de Derecho en la Universidad (privada) de Xalapa.
E: Apoyo económico para comprar medicinas.
F: Apoyo para la reparación de un vehículo.
G: Más, mucho más apoyos… clasificados como “información confidencial”, por si las dudas un comando ruso explorara “la verdad histórica” de que hablaba Jesús Murillo Karam en su tiempo de Procurador General de Justicia de la República.
Es decir, apoyos que en todo caso están redistribuidos en todas y cada una de las secretarías del gabinete legal y ampliado del gobierno de Veracruz.
Pero, bueno, el mastodonte fue creado por Miguel Alemán Velasco, tuvo vida en el Fidelato y en el Duartazgo, y ahora con la yunicidad camina “viento en popa”, con tanta suerte que la iniciativa de ley de la diputada Marijose Gamboa está congelada.
Las partes miden fuerzas. Gladiadora contra gladiadores. La búsqueda de la transparencia contra la opacidad. La utopía social ante el pragmatismo. El pluralismo ante el poder absoluto. Diógenes y su lámpara ante el rey desnudo de Andersen que se engañaba a sí mismo. La democracia imperfecta ante la dictadura perfecta.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *