xalapa
18
Search
Lunes, 10 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: El gobernador 76

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
05 de noviembre de 2018

Cuitláhuac García será el gobernador número 76 de Veracruz. El primero fue el general Guadalupe Victoria en 1824/1825 y duró sólo dos años, pues en el mismo 1825 se convirtió en el primer presidente de la república.

De entonces a la fecha sólo cuatro gobernadores (Guadalupe Victoria, Antonio López de Santa Anna, Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines) alcanzaron la gloria nacional como jefes del Poder Ejecutivo Federal.
Cuitláhuac es un solterón de 50 años, a quien gustan las modelos de Liverpool como novias, y nació para ganar.
En poco menos de 4 años fue diputado federal y dos veces candidato a gobernador y ganó la silla embrujada del palacio en la segunda ocasión y lo que al 99 por ciento de los políticos cuesta, primero, muchos años, varios sexenios, y segundo, a veces ni haciendo talacha llegan.
Su primer golpe estelar fue cuando del salón de clases en la UV y en el CBTIS brincó a la curul federal y derrotó en las urnas al PRI y PAN.
Desde un principio apostó mucho y de la mano de su padre, el ex diputado local, Atanasio García, maestro de la UV, jugó mucho y fuerte y nada, digamos, le ha caído del cielo.
Líder nato de la izquierda que ya se ha vuelto, nadie dudaría de su voluntad de hierro para seguir empujando la carreta.
En su hábitat neurológico están, por un lado, la perseverancia, y por el otro, la resistencia como rasgos de su perfil sicológico. Incluso, la madrugada del dos de julio cuando era clara su victoria en las urnas, recordó que lo había dicho “pero nadie me creyó”.
Parece un deportista de elite y por eso, quizá, le sobra energía para bailar salsa, dice su biógrafo, en los antros del puerto jarocho.
Y atrás de la utopía suele pelear, como dice El País sobre Pedro Sánchez, “pelota tras pelota”. Tan es así que, por ejemplo, de pronto suspendió el nombramiento del gabinete legal despertando la ansiedad, la zozobra y la incertidumbre en los suyos y en los morenistas, con todo y que hay más de tres mil puestos públicos en el gobierno del estado para repartirse.
Solterón, su vida es sana y familiar. Vive con su padres, de igual manera como millones en el mundo.
Nada fácil que ahora como gobernador se case con su modelo de Liverpool a quien luciera en un solo evento público y desde entonces, el silencio alrededor.

RETRATO DEL PODER

Si un sicólogo aplicara un test a su vida pública algunas categorías universales serían las siguientes:
1) En la segunda ocasión como candidato a gobernador se quedó con el trono imperial y faraónico de Veracruz. AMLO nunca pudo gobernar Tabasco, su pueblo, pero en la tercera vuelta ganó la presidencia de la república.
2) Su biografía política es una carrera meteórica como nunca antes un político, a excepción, quizá, de Miguel Alemán Valdés.
3) Solterón y salsero, será el primer gobernador fifí de Veracruz, acaso comparado con Marco Antonio Muñoz Turnbell, 1950/1956, con fama de galanazo, y Antonio López de Santa Anna, quien cuando se aburría en el palacio de Xalapa nombraba un interino y se iba con una mulata sabrosa a jugar gallos de pueblo en pueblo.
4) La silla embrujada del palacio le llegó de rebote, gracias, entre otras cositas, a la operación electoral del coordinador de MORENA, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, pero más a las valencianas de AMLO.
5) Será el primer gobernador con una modelo de novia.
6) El primer gobernador posgraduado en Alemania, aun cuando Fidel Herrera Beltrán fue posgraduado en Londres y habla inglés y francés, mientras Cuitláhuac apenas y dice buenos días en alemán.
7) Es un político, será un gobernador, con un estilo director de gobernar, sin rodeos ni medias tintas. Por ejemplo, ene número de veces ha anunciado la caída de Jorge Wínckler como fiscal general elegido, por cierto, para 9 años por la LXIV Legislatura.
8) Sus críticos lo señalan de salero y de andar en bailongos, pero olvidan otros antecedentes. Por ejemplo, los bailongos con Rafael Hernández Ochoa con el gabinete legal donde solía destramparse y agarrar de más. Incluso, aquel sexenio fue llamado “el sexenio de la promiscuidad”.
9) Será el primer gobernador de izquierda, y de la izquierda delirante, en un Veracruz donde en año 2016, el PAN lanzó al PRI de su hegemonía priista de 89 años, y este año, MORENA lanzó al PAN luego de dos años de gobierno.
10) El padre de Cuitláhuac le enseñó la ambición política y que el góber electo ha practicado a plenitud. Sin la ambición obsesiva jamás habría alcanzado la gubernatura.
11) La fama pública de que en ningún momento el góber electo ha negociado con grupos políticos. Igual que AMLO ofertó espacios a los políticos de otros partidos, pero él tiene su grupo, su secta, sus tribus, sus hordas, y nadie entra. La versión es que la mayor parte de su fortaleza política está en los amigos profesores de la Universidad Veracruzana y el CBTIS, donde también es profe de tiempo completo.
12) Gobernador de 6 años que será, igual que el panista Miguel Ángel Yunes Linares y los priistas Fidel Herrera Beltrán y Fernando Gutiérrez Barrios, bien podrá soñar con la candidatura presidencial en el año 2024. La posibilidad dependerá, entonces, primero, de su lealtad perruna e inteligente a AMLO. Segundo, de su eficacia en la tarea de gobernar y ejercer el poder. Tercero, de los amarres con las elites políticas de MORENA. Cuarto, de su liderazgo en la Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO. Y quinto, del tamaño de su ambición política.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *